50 Grandes frases del f√ļtbol argentino

2930

El f√ļtbol argentino est√° lleno de frases hist√≥ricas. Muchas de ellas trascendieron el tiempo. Otras son parte de nuestro imaginario popular. En Abr√≠ la Cancha hicimos un racconto de frases y contextos.

Por Carlos Aira

 

Osvaldo Zubeld√≠a, el Zorro de Jun√≠n. Un parteaguas en nuestro f√ļtbol.
OSVALDO ZUBELDIA (1966): ¬ęSI HACEMOS LO QUE TENEMOS QUE HACER NOS VA A IR BIEN. SI NO, VAMOS A TENER QUE IR A TRABAJAR, PERO DE VERDAD¬Ľ.
A mediados de 1966, Osvaldo Zubeld√≠a asumi√≥ la conducci√≥n de Estudiantes de La Plata. El juninense viv√≠a en Capital Federal al igual que muchos de sus dirigidos y todas las ma√Īanas se reun√≠an en la estaci√≥n de Plaza Constituci√≥n desde donde viajaban juntos hacia La Plata.
Luego de una derrota, Zubeld√≠a cit√≥ a todo el plantel a las seis de la ma√Īana en el hall central de la estaci√≥n. En absoluto silencio los oblig√≥ a observar durante horas el tr√°nsito de trabajadores. En un momento, el entrenador reuni√≥ a sus dirigidos y les expres√≥ una frase premonitoria:¬† ¬ęQuer√≠an que vieran esto. Gente que debe trabajar mucho y seguro ganan poco. A veces hacen cosas que no les agrada y ustedes juegan por placer y adem√°s ganan dinero. Si hacen caso, son buenos profesionales, ser√°n famosos‚ÄĚ.
A partir de 1967, Estudiantes de La Plata fue campeón de todo.

 

 

ALFIO BASILE (1997):¬† ¬ęVOY AL FRENTE, POR ESO VOLVI A PERDER 5 A 0¬Ľ
En la primera fecha del Clausura 1997, Racing fue apabullado 5 a 0 por Rosario Central en el Gigante de Arroyito. Como si fuera un estigma, el Coco Basile volv√≠a a recibir cinco goles. Para el Coco el recuerdo remit√≠a al fat√≠dico 5 de septiembre de 1993 cuando Colombia le convirti√≥ los cinco goles a la Argentina del Coco en el Monumental, el ole del p√ļblico ante el toque colombiano y la tapa negra de El Gr√°fico.
En la noche del s√°bado 23 de febrero de 1997, los duendes del f√ļtbol se pusieron la camiseta canalla. Omar Palma y Ruben Da Silva jugaron para la ovaci√≥n. Mart√≠n Cardetti y el brasile√Īo Zinho le dieron cuerpo a la paliza.
5 a 0. Como ante Colombia. En conferencia de prensa, el Coco descerrajó una frase histórica.

 

 

CARLOS SALVADOR BILARDO (2004): ¬ęSE EQUIVOC√ď SE√ĎORITA, ES GATORADE¬Ľ
El Dr. Carlos Salvador Bilardo es una inagotable fuente de anécdotas y frases que quedaron grabadas a fuego. Una de ellas aun se la recuerda por lo bizarra de la situación.
Entrenador de Estudiantes de La Plata desde mediados de 2003, Bilardo hab√≠a polemizado con un sector de la prensa por un tema que lo persegu√≠a hac√≠a d√©cadas: la idea del f√ļtbol como un espect√°culo. Harto de escuchar recriminaciones, el veterano entrenador plane√≥ una puesta¬†escena in√©dita: ingresar al campo de juego con una mesa, una botella de champagne dentro de una frappera, una radio y disfrutar el partido tomando la bebida espumante.
Llegó el domingo 22 de febrero de 2004. Estudiantes visitó a River Plate en el estadio Monumental. Carlos Bilardo cumplió su palabra y salió al campo de juego a disfrutar el espectáculo. El escándalo comenzó cuando la fiscal Claudia Barcia apareció en el entretiempo del partido para llevarse detenido a Bilardo por tener alcohol en un espectáculo deportivo, algo que estaba prohibido.
Cuando Barcia encar√≥ a Bilardo, el entrenador le respondi√≥: ¬ęSe√Īorita, tengo cincuenta a√Īos de cancha. Se equivoc√≥ se√Īorita, esto es Gatorade¬Ľ.

 

 

César Luis Menotti planteó la desdramatización del juego. Ese concepto armó una guerra.
CESAR MENOTTI (1994): ¬ęEL FUTBOL ES TAN GENEROSO QUE EVIT√ď QUE BILARDO SE DEDICARA A LA MEDICINA¬Ľ¬†
Frase histórica dedicada por César Luis Menotti a su archienemigo preferido: Carlos Salvador Bilardo. El duelo, que polarizó la discusión futbolera argentina por espacio de dos décadas, dejó frases como ésta, en un duelo tan interminable, como por momentos improductivo.
Bilardo se recibi√≥ de M√©dico, especializado en ginecolog√≠a, mientras era futbolista profesional del Deportivo Espa√Īol, a√Īo 1965. El Flaco siempre se code√≥ con la intelectualidad.

 

 

DIEGO MARADONA (1999): ¬ęEL SEGUNDO GOL CONTRA INGLATERRA ES UN SUE√ĎO. EN FIORITO SO√ĎABA CON HACER UN GOL ASI EN LA CANCHITA DE ESTRELLA ROJA¬Ľ
Así lo afirmó Diego Armando Maradona en relación al gol para todos los tiempos: el segundo a Inglaterra en la Copa del Mundo México 1986.
¬ŅAlguien podr√° conjugar tanta belleza pl√°stica y coraje deportivo ante un marco que exced√≠a lo deportivo? Lo dudo…
El Pelusa de Fiorito para el Mundo…

 

 

 

 

HECTOR VEIRA (1969): ‚ÄúA MI ME GUSTA TANTO LA NOCHE QUE AL D√ćA LE PONDR√ćA UN TOLDO¬Ľ¬†
El autor de esta frase fue H√©ctor Rodolfo Veira. La misma fue parte de un extenso reportaje realizado por la revista El Gr√°fico en el a√Īo 1969.
A pesar de sus j√≥venes 23 a√Īos, parec√≠a que hab√≠a dado lo mejor de su f√ļtbol.¬†Noct√°mbulo perdido, en aquellos d√≠as se lesionaba m√°s de lo aconsejado.¬†La Comisi√≥n Directiva de San Lorenzo hab√≠a tirado la toalla, entendiendo que encarrilar al zurdo talentoso era causa perdida. La hinchada estaba m√°s atenta a las conquistas amorosas del Bambino que a su juego.
Un personaje con todas las letras.

 

 

CARLOS GRIGUOL (1995): ¬ęVAS A SALIR CAMPEON DE LA CONCHA DE TU HERMANA¬Ľ
Frase histórica dedicada por Carlos Timoteo Griguol a su dirigido Favio Yagui Fernández, luego de una expulsión cuando el equipo estaba a punto de ser campeón.
A fines de 1994, el experimentado entrenador cordobés Carlos Timoteo Griguol tomó la conducción técnica de Gimnasia y Esgrima La Plata. El Lobo platense tenía buenos valores. Una base formada con jugadores de experiencia, como Enzo Noce, el uruguayo Guillermo Sanguinetti, Pablo Morant, Darío Ortiz, Claudio Galvagni, José María Bianco o Sergio Dopazo.
Pero Timoteo metió mano en el equipo y sacó lo mejor de una generación de pibes formados en Estancia Chica: los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, Pablo Fernández, Favio Fernández, Federico Lagorio y un pibe llegado desde Rosario: Andrés Guglieminpietro.
El equipo realiz√≥ una gran campa√Īa en el Clausura 1995. Tan buena que en la 18¬ļ fecha, Gimnasia pod√≠a consagrarse campe√≥n luego de 66 a√Īos. Domingo 18 de junio. Fr√≠o y lluvioso. Ferro Carril Oeste esperaba al Lobo en Caballito.
A los 15 minutos del segundo tiempo llegó el esperado gol tripero en los pies de Carucha Lagorio. A falta de siete minutos, con el partido controlado, una infracción infantil del volante del Yagui Fernández determinó su expulsión por parte del árbitro Roberto Ruscio y la temperamental salida del técnico cordobés en un inolvidable primer plano televisivo.

 

 

CARLOS BILARDO (1987): ¬ęGANAR NO ES LO MAS IMPORTANTE, ES LO √öNICO. SER SEGUNDO NO VALE¬Ľ.
La polémica Bilardo-Menotti comenzó en 1983 y atravesó la vida futbolera de los argentinos con mucha fuerza. Un ring donde no solo se dirimían cuestiones deportivas, sino también sociales y culturales.
En una batalla donde cada mariscal tuvo sus soldados que combatieron dentro del campo de juego y en la arena mediática, el titulo mundial de México 86 le permitió a Carlos Bilardo mantenerse en combate con un arma estratégica: la medalla de campeón del mundo.
A partir de 1986 la guerra Menotti-Bilardo ya no fue igual. El Doctor cambi√≥ el eje del debate. Ya no era jugar pensando en el espect√°culo o el resultado. Ahora, lo √ļnico importante era ganar. Para los segundos, solo habr√≠a desgracias.
En sus carreras como entrenadores, Bilardo y Menotti tienen tres cosas en com√ļn: ambos fueron campeones del mundo con la Selecci√≥n Argentina. Ambos se consagraron una sola vez campeones como entrenadores de clubes. Ambos acumularon m√°s duras que maduras en el recorrido de su carrera.

 

RENATO CESARINI (1968): ¬ęEL JUGADOR DE FUTBOL ES COMO EL CABALLO: SI UNO LO APRIETA, RESPONDE. SI LE SUELTA LA RIENDA, TERMINA VOLTEANDO AL JINETE¬Ľ.¬†
Frase del c√©lebre Renato Cesarini dicha en 1968, luego que dejara la direcci√≥n t√©cnica de River Plate luego de aquella m√≠tica final de Copa Libertadores ante Pe√Īarol de Montevideo en Santiago de Chile.
Cesarini – una biblia de f√ļtbol – qued√≥ en el centro de la escena por una derrota incre√≠ble: River venc√≠a 2 a 0 al t√©rmino del primer tiempo, con goles del Fantasma Daniel Onega y Jorge Indio Solari. En el entretiempo, Renato realiz√≥ un cambio llamativo que sali√≥ muy mal: sac√≥ al lateral Nicha Sainz e hizo ingresar al delantero Juan Carlos Lallana.
En la segunda etapa reaccionaron los carboneros e igualaron con tantos de Spencer y Abadie. En el suplementario, el ecuatoriano Spencer y Pedro Rocha sellaron el 4 a 2 final a favor de los orientales.
Cesarini, nacido en Senigaglia, Italia, el 11 de abril de 1906, se hizo cargo de la derrota en el vestuario. Nunca superó lo sucedido aquel 20 de mayo de 1966. Falleció poco tiempo después de haber dicho esta frase, en una entrevista para la revista El Gráfico, el 29 de marzo de 1969.

 

 

ADOLFO PEDERNERA (1994): ¬ęYA NO EXISTE LA BOHEMIA DE ANTES. HOY EL MENSAJE ES MAS CLARO: SI GANAS, SERV√ćS; SI PERDES, NO¬Ľ.¬†
Frase del maestro Adolfo Pedernera dicha en el a√Īo 1994, pocos meses antes de su fallecimiento.
Nacido en Avellaneda el 15 de noviembre de 1918, fue uno de los m√°s grandes de nuestro f√ļtbol en su historia. Debut√≥ en River Plate en el a√Īo 1935, consumando una campa√Īa jalonada de √©xitos donde se destac√≥ como cerebro de La Maquina, m√≠tico equipo millonario de los a√Īos cuarenta.
Respetado dentro y fuera del campo de juego. Due√Īo de una l√≠nea de conducta intachable. Muchos de sus dirigidos lo consideraron un hermano mayor o un padre. Due√Īo de consejos sabios, profundos silencios y frases memorables.
En 1993 escribi√≥ ¬ęEl f√ļtbol que viv√≠ … y que yo siento¬ę. Adolfo Pedernera, El Maestro, falleci√≥ el 12 de mayo de 1995.

 

 

 

 

2 de junio de 1996. En Ecuador, Daniel Passarella acu√Ī√≥ la m√≠tica frase ¬ęLa pelota no dobla¬Ľ. Nunca una autocr√≠tica.
DANIEL PASSARELLA (1996): ¬ęLA PELOTA NO DOBLA¬Ľ
Frase de Daniel Passarella, entrenador del seleccionado nacional luego de una dura derrota en Quito ante Ecuador.
No era un buen momento del entrenador. Jaqueado por decisiones controversiales (pelo corto, aritos, rinoscopías), estaba en el ojo de la tormenta del pueblo futbolero. Tanto es así que la victoria ante Bolivia en la fecha inicial de la eliminatoria mundialista no había conformado a nadie.
Domingo 2 de junio de 1996. Segunda fecha. En Quito, Argentina no hizo pie. Jug√≥ un partido espantoso y cay√≥ 2 a 0 ante los locales. En la conferencia de prensa, en vez de brindar una autocr√≠tica, Daniel Passarella circunscribi√≥ la derrota a la altura: ¬ęLa pelota no dobla, as√≠ no podemos jugar¬Ľ
En la misma eliminatoria, pero en la altura de La Paz, Passarella estuvo inmerso en otra triste polémica.

 

 

LUIS PENTRELLI (1965): ¬ęTOCO Y ME VOY¬Ľ
La frase es parte del acerbo cultural argentino. Pero, ¬ŅQui√©n es el due√Īo de la frase?
Luis Pentrelli fue un veloz y cerebral volante derecho. Insider, como se dec√≠a en su tiempo. Naci√≥ en Capital Federal el 17 de marzo de 1932.¬†Surgi√≥ en Boca Juniors en 1951. Al a√Īo siguiente pas√≥ a Sarmiento de Jun√≠n y luego recal√≥ en Gimnasia Esgrima La Plata.
Luego de unas cuantas buenas temporadas, en 1957 fue transferido al Udinese italiano. En Friuli fue √≠dolo y figura. All√≠ se acostumbr√≥ a un nuevo f√ļtbol, donde el catenaccio derrotaba a las delanteras. Pentrelli comenz√≥ a jugar retrasado, descargando r√°pido para la devoluci√≥n en velocidad.
En 1965 volvi√≥ a la Argentina. Veterano, lo contrat√≥ Racing Club, donde estaba germinando el m√≠tico Equipo de Jos√©. Su forma de juego llam√≥ la atenci√≥n. Un 10 retrasado. Demasiado para lo que se ve√≠an en nuestras canchas. Una verdadera puerta giratoria. Entrevistado por Osvaldo Ardizzone en El Gr√°fico, Luis Pentrelli describi√≥ su juego como ¬ęToco y me voy¬ę.
Toco y me voy. Touch and Go. Todas expresiones que surgieron de una lógica futbolística que Luis Pentrelli trajo desde Italia.

 

 

ALBERTO MARCICO (1995): ¬ęYO LE DIRIA A MENEM QUE TRASLADE LA QUINTA DE OLIVOS A MONTE CHINGOLO. AHI LE CAMBIARIA LA OPTICA DEL PAIS¬Ľ
1995 fue a√Īo electoral en la Rep√ļblica Argentina. Intenso. Eran d√≠as disruptivos para la sociedad argentina. Carlos Saul Menem fue reelecto con el 52% de los votos.
En esos días, Alberto José Márcico era la figura de Boca Juniors. Podía quedarse en el molde, pero no lo hizo. Criticó las políticas sociales del liberalismo y le pegó un palo enorme a la frivolidad menemista.
Eran √©pocas en las cuales los futbolistas no ten√≠an problemas¬†en declarar lo que pensaban en t√©rminos pol√≠ticos y sociales…

 

 

Coco Basile DT de Racing.
ALFIO BASILE (1988): ¬ęSOY HINCHA DE SPORTIVO GANAR, PERO NO FANATICO¬Ľ
En aquellos d√≠as, Coco era entrenador de la Academia. En¬†medio de la guerra fratricida entre C√©sar Luis Menotti y Carlos Salvador Bilardo, Basile fij√≥ una extra√Īa tercera posici√≥n.
Eran tiempos en los cuales el debate era La Nuestra o Ganar como sea. Coco fue claro: quiero ganar, pero no de cualquier forma.
Los equipos dirigidos por Basile siempre se caracterizaron por tener un juego ofensivo y agradable. No por eso, sin pensar en el resultado.

 

 

Hugo Gatti en 1981
HUGO GATTI (1982): ¬ęEN EL PUESTO DE LOS BOBOS SOY EL MAS VIVO¬Ľ
El saber popular dice que el arco es para los gorditos o pataduras. Lo cierto es que es el puesto de los locos y solitarios, Gatti supo venderse muy bien. A su clásica vincha y buzos llamativos, se sumó un estilo que mezcló la anticipación de Amadeo Carrizo y los reflejos de Néstor Errea.
El Loco fue una marca registrada de nuestro f√ļtbol desde su debut en 1962 – defendiendo los palos de Atlanta -, hasta su traum√°tica salida de Boca Juniors en 1988. Tuvo momentos excepcionales. Tambi√©n de las otras, en las cuales los goles bobos eran una realidad.¬†

 

 

 

 

JOSE OMAR PASTORIZA (1978): ¬ę¬°VUELVAN A LA CANCHA! ¬°SEAN HOMBRES, JUEGUEN Y GANEN!¬Ľ
Frase histórica de José Omar Pastoriza en la mítica noche del 25 de enero de 1978.
Segunda final del Nacional 1977. La Boutique se hab√≠a engalanado para la vuelta ol√≠mpica. Talleres de C√≥rdoba ante la posibilidad del t√≠tulo. En frente, Independiente. En Avellaneda hab√≠an igualado 1 a 1.¬†Catorce minutos del segundo tiempo. Claro gol con la mano de √Āngel Bocanelli que convalid√≥ el √°rbitro Roberto Barreiro. 2 a 1 arriba la T. Todo Independiente le protest√≥. Tres expulsados: Enzo Trossero, Omar Larrosa y Rub√©n Galv√°n.¬†
El equipo se quer√≠a ir del campo de juego. Fue el Pato Pastoriza, guerrero de mil batallas, qui√©n los par√≥ en seco y les dijo: ¬ęVuelvan a la cancha. Vayan, sean hombres, jueguen y ganen¬Ľ
A los rojos les serv√≠a el empate por gol de visitante. A falta de siete minutos, y con tres jugadores menos, la m√≠tica pared entre Mariano Biondi y Ricardo Bochini (el d√≠a que cumpl√≠a 24 a√Īos), para marcar el empate y una haza√Īa √ļnica.

 

TIM (1968): ¬ęEL FUTBOL ES UNA MANTA CORTA: SI TE TAPAS LOS PIES TE DESTAPAS LA CABEZA Y SI TE TAPAS LA CABEZA TE DESTAPAS LOS PIES¬Ľ
Elba de Padua Lima fue su nombre de nacimiento, pero el mundo del f√ļtbol lo conoci√≥ por Tim.
Hab√≠a nacido en Brasil en 1915. Delantero de gran t√©cnica, fue una de las figuras del f√ļtbol brasile√Īo en los a√Īos treinta del siglo pasado. En Fluminense, el club que lo llev√≥ al estrellato, lo amaron en forma incondicional: entre 1936 y 1941, salvo en 1939, conquist√≥ todos los campeonatos cariocas.
En 1953 comenz√≥ su carrera como entrenador. Primero en el modesto Bang√ļ. Luego en Fluminense. En 1967 un cuervo nost√°lgico record√≥ sus gambetas bajo las luces del Gas√≥metro durante enero de 1937. Campeonato Sudamericano. Lo contrataron y comenz√≥ a dirigir San Lorenzo de Almagro.
Tim hizo de los Carasucias un equipo serio. Los m√≠ticos Matadores. Campeones del Metropolitano 1968. Cuentan que Tim daba las charlas t√©cnicas con chapitas que iba moviendo en el piso. Due√Īo de una frase hist√≥rica: ¬ęEl f√ļtbol es una manta corta: si te tapas los pies te descubr√≠s la cabeza, y si te tapas la cabeza te descubr√≠s los pies¬Ľ
Elba de Padua Lima, Tim, falleció en Río de Janeiro el 7 de julio de 1984.

 

 

DIEGO MARADONA (1994): ¬ęME CORTARON LAS PIERNAS¬Ľ
El lunes 27 de junio de 1994 todo el mundo se conmocion√≥ con la noticia de un doping positivo en la Copa del Mundo de Estados Unidos. Luego del partido ante Nigeria, Sergio V√°zquez y Diego Maradona concurrieron al control antidopaje. En el atardecer de aquel d√≠a, cuando se confirm√≥ que FIFA suspender√≠a a Diego por la extra√Īa efedrina, un silencio atroz atrap√≥ a todos los argentinos. Detr√°s, todas las tramas.
Maradona fue obligado a dejar la concentraci√≥n. En un mano a mano con el periodista Adri√°n Paenza, un Diego lloroso y d√©bil como nunca se lo hab√≠a visto desliz√≥ una frase que conmovi√≥ a la opini√≥n p√ļblica: ¬ęNo quiero dramatizar, pero me cortaron las piernas¬ę.

 

 

VALENTIN SUAREZ (1981): ¬ęEL FUTBOL DEJO DE SER UN JUEGO CUANDO SE CONVIRTIO EN EL FACTOR DE BIENESTAR DEL JUGADOR Y SU FAMILIA¬Ľ
Valent√≠n Su√°rez fue un personaje importante en la historia del f√ļtbol argentino. Interventor de AFA en dos periodos. El primero, durante el gobierno justicialista, a partir de 1948. El segundo, con el gobierno dictatorial de Juan Carlos Ongan√≠a, en 1966.
Llev√≥ adelante profundos cambios en nuestro f√ļtbol. El m√°s recordado, la conformaci√≥n del campeonato Metropolitano y Nacional, a partir de 1967.
Hombre ligado a la vida institucional de Banfield, club que presidió en varios períodos, fue un hombre de consulta durante décadas. En 1981 fue el principar asesor de Amalia Lacroze de Fortabat en el proyecto Loma Negra.
En aquellos d√≠as que los olavarrienses parec√≠an llevarse todo por delante con la prepotencia de la fortuna Fortabat, Su√°rez dej√≥ esta frase como sentencia: ¬ęEl f√ļtbol dej√≥ de ser un juego cuando se convirti√≥ en el factor de bienestar del jugador y su familia¬Ľ.
Valentín Erundino Suárez nació el 6 de enero de 1916 y falleció el 28 de octubre de 1993. Hacía poco había cumplido su cuarto mandato al frente del Taladro.

 

 

PEDRO MARCHETTA (2005): ¬ęSI YO HUBIESE SIDO RUBIO Y DE OJOS CELESTES, SEGURO QUE DIRIGIA LA SELECCI√ďN. NUNCA ME LA OFRECIERON PORQUE SOY NEGRO¬Ľ
La frase le pertenece a Pedro Marchetta, uno de los personajes m√°s locuaces y filosos de nuestro f√ļtbol.
En 1993, el popular Negro estaba realizando una gran campa√Īa al frente del Club Atl√©tico Independiente. En una entrevista realizada por El Gr√°fico se despach√≥ con esta frase fuera de temario.
La misma tiene su historia. En 1990, cuando Alfio Basile asumi√≥ la direcci√≥n t√©cnica del seleccionado nacional, Marchetta era n√ļmero puesto para dirigir los juveniles. Algunos miembros del Comit√© Ejecutivo entend√≠an que el Negro no ten√≠a el perfil internacional requerido, am√©n de una¬†fama de borracho y mentiroso, construida¬†a base¬†de prejuicios.
Recordemos que la dirección de juveniles recayó en Reinaldo Carlos Merlo, y el sonado fracaso deportivo y escándalo en el Mundial Juvenil de Portugal 1991. Se había quedado con la espina clavada y en un momento la escupió.
El Negro Marchetta falleció el 7 de abril de 2022.

 

 

 

 

TURCO GARCIA (2007): ¬ęSOY UN GRAN EJEMPLO DE LO QUE NO HAY QUE HACER¬Ľ
Claudio Omar Garc√≠a fue un delantero espectacular. Tal vez sin esa ¬ęjerarqu√≠a internacional¬Ľ tan mentada hoy, pero con todas las condiciones para ser un enorme √≠dolo en el f√ļtbol argentino.
El Turco, surgido en Hurac√°n, fue figura del Racing Club. En la Academia jug√≥ entre 1991 y 1995. Campe√≥n de Am√©rica 1991 y 1993. Delantero tan espectacular como extrovertido. Ropa de colores, pelo te√Īido y tatuajes. Una rareza para la √©poca.
Su contra cara fueron sus excesos. Confes√≥ una adicci√≥n que lo atrap√≥ desde muy joven, cuando a√ļn era jugador de Hurac√°n. Se lo vio muy mal. Realmente desmejorado. Tuvo la fortaleza para recuperarse y encarar una nueva vida. Entre risas y l√°grimas dej√≥ esta frase como sentencia…

 

 

RICARDO BOCHINI (2016): ¬ęANTES, EN INDEPENDIENTE, LOS JUGADORES ERAN FUERTES Y CON PERSONALIDAD. NO IBAN A LA PELUQUERIA ANTES DE JUGAR¬Ľ
Ricardo Enrique Bochini tal vez sea el futbolista más importante en la historia del Club Atlético Independiente.
Bocha para todos, debido a¬†una calvicie que lo afect√≥ desde su juventud. Due√Īo de un juego prodigioso que le permiti√≥ realizar una maravillosa carrera que dur√≥ casi veinte a√Īos vistiendo una sola camiseta, con la cual gan√≥ toda clase de t√≠tulos.
En esta trayectoria, Bochini fue compa√Īero de jugadores con la personalidad de Jos√© Omar Pastoriza, Rub√©n Galv√°n, Enzo Trossero, Luis Islas, Pedro Monz√≥n o Rogelio Delgado, entre otros.
Por eso, el querido Bocha no tuvo otra forma de explicar la realidad de las √ļltimas generaciones de futbolistas de Independiente. No sabr√≠a decir si tiene que ver con la peluquer√≠a, pero convengamos que en las √ļltimas d√©cadas los muchachos rojos estuvieron lejos de cosechar las glorias que logr√≥ el √≠dolo.

 

 

UBALDO RATTIN (1999): ¬ęEN MEXICO 86 GANAMOS EL MUNDIAL GRACIAS A MARADONA. SI EL TECNICO ERA YO, CHERQUIS BIALO O ANY VENTURA ERAMOS CAMPEONES IGUAL¬Ľ
La frase le pertenece a un bronce del f√ļtbol argentino como lo es Antonio Ubaldo Rattin, el popular Rata.
La d√©cada del sesenta dej√≥ profundas heridas en el f√ļtbol argentino. El advenimiento de Estudiantes de La Plata dividi√≥ las aguas para siempre. Para algunos protagonistas de aquellos d√≠as, Carlos Salvador Bilardo es algo as√≠ como el anticristo.
¬ŅBilardo arm√≥ el equipo campe√≥n en 1986? ¬ŅJulio Grondona fue fundamental en la lista final con jugadores que luego fueron definitorios? ¬ŅEl genio de Diego Maradona trascend√≠a entrenadores y compa√Īeros? Preguntas sin respuestas y una sola realidad: Argentina se consagr√≥ campe√≥n mundial con la direcci√≥n t√©cnica del narig√≥n de La Paternal.
Convengamos que un seleccionado dirigido por Any Ventura tendría mucha gracia.

 

 

MARCELO BIELSA (2000): ¬ęSOY PARTIDARIO DE UN FUTBOL MAS URGENTE Y MENOS PACIENTE. PORQUE SOY ANSIOSO Y TAMBIEN PORQUE SOY ARGENTINO¬Ľ
Frase de Marcelo Alberto Bielsa, para definir su car√°cter¬†all√° por el a√Īo 2000, cuando era entrenador del Seleccionado Argentino.
Ansioso, urgente y vital. Así se podría definir un perfil del entrenador rosarino. Consultado por la forma extrema de vivir los partidos, Bielsa declaró a la prensa esta frase, que lo define de cuerpo entero.
En un pa√≠s donde muchos encuentran connotaciones negativas a su argentinidad, Marcelo Bielsa, prototipo de trabajo y honestidad intelectual, reivindica su procedencia y sesgo nacional. Para pensarlo, ¬ŅNo?

 

 

ADOLFO PEDERNERA (1984): ¬ęLAS COSAS QUE HOY VEO YA LAS VI ANTES, PERO HOY NO VEO COSAS QUE VI AYER¬Ľ
Frase de una biblia de f√ļtbol como don Adolfo Alfredo Pedernera, uno de los futbolistas y maestros m√°s importantes que tuvo el f√ļtbol argentino en su historia.
A mediados de la d√©cada del ochenta, con el maestro sumando setenta a√Īos, se lo consult√≥ sobre la vieja dicotom√≠a: ¬ŅCual f√ļtbol era mejor, el de ayer o el de hoy?¬†Adolfo, que en aquellos d√≠as trabajaba con los juveniles de River, respondi√≥ con la sabidur√≠a que lo caracteriz√≥.
Pero, ¬ŅFue as√≠?. ¬ŅLas cosas que hizo La M√°quina que el protagoniz√≥ no las hizo nadie m√°s? El debate es eterno…

 

 

 

 

ROBERTO PERFUMO (1996): ¬ęLOS BUENOS JUGADORES SE VEN CUANDO SU EQUIPO VA PERDIENDO; CUANDO VAS GANANDO HASTA EL MAS CAG√ďN LA ROMPE¬Ľ
En su libro Jugar al F√ļtbol, el recordado¬†Roberto Alfredo Perfumo dej√≥ plasmadas una enorme cantidad de ideas y conceptos futboleros. Mas all√° de jugosas an√©cdotas.
El debate futbolero es eterno. Como esta frase del Mariscal que va directa al coraz√≥n del hincha. ¬ŅA quien aplaudir? ¬ŅAl talentoso de mil firuletes cuando ganas 3 a 1 o al laborioso que la pide cuando ese mismo crack se esconde?
Lo dicho, el debate eterno. Como el Mariscal….

 

 

FERNANDO PANDOLFI (2000): ¬ęEL JUGADOR ES DESCARTABLE: TE EXPRIMEN AL MAXIMO Y CUANDO NO SERVIS MAS, TE RAJAN¬Ľ
Fernando Daniel Pandolfi, el Rifle para el mundo del f√ļtbol, apareci√≥ con fuerza en el V√©lez S√°rsfield dirigido por Carlos Bianchi. Tanto, que a fuerza de golazos se hizo un nombre en el f√ļtbol argentino.
Nacido en Buenos Aires el 29 de mayo de 1974. Hijo de Carlos Pandolfi, delantero de los a√Īos setentas y directivo de Futbolistas Argentinos Agremiados. Debut√≥ en la primera velezana¬†en 1994.¬†Zurdo y talentoso, a partir del Apertura 1995 comenz√≥ a coleccionar campeonatos con la V azulada.
En 1997 pas√≥ al Perugia, volvi√≥ a V√©lez y en 2000 Carlos Bianchi lo llev√≥ a Boca Juniors. All√≠ tambi√©n fue figura. Pero no era feliz. Lo agobiaba la idea de ser prenda comercial permanente. Mientras desarrollaba su carrera, se volcaba con intensa pasi√≥n hacia la m√ļsica.
En 2000, luego de ganar la Copa Libertadores de Am√©rica, descerraj√≥ esta frase sin anestesia. Estaba harto del f√ļtbol. Dos a√Īos despu√©s, con s√≥lo 28 a√Īos, dej√≥ la pr√°ctica profesional.

 

MARCELO FUENTES (2014): ¬ęLAMOLINA ME DIO SIN FORRO. EN TREINTA DIAS VER√Č SI ESTOY EMBARAZADO¬Ľ
¬ŅPor cual raz√≥n a Marcelo Fuentes se le ocurri√≥ una salida de ese estilo? Es una de las declaraciones m√°s curiosas en la historia del f√ļtbol argentino. Porque se puede estar caliente por un arbitraje, pero esta declaraci√≥n llama poderosamente la atenci√≥n.
En la ma√Īana del domingo 19 de mayo de 2014, Hurac√°n recibi√≥ a Sarmiento de Jun√≠n en el Palacio Duc√≥. Campeonato de la B Nacional. Los verdes, dirigidos por Fuentes, se fueron al entretiempo venciendo 1 a 0. En la segunda etapa, Hurac√°n lo dio vuelta. Los fallos del √°rbitro Nicol√°s Lamolina fueron determinantes para la victoria quemera.
En el vestuario, Fuentes se sac√≥: ¬ęMe preguntan si nos caemos en el segundo tiempo y venimos jugando partidos sin quedar embarazados. Mir√° que no qued√© embarazado con Laverni ante Defensa y Justicia de local y con este pibe (por Lamolina) me voy a enterar porque sab√©s que me dio sin forro. Ahora tengo que ver en 30 d√≠as si me indispongo o no¬Ľ
Pasar√°n los a√Īos, y siempre recordaremos la situaci√≥n embarazosa de Marcelo Fuentes…

 

 

GUILLERMO BARROS SCHELOTTO (2004): ¬ęESTE SE√ĎOR, QUE NO SE COMO SE LLAMA, ME ESTA INSULTANDO¬Ľ
Una de las frases históricas de un jugador que dejó mil anécdotas: Guillermo Barros Schelotto.
Una llamativa mezcla de atorrante y pibe bien de la aristocracia platense. Desde su debut en la primera división de Gimnasia, en 1991, el Mellizo se caracterizó por una gambeta implacable. Una visión de juego magnífica y un estilete en la lengua.
√ćdolo total en Boca Juniors, club al cual arrib√≥ en 1997. Gan√≥ absolutamente todos los t√≠tulos posibles, consagr√°ndose como uno de los grandes de la historia del club de la Ribera. Sus duelos ante River eran un partido aparte. Como aquella noche del 17 de junio de 2004.
Semifinal de Copa Libertadores. River y Boca en el estadio Monumental. Partido duro por dem√°s.¬†Entre tanto entrevero, un insulto desde el banco de suplentes millonario. Era Hern√°n D√≠az. Un hist√≥rico del f√ļtbol argentino. Guillermo Barros Schelotto mir√≥ al √°rbitro H√©ctor Baldassi y le dijo: ¬ęEse se√Īor, que no se como se llama, me esta insultando‚ÄĚ.

 

 

PANCHO VILLEGAS (1966): ¬ęPIBE, LAS QUE VAN CERCA DEL PALO EST√Ā BIEN; LAS QUE ENTRAN ARRIBA, EN EL √ĀNGULO, TAMBIEN; LAS DE REBOTE, PUEDE SER. ¬°PERO LAS PELOTAS QUE VAN AFUERA NO ME LAS METAS ADENTRO DEL ARCO!¬Ľ
Francisco Pancho Villegas fue un verdadero trotamundos. Un enamorado del f√ļtbol que llev√≥ su impronta por todo el continente.
Hab√≠a nacido en Buenos Aires el 6 de octubre de 1924. Pronto comenz√≥ a jugar en las divisiones inferiores de River Plate. Debut√≥ en la primera millonaria en la √©poca de Jos√© Manuel Moreno y Angel Labruna. Luego su destino lo llev√≥ a Pe√Īarol de Montevideo y a Espa√Īa, la tierra de sus padres. All√≠ visti√≥ las camisetas de Zaragoza, Sevilla y Real Madrid.
En 1959, con 34 a√Īos, comenz√≥ su carrera como entrenador. Primero en el Puebla mexicano. Luego en el Atl√©tico Chalaco peruano. Regres√≥ al pa√≠s para dirigir Almagro en la B. Hizo una gran campa√Īa. Fue a Chile. Campe√≥n con Magallanes. Gran campa√Īa con Uni√≥n Espa√Īola.
Pero lo mejor lo vivi√≥ en Colombia. All√° fue un pr√≥cer. Una luminaria. Un verdadero loco por el f√ļtbol. Cult√≠simo lector. Apasionado. Primero Once Caldas, luego Deportes Cucuta. En 1965, Deportivo Cali, donde se consagr√≥ campe√≥n.
En tierra colombiana, Pancho Villegas fue due√Īo de una enorme cantidad de an√©cdotas. Como aquella vez que le dijo a un arquero del Once Caldas que estaba teniendo una tarde particularmente mala: ¬ęPibe, las que van cerca del palo est√° bien, las que entran arriba en el √°ngulo tambi√©n, las de rebote puede ser, pero las pelotas que van afuera no me las meta en el arco¬Ľ
Pancho Villegas falleci√≥ el s√°bado 16 de octubre de 1976 en la ciudad de M√©xico. Ten√≠a 52 a√Īos.

 

 

 

 

César Luis Menotti.
CESAR LUIS MENOTTI (1990): ¬ęEL UNICO QUE PUEDE SALVAR AL FUTBOL ARGENTINO SOY YO¬Ľ
Pavada de declaración. Su autor fue César Luis Menotti y la expresó en agosto de 1990 a la revista El Gráfico.
En aquellos d√≠as el flaco de Fisherton era entrenador de Pe√Īarol de Montevideo. Carlos Salvador Bilardo hab√≠a dejado de ser entrenador del seleccionado nacional luego de Italia 1990 y AFA buscaba un sucesor.¬†
Menotti declar√≥: ¬ęLo digo sin falta modestia. El √ļnico que puede salvar al f√ļtbol argentino es un tipo como yo. Por lo que represento, por toda la pol√©mica que puedo levantar. Siempre he sido coherente con mi mensaje y a mis equipos se los va a ver, para saber que ofrecen. Tienen ilusi√≥n y un sentido est√©tico para el espect√°culo¬Ľ.¬†
D√≠as m√°s tarde, AFA confirm√≥ a Alfio Basile. El Flaco fracas√≥ en Montevideo y volver√° a nuestro f√ļtbol en 1993, para dirigir a Boca Juniors.

 

 

Dante Panzeri.
DANTE PANZERI (1969): ¬ęESTUDIANTES ES LA REPRESENTACION DE LA VIOLENCIA PARA EL LUCRO APLICADA AL DEPORTE¬Ľ
Frase fue acu√Īada por el periodista Dante Panzeri en el a√Īo 1969, cuando Estudiantes de La Plata disput√≥ ante el Milan un¬†escandaloso¬†partido por la Copa Intercontinental de Clubes.
Aquella noche del 22 de octubre¬†de 1969 fue una jornada negra para el f√ļtbol argentino. En la Bombonera, aquel Estudiantes de Zubeld√≠a mostr√≥ su peor cara. Un concierto de golpes, agresiones, insultos y escupitajos. Con dos agresiones arteras. Primero el tucumano Ram√≥n Aguirre Su√°rez desfigurando a N√©stor Comb√≠n. Luego el arquero Alberto¬†Poletti golpeando en el piso con una patada a Gianni Rivera. Fue tan grande el esc√°ndalo que el gobierno del dictador Juan Carlos Ongan√≠a resolvi√≥ detener a Alberto Poletti y Ramon Aguirre Suarez, quienes pasaron un mes en la c√°rcel de Devoto.
Nacido en Rosario el 5 de noviembre de 1921 y criado en diversos pueblos cordobeses, Dante Panzeri lleg√≥ a Buenos Aires a comienzos de los a√Īos cuarenta. Redactor de El Gr√°fico, su estilo¬†cr√≠tico y profundo estuvo impregnado por un halo de √©tica y moralidad.
Panzeri, enfrentado con Osvaldo Zubeld√≠a y su concepci√≥n del f√ļtbol, no dud√≥ en catalogar a aquel equipo multicampe√≥n como una ¬ęrepresentaci√≥n de la violencia para el lucro aplicada al f√ļtbol¬Ľ.
Controversial, pol√©mico – y curiosamente –¬†muy pocas veces¬†debatido a fondo. Un bronce al cual pocos se animan a polemizar. Ese fue Dante Panzeri.

 

 

LAUREANO DURAN (1962): ¬ęGIMNASIA ES PUEBLO, GIMNASIA ES PERIFERIA Y ES EL ULTIMO MITO VIVIENTE DE LA CIUDAD¬Ľ
Laureano Dur√°n fue presidente de Gimnasia y Esgrima de La Plata entre 1957 y 1967. Durante su gesti√≥n, los triperos vivieron momentos importantes, por ejemplo, aquella campa√Īa de 1962. Tan eterna como el apodo que gener√≥: El Lobo.
Fue un tripero emocionante. No tuvo ning√ļn reparo en deparar el car√°cter popular de Gimnasia.¬†Un club abierto a las barriadas perif√©ricas. Tiempos en los cuales Gimnasia sum√≥ una enorme popularidad en Ensenada y Berrisso por una estrategia trazada por el propio Cholo Dur√°n: llevar el club a las barriadas.
Alguna vez, la directiva de Estudiantes entendi√≥ que hac√≠a demagogia. La respuesta de Laureano Dur√°n fue antol√≥gica: ‚ÄúGimnasia es pueblo, Gimnasia es periferia y es el √ļltimo mito viviente de la ciudad‚ÄĚ.

 

 

ROBERTO FONTANARROSA (1998): ¬ęAL GOL DE POY LO VI POR LA TELE. UNO SE ACUERDA SIEMPRE LO QUE ESTABA HACIENDO CUANDO OCURREN ESTAS COSAS, COMO EL DIA QUE MATARON A KENNEDY¬Ľ
Para todos los hinchas de Rosario Central, el 19 de diciembre de 1971 es una fecha sagrada. Fue la tarde del m√≠tico gol de Aldo Pedro Poy a Newells. Semifinal del Nacional. Luego vendr√≠a la final ante San Lorenzo. La victoria 2 a 1 y el festejo hasta la madrugada. Pero la fecha se√Īalada no fue el t√≠tulo. No: fue aquella semifinal…
Roberto Fontanarosa, símbolo canaya, es un emblema de la literatura deportiva argentina. Sus aportes son interminables. Pero hay un cuento sublime: 19 de diciembre. La historia del Viejo Casale. El hombre invicto en clásicos ante Newells que secuestran, llevan al Monumental, y muere de un infarto luego de la victoria final.
El Negro no estuvo en River. Vio el partido por la tele. Todos recordamos, no importa el club del cual seamos hinchas, donde est√°bamos en ese momento glorioso para nuestros corazones.

 

 

HUGO GATTI (1975): ¬ę¬ŅPOR QUE NO ME TIRE? PORQUE A LOS GOLES LINDOS HAY QUE MIRARLOS, MAESTRO¬Ľ
En sus casi tres décadas de trayectoria, Hugo Orlando Gatti recogió anécdotas para convertirlo en un actor central de su tiempo. Carismático y genial, el Loco fue un arquero de excepción sin moverse de su estilo: volante y achique.
En 1975, Gatti lleg√≥ a Uni√≥n de Santa Fe. Los tatengues volv√≠an a primera y armaron un equipo sensacional: El Loco en el arco, Rub√©n Su√Ī√©, Baudillo Jauregui, Sacconi y Barro; Roberto Esp√≥sito, V√≠ctor Marchetti y Victorio Cocco; Heber Mastr√°ngelo, Leopoldo Jacinto Luque y Miguel Tojo. El entrenador, otro inefable: Juan Carlos Lorenzo.
En la √ļltima fecha del Metropolitano 1975 se jug√≥ el cl√°sico santafesino en el Cementerio de los Elefantes. Col√≥n tambi√©n ten√≠a un gran equipo: dos centrales que hicieron historia como Hugo Villaverde y Enzo Trossero. Arriba, el zurdo Carlos L√≥pez, Ernesto √Ālvarez, Jos√© Luis Salda√Īo y un delantero chacabuquense que le pegaba con un ca√Īo: Hugo Coscia.
17 de agosto de 1975. Cl√°sico ardoroso. El remate potente de Coscia. Gatti no se mueve. Golazo. Derrota de su equipo 3 a 2. En el vestuario, Lorenzo le recrimin√≥ a Gatti su falta de reacci√≥n. La respuesta de Gatti fue antol√≥gica: ‚Äú¬ŅPorque no me tir√©? Porque los goles lindos hay que mirarlos, maestro‚ÄĚ.
Al a√Īo siguiente, Gatti se visti√≥ de xeneize junto al Heber Mastr√°ngelo y el Chapa Su√Ī√©. Con la direcci√≥n t√©cnica de Juan Carlos Lorenzo.

 

 

 

 

 

RUBEN AYALA (1974): ¬ęEN EUROPA NO SE CONSIGUEN¬Ľ
Frase para la historia de Rubén Hugo Ayala, el verdadero Ratón Ayala.
Delantero de endiablada habilidad y velocidad. Nacido en Humboldt, provincia de Santa Fe, el 8 de enero de 1950. Surgido en las divisiones inferiores de San Lorenzo. All√≠ lo molde√≥ el maestro Ernesto Duchini, qui√©n lo recomend√≥ para la primera junto a Ram√≥n Cacho Heredia. Debut√≥ en 1968, el a√Īo de Los Matadores. Pronto destac√≥ por sus cualidades futbolisticas, pero tambi√©n por su pelo largu√≠simo. Extra√Īo para la √©poca.
Figura del San Lorenzo bi-campeón 1972 (Metropolitano y Nacional), fue trasferido a Atlético Madrid. Junto con él, también viajó Cacho Heredia. Ambos fueron enormes figuras a orillas del Manzanares. Tanto fue así que eran las grandes estrellas del equipo argentino que disputó la Copa del Mundo 1974.
A fines de ese a√Īo, en el pico de popularidad, Rub√©n Ayala film√≥ una publicidad de botines Interminable.
La misma¬†fue filmada en el Estadio de River Plate (a√ļn herradura), con la direcci√≥n de Eliseo Subiela.¬†Con un pasodoble de fondo, el Rat√≥n – vistiendo la camiseta del equipo madrile√Īo – luego de pegarle de volea una y otra vez, menea la cabeza recomendando comprar los timbos ya que¬†en Europa no se consiguen. Ayala era uno de los pocos futbolistas nacionales que jugaba en el viejo continente…
Si Luis Pentrelli inmortaliz√≥ el Toco y me Voy, Ayala quedar√° en la historia por sus piques electrizantes, sus goles y porque En Europa no se consiguen…

 

 

BERNABE FERREYRA (1959): ¬ę¬ŅSI PODRIA JUGAR AHORA? PERO M¬īJO: CON 20 A√ĎOS Y 70 KILOS COMO NO PODRIA JUGAR. EL FUTBOL NO TIENE SECRETOS¬Ľ
El eterno debate del f√ļtbol argentino. ¬ŅLos grandes de ayer podr√≠an jugar hoy? Esta duda no surgi√≥ en los √ļltimos a√Īos, cuando los cambios f√≠sicos y t√°cticos se hicieron vertiginosos. No. Desde que la pelota comenz√≥ a rodar y fueron llegando nuevas camadas de jugadores, el debate siempre estuvo presente.
En los a√Īos treinta, cuando Bernab√© Ferreyra era ley, muchos hinchas a√Īoraban el f√ļtbol del Racing heptacampe√≥n. En 1959, la Revista el Gr√°fico entrevist√≥ al Mortero de Rufino. Bernab√©, con mucha humildad, le expres√≥ al periodista: ¬ę¬ŅUsted me pregunta si yo ahora podr√≠a jugar como lo hac√≠a antes? Pero m hijito, con 20 a√Īos, 70 kilos y todas las ganas de tragarme la cancha, c√≥mo no podr√≠a jugar… Pero si el f√ļtbol no tiene secretos¬Ľ.

 

 

PULPA ETCHAMENDI (1966): ¬ęPIZZUTI MANDA AL FRENTE A SUS JUGADORES PORQUE ES SOLTERO. NOSOTROS TENEMOS FAMILIA Y HAY QUE LLENAR LA HELADERA¬Ľ
Los a√Īos sesenta fueron defensivos en nuestro f√ļtbol. Hubo bocanadas de aire muy fresco, como lo fue el m√≠tico Racing de Jos√©. Todos atacaban. Todos defend√≠an. Si en 1965, el campe√≥n Boca Juniors se consagr√≥ con s√≥lo 55 goles a favor, los 70 goles de la Academia eran un b√°lsamo.
Pero el ejemplo no cund√≠a. No todos los entrenadores se animaban al ejercicio t√°ctico que planteaba Juan Jos√© Pizzuti. Uno de ellos era el uruguayo Washington Etchamendi. El Pulpa, como lo hab√≠an bautizado en su Paysand√ļ natal.
Etchamendi tuvo el honor de ser el entrenador que condujo a los dos grandes equipos de la ciudad de Santa Fe a la m√°xima divisional por primera vez. En 1965, con Col√≥n. Al a√Īo siguiente, con Uni√≥n.
Justamente cuando era entrenador tatengue, alguien le pregunt√≥ por el rumbo conservador de su equipo, y como se estilaba en aquellos d√≠as, le pregunt√≥ porque no propon√≠a un juego ofensivo como lo hac√≠a Juan Jos√© Pizzuti con su Racing. Etchamendi record√≥ que Pizzuti, con casi 40 a√Īos, segu√≠a soltero; y respondi√≥: ¬ęSab√©s que pasa…Pizzuti manda al frente a sus jugadores porque es soltero. Nosotros tenemos familia y hay que llenar la heladera¬Ľ.
Pulpa Etchamendi falleció el 30 de mayo de 1976 en el estadio Pascual Guerrero. Esa tarde, su equipo, Deportivo Cali, enfrentaba a Independiente Santa Fe.

 

 

¬†AMERICO TESORIERE (1922): ¬ęMIS MEJORES PARTIDOS FUERON DESPUES DE TRES DIAS DE FARRA CORRIDA¬Ľ
Caramba ¡Qué declaración! Un futbolista que reclama tres días seguidos de fiesta para tener una actuación destacada dentro del verde césped. En estos tiempos, donde se piden profesionalismo extremo, concentraciones y otras yerbas, hace un siglo, el mítico Américo Tesoriere se mandaba flor de confesión.
En H√©roes de Tiento (Historias del F√ļtbol Argentino 1920-1930), publiqu√© esta frase del arquero de Boca Juniors. Fue en el marco del Sudamericano de 1922 jugado en R√≠o de Janeiro. Por m√°s que hab√≠a playas y garotas, los futbolistas no ten√≠an un mango partido al medio, y la dirigencia tampoco ayudaba. Muy triste por la situaci√≥n, Tesoriere le confes√≥ esta necesidad de irse de jarana a Julio Marini, enviado del diario Cr√≠tica.

 

 

JOSE AMALFITANI (1964): ¬ę¬ŅQUIEREN SALIR CAMPEONES? ¬°HAGANSE HINCHAS DE BOCA!¬Ľ
Otra frase incre√≠ble. ¬ŅPero a qui√©n le perteneci√≥ y quienes fueron los destinatarios? Debelamos r√°pido el misterio: la misma fue dicha por Jos√© Amalfitani y se la dijo a los plateistas de V√©lez S√°rsfield.
A comienzos de los a√Īos sesenta, V√©lez era un club con un potencial social enorme. El sue√Īo cumplido de Amalfitani, qui√©n breg√≥ toda una vida por un club con fuerte presencia social. Claro, la disyuntiva que ya se planteaba era comprar ladrillos o goleadores. El club de Liniers ten√≠a un gran jugador como el cordob√©s Daniel Willington, pero la vuelta ol√≠mpica no llegaba. Una tarde de 1964 un grupo de hinchas le critic√≥ a Amalfitani un supuesto desinter√©s deportivo. Amalfitani le se√Īal√≥ la platea alta de la avenida Juan B. Justo, que estaba en construcci√≥n. A los hinchas poco les import√≥. El reclamo se hizo insoportable. Amalfitani, due√Īo de un car√°cter hosco y dif√≠cil, cort√≥ la discusi√≥n a los gritos: ¬ę¬ŅQuieren salir campeones? ¬°H√°ganse hinchas de Boca! ¬°Este es un club!¬Ľ.
Amalfitani vio campeón a Vélez del Nacional 1968, polémica por la mano de Luis Gallo mediante. Sus ladrillos fueron el sostén de un club que casi siempre priorizó lo institucional por sobre lo deportivo. A partir de 1993, los logros deportivos se hicieron presentes en la vida de la institución de Liniers.
José Amalfitani había nacido el 16 de junio de 1894. Presidente entre 1923 y 1925, cuando se inauguró el Fortín de la calle Basualdo 436. En 1940, con el club descendido y con un cartel de remate por la pérdida del estadio, tomó nuevamente la conducción. Realizó una tarea colosal que terminó el día de su muerte, el 14 de mayo de 1969.

 

 

 

 

DIEGO MARADONA (1986): ¬ęPASE MAESTRO, LO EST√ĀBAMOS ESPERANDO¬Ľ
25 de junio de 1986. Semifinal de la Copa del Mundo 1986. En el Estadio Azteca, Argentina derrotaba 2 a 0 a B√©lgica. Dos goles de Diego casi tan antol√≥gicos como el par convertido d√≠as atr√°s ante Inglaterra. Faltando seis minutos, con el partido controlado, Carlos Salvador Bilardo orden√≥ el √ļnico cambio del equipo. Sal√≠a Jorge Burruchaga e ingresaba Ricardo Enrique Bochini, camiseta n√ļmero 3.
Con 32 a√Īos, el Bocha era una referencia enorme de Independiente – su √ļnico club – y del f√ļtbol argentino. En casi 15 a√Īos de carrera hab√≠a coleccionado la m√°s variada cantidad de t√≠tulos, incluidas dos Copas Intercontinentales. En 1973, un gol suyo resolvi√≥ la final con la cual los Rojos vencieron a Juventus en Roma.
Cuando Bochini estaba por ingresar, Diego se acerc√≥ lo suficiente para gritarle: ¬ęBienvenido Maestro: lo est√°bamos esperando¬Ľ. Algunos arriesgan que el grito fue m√°s breve: ¬ęDibuje, Maestro¬Ľ. Da igual: el mejor jugador del f√ļtbol argentino en su cenit le daba la bienvenida al crack que iba a ver de pibe, cuando le ped√≠a a Don Diego que hiciera el esfuerzo de llevarlo a la Doble Visera para ver al 10 de pelos escasos y desali√Īados, andar chaplinesco y pases imposibles.
En los pocos minutos que estuvo en cancha, el Bocha intentó conectarse con Diego. Tiraron un par de paredes. Una en el área que un defensor belga destruyó mandando la pelota al córner.
Curioso: Norberto Alonso y Ricardo Bochini fueron los grandes ¬ę10¬Ľ del f√ļtbol argentino de los a√Īos 70s y 80s. Referencias hist√≥ricas¬†de River Plate e Independiente. Ambos fueron campeones mundiales. Ambos se sintieron menospreciados y tuvieron declaraciones peyorativas hacia aquellos t√≠tulos. En el caso del Bocha, poco tiempo despu√©s de la consagraci√≥n mundialista, declar√≥: ¬ęYo no me siento campe√≥n del mundo¬Ľ.

 

ALDO PEDRO POY (1971): ¬ęPREPARA LA M√ĀQUINA QUE AHORA HAGO EL GOL. APUNTA BIEN, NO TE LO PIERDAS¬Ľ
Nunca una semifinal de campeonato trascendió tanto como aquella. 19 de diciembre de 1971. En el estadio Monumental se enfrentaban Newells y Rosario Central.
Fue un partido intenso. No pod√≠a ser de otra forma. La Lepra, dirigida por el Gitano Ju√°rez, tuvo buenas opciones en el primer tiempo. Lo tuvieron Mario Zanabria y el alba√Īil Angel Silva, pero ambas opciones – sobre todo la segunda – fueron conjuradas en forma fant√°stica por Noberto Menutti.
Rosario Central, entrenado por √Āngel Labruna, esper√≥ su momento. Su clave estaba en la solidez defensiva. Una l√≠nea de fondo hist√≥rica: Jos√© Jorge Gonz√°lez, Aurelio Pascuttini, Alberto Fanesi y Daniel Killer.
Hasta que lleg√≥ la jugada que cambi√≥ la historia. Ocho minutos del segundo tiempo. Jugada en ataque canalla. Una pelota que se va al c√≥rner. Aldo Pedro Poy, camiseta n√ļmero 9, lo mira a Juan Fern√°ndez, fot√≥grafo de El Gr√°fico, y le dice: ¬ęPrepar√° la m√°quina que ahora hago el gol. Apunt√° bien, no te lo pierdas¬Ľ. Un minuto m√°s tarde, el desborde de Billy Gonz√°lez, centro, y la m√≠tica palomita de Poy para se√Īalar el gol m√°s celebrado en la historia del f√ļtbol mundial.

 

 

Arturo Magalhaes, Teodoro Nitti y Miguel Brindisi.
TEODORO NITTI (2003): ¬ęNITTI, HIJO DE PUTA, LA PUTA QUE TE PARIO… FUERON LAS MAS HERMOSAS PALABRAS QUE ESCUCHE EN MI VIDA¬Ľ
¬ŅPor cual raz√≥n un hombre se siente pleno y feliz al ser insultado por una multitud? Seguramente por las mismas razones que lo llevaron a ser √°rbitro de f√ļtbol.
Teodoro Nitti fue un referente del arbitraje argentino por casi dos d√©cadas. En √©pocas que los jueces se vest√≠an de riguroso negro, √©l fue un duro. Debut√≥ en Primera Divisi√≥n en el a√Īo 1970. Dirigi√≥ 470 partidos oficiales hasta su retiro, en 1986.
Alto, fuerte. Su car√°cter se hizo sentir. Teodoro es el due√Īo de algunos r√©cords curiosos: fue el √°rbitro que expuls√≥ a un jugador m√°s r√°pido. Fue el 4 de noviembre de 1979. Cl√°sico entre Hurac√°n y San Lorenzo. A los 25 minutos del segundo tiempo, Juan C√©sar Silva, camiseta 16 quemera, ingres√≥ al campo de juego. Un minuto m√°s tarde fue expulsado por Teodoro.
También fue el árbitro en el cual un arquero improvisado atajó un penal. El primero sucedió el 22 de agosto de 1971. Rosario Central recibió a Racing Club. Penal contra Racing. El Mono Gibaudo, arquero de la Academia, fue expulsado por Nitti por adelantarse dos veces en remates ejecutados por Landucci. El Chango Cárdenas fue al arco. Central cambió de ejecutor. Mala idea. Cárdenas tapó el penal de su coprovinciano Roberto Gramajo.
Su car√°cter le jug√≥ una mala pasada en cancha de Estudiantes.¬†9 de noviembre de 1975. El brasile√Īo Zezinho, habil√≠simo delantero blanco, le dijo ladr√≥n. Nitti, lo acogot√≥ ante la mirada at√≥nita de quince mil espectadores. Luego lo expuls√≥ y lo invit√≥ a pelear.
Sobre el final de su carrera dirigió dos partidos emblemáticos en Avellaneda. El 18 de diciembre de 1983 le tocó arbitrar el descenso de Racing Club. También la triste tarde del 7 de abril de 1985, cuando fue asesinado el joven Adrián Scasserra.
En 1991 su nombre volvi√≥ al centro de la escena. Se present√≥ como candidato a Presidente de AFA. Durante los 35 a√Īos de poder de Julio Grondona fue el √ļnico que se atrevi√≥ a confrontar. Cuenta que su candidatura fue alentada por Juan D¬īSt√©fano (presidente de Racing Club), Fernando Miele (San Lorenzo) y Carlos Heller (Boca Juniors). La elecci√≥n termin√≥ 39 a 1 en su contra.
En febrero de 2003 fue entrevistado por el diario deportivo Ol√©. En un momento de esa larga nota lo consultaron sobre si extra√Īaba el ¬ęNitti, compadre…¬Ľ. Su respuesta fue antol√≥gica:¬†¬ęEse no, porque se lo cantaban a Ithurralde. A m√≠ me dedicaban el ¬ęNitti, hijo de puta, la puta que te pari√≥…¬Ľ. Esos insultos fueron las m√°s hermosas palabras que escuch√© en mi vida¬Ľ
Teodoro Nitti falleci√≥ el 11 de septiembre de 2004, a los 70 a√Īos. El hombre que era feliz cada vez que lo puteaban.

 

TUCHO M√ČNDEZ (1996): ¬ęNO HAY TECNICO EN EL MUNDO QUE PUEDA HACER UN EQUIPO GANADOR SIN BUENOS JUGADORES¬Ľ
Norberto Doroteo M√©ndez fue un grande de su tiempo. Un futbolista puro potrero. Tucho, como se lo conoci√≥, naci√≥ en Parque de los Patricios la noche de Reyes de 1923. Surgi√≥ en la Primera de Hurac√°n en 1941 jugando al lado de Herminio Masantonio. Insider derecho, actual n√ļmero 8, due√Īo de una notable t√©cnica. Durante quince a√Īos fue una referencia obligada del f√ļtbol argentino. Un f√ļtbol argentino que se apoyaba en la notable calidad individual de sus jugadores. Cada equipo ten√≠a unos cuantos jugadores con excelente pie. Las canchas se llenaban. La √©poca de oro de nuestro f√ļtbol.
A√Īos m√°s tarde, cuando Tucho ya era un a√Īorado bronce y los entrenadores ped√≠an jugadores obedientes por sobre aquellos con buen manejo, el ex crack de Hurac√°n, Racing Club y la Selecci√≥n Argentina dej√≥ en claro su credo: ¬ęNo hay t√©cnico en el mundo que pueda hacer un equipo ganador sin buenos jugadores¬ę.
Tucho M√©ndez falleci√≥ el 22 de junio de 1998. Morocho, de jopo perfecto, fue una gloria enorme de nuestro f√ļtbol.

 

 

CESAR LUIS MENOTTI (1987): ¬ęMUSLADINI ES UN PICHON DE PASSARELLA¬Ľ
La apreciación parecía temeraria. Pero en la boca de César Luis Menotti tenía otro color. Marzo de 1987. Con solo tres meses dirigiendo a Boca Juniors, el Flaco de Fisherton había cautivado a la hinchada xeneize. Un equipo que había terminado 1986 Рdirigido por Mario Zanabria Рen mitad de tabla, no paraba de meter triunfos y se ilusionaba con pelear el campeonato.
Boca tenía un equipo con figuras de mitad de cancha hacia adelante, pero tal vez su talón de aquiles estaba en defensa: Abramovich РHiguaín РPasucci РZacarías. Con lo que tenía necesitaba una defensa rápida para jugar al achique. Por eso sacó a Roberto Pasucci, ídolo de la hinchada, y metió al pibe Hugo Daniel Musladini.
Menotti hizo debutar a Musladini el 25 de enero de 1987. Victoria xeneize 2 a 0 sobre V√©lez S√°rsfield. Si bien hab√≠a realizado todas las divisiones inferiores como volante por derecha, Menotti lo aline√≥ como segundo marcador central. Un par de buenas actuaciones – mas la excelente racha del equipo que enhebr√≥ seis victorias consecutivas desde aquel partido – hicieron que el mundo del f√ļtbol preguntara por un tal Musladini.
Consultado Menotti sobre las condiciones del pibe Musladini, la respuesta del Flaco dej√≥ at√≥nitos a los presentes: ¬ęMusladini es un pich√≥n de Passarella¬ę.
Ese comentario del Flaco fue una cruz en su carrera. Desde aquella nota en El Gráfico con el título para la historia, comenzó una serie de yerros descomunales, goles en contra y expulsiones zonzas que exasperaron al mundo xeneize.
Nunca una frase fue tan determinante – en forma negativa – en la carrera de un futbolista.

 

 

 

 

OSVALDO ARDIZZONE (1981): ¬ęA LA MUERTE HAY QUE MATARLA¬Ľ
Aquel viernes 9 de enero de 1981 una noticia conmocion√≥ al f√ļtbol argentino. Hugo Osvaldo Pena, defensor central y figura de San Lorenzo de Almagro, hab√≠a muerto electrocutado en un incre√≠ble accidente dom√©stico. El jugador, que hab√≠a sido recientemente operado por una lesi√≥n en el tobillo derecho, estaba en su casa viendo televisi√≥n. Ten√≠a su pie dentro de una palangana con agua y sal. Su hija de tres a√Īos le pidi√≥ cambiar de canal. Pena, sin darse cuenta del error fatal que estaba cometiendo, accion√≥ manualmente el televisor recibiendo una fuerte descarga el√©ctrica. Falleci√≥ minutos m√°s tarde. Ten√≠a s√≥lo 29 a√Īos.
Pena no s√≥lo era reconocido por su capacidad profesional (hab√≠a sido jugador de Argentinos Juniors, campe√≥n con River Plate y figura en Chacarita Juniors y San Lorenzo), sino – sobre todo – por su notable condici√≥n de gran persona. El mundo del f√ļtbol no dio cr√©dito de una tragedia tan absurda. Dentro del desconsuelo general, Osvaldo Ardizzone, en las p√°ginas de la revista Goles Match, sintetiz√≥ un t√≠tulo para la historia: ¬ęA la muerte hay que matarla¬ę.
Pena había nacido el 28 de noviembre de 1951 en Capital Federal.

 

 

GARRAFA SANCHEZ (1998): ¬ęYO DOY LA VUELTA OLIMPICA CON LA CAMISETA DEL CLUB QUE SOY HINCHA¬Ľ
La frase tiene due√Īo: Jos√© Luis S√°nchez; y al autor de estas l√≠neas como protagonista secundario.
El s√°bado 1 de agosto de 1998, El Porvenir consegu√≠a su ansiado ascenso a la B Nacional luego de vencer 2 a 0 a Deportivo Armenio. Gerli era una fiesta. Pasados unos cuantos minutos de finalizado el partido, los periodistas pudimos ingresar al vestuario local. Aun hab√≠a l√°grimas en ojos de jugadores, cuerpo t√©cnico y dirigentes. Luego de 13 a√Īos el club regresaba a la segunda divisi√≥n.
El crack de aquel equipo dirigido por Ricardo Calabria era Garrafa. Por su f√ļtbol cinco estrellas y su particular carisma. Lo encontr√© en sentado arriba de la mesa de masajes. Ten√≠a puesta una camiseta verdiblanca de Deportivo Laferrere, marca Taiyo, con el n√ļmero 9. Era una imagen poco com√ļn: en la fiesta de un campeonato, un futbolista ten√≠a puesta la camiseta de otro equipo, curiosamente, competidor en la misma categor√≠a.
Le pregunt√©: – Garrafa, ¬ŅPor qu√© ten√©s puesta la camiseta de Laferrere?
La respuesta fue antol√≥gica: ¬ęPorque yo doy la vuelta ol√≠mpica con la camiseta del club que soy hincha¬Ľ
No hab√≠a mucho m√°s que decir. Tan s√≥lo pedirle el tel√©fono y concertar una entrevista para el otro d√≠a por la ma√Īana. Al otro d√≠a, el querido Jos√© Luis S√°nchez nos atendi√≥ sin ning√ļn problema.
Garrafa S√°nchez naci√≥ en Laferrere, el 26 de mayo de 1974. Zurdo cerrado, habilidoso y due√Īo de un pedazo de potrero. Debut√≥ en Deportivo Laferrere, su club, el 26 de noviembre de 1993 ante Almirante Brown. Campeonato Nacional B. En 1997 pas√≥ a El Porvenir donde se consagr√≥ campe√≥n y descoll√≥ como figura. Luego de un breve paso por Bella Vista de Montevideo, arrib√≥ en 2000 a Banfield. All√≠ se convirti√≥ en figura consular. En 2005, con 31 a√Īos, regres√≥ a Laferrere.
José Luis Garrafa Sánchez, un enamorado de las motos y la velocidad, falleció el 8 de enero de 2006, luego de sufrir un accidente con su motocicleta.

 

 

JOSE BACIGALUPPI (1922): ¬ęRIVER NO ES UN CLUB PARA UN BARRIO, ES UN CLUB PARA UNA CIUDAD¬Ľ
Esta frase cambió la historia de River Plate. La dijo José Bacigaluppi, presidente de la institución boquense, a mediados de 1922. En aquellos días el crecimiento de River Plate se encontraba estancado. Los límites del barrio, con su competencia de clubes, hacía difícil el despegue institucional.
Jos√© Bacigaluppi realiz√≥ una clara lectura de la situaci√≥n. Due√Īo de los remates de las mejores tierras de la ciudad, comprendi√≥ que River Plate deb√≠a dejar su cancha de la calle Arist√≥bulo del Valle y su arraigo xeneize. Fue as√≠ que en reuni√≥n de comisi√≥n directiva dej√≥ su frase para la historia: ¬ęRiver no es club para un barrio, es un club para una ciudad¬ę.
River Plate comenzó su mudanza. Por una verdadera fortuna alquiló un predio del BAP en Alvear y Tagle, la zona más pudiente de la ciudad, y comenzó la construcción de un moderno estadio y un club como no había en nuestro país. A partir de 1923, los tiempos riverplatenses en la Boca ya eran pasado.
Los muchachos de la banda roja dejaban de ser Darseneros, ahora eran Arist√≥cratas. En un par de a√Īos ser√°n Millonarios.
Foto: http://casosycosasriverplatenses.blogspot.com

 

CARLOS BILARDO (1993): ¬ęAL RIVAL HAY QUE PISARLO¬Ľ
Esta frase generó un revuelo inédito, pero todo tiene un contexto. En la noche del 6 de febrero de 1993, se enfrentaban en el estadio de Riazor, el Deportivo y el Sevilla. Era el Sevilla dirigido por Carlos Salvador Bilardo con la figura estelar de Diego Maradona y la presencia llena de futuro de Diego Simeone.
Promediando la segunda etapa, un encontronazo entre Diego y Alberto Alb√≠stegui termin√≥ con ambos en el piso. El m√°s dolorido era el defensor vasco del equipo gallego. Ante ese cuadro, Domingo P√©rez, fisioterapeuta del Sevilla, ingres√≥ al campo de juego para atender a Maradona. Cuando vio que estaba recuperado, se acerc√≥ a Alb√≠stegui. Esto sac√≥ de quicio al Doctor que comenz√≥ a gritar: ¬ęDomingo, Domingo. ¬°A Diego! A Diego… ¬°ay, en vez de agarrar a Diego agarra al otro!¬ę, vocifer√≥ por los aires. Enloquecido, Bilardo se agarr√≥ la cabeza al grito de¬†¬ęMe quiero morir. Me quiero morir. Domingo, Domingo. Los de colorado son nuestros. Los de colorado son nuestros¬ę.
Cuando P√©rez regres√≥ al banco de suplentes luego de cumplir su funci√≥n profesional, Bilardo lo recibi√≥ con una frase: ¬ę¬ŅC√≥mo vas a atender al otro? Qu√© carajo me importa. Pisarlo. Pisarlo. Al contrario, pisarlo¬Ľ.
Una indiscreta cámara de Estudio Estadio la tomó e inmortalizó el momento.

 

 

LIONEL MESSI (2022): ¬ęANDA PA¬īALL√Ā, BOBO¬Ľ
Aquel 9 de diciembre de 2022 quedar√° en el recuerdo. Holanda – AKA Pa√≠ses Bajos – nunca fue un rival accesible para Argentina. Una victoria 2 a 0 se transform√≥ en un tembladeral de penales y emociones a flor de piel. Apenas finalizado el partido, mientras le realizaban una nota en el ingreso a los vestuarios, Leo gir√≥ la cabeza y dispar√≥:¬†¬ę¬ŅQu√© mir√°s, bobo? ¬°’And√° pa`all√°, bobo¬Ľ.
Conmoci√≥n. El siempre correcto Lionel nos dej√≥ una frase que se repetir√° en memes, remeras, tazas y tatuajes. En un partido por dem√°s caliente, un pa√≠s necesitaba saber quien era el destinatario de la frase. ¬ŅLouis Van Gaal o su ayudante Edgar Davies? No, ninguno de ellos. La ira de Messi apunt√≥ a¬†Wout Weghorst,¬†el autor de los dos goles naranjas que le hab√≠a clavado al rosarino una mirada asesina.
¬°And√° pa`all√°, bobo! ¬ŅA qui√©n le ganaste?

 

* Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

Comentarios

comentarios