Historias Mundialistas: Cuba en Francia 1938

346

Durante la Copa del Mundo Francia¬†1938, disputado en Francia, Cuba particip√≥ por √ļnica vez en una Copa del Mundo. Lejana en el tiempo, la campa√Īa es una de las m√°s destacadas entre las selecciones del Caribe.

Por Martín Gorojovsky (*)

 

HERENCIA IBERICA:

Cuando se piensa en Cuba y el deporte, autom√°ticamente vienen a la mente disciplinas como el boxeo, el b√©isbol o el atletismo, mientras que el f√ļtbol pasa desapercibido. Sin embargo, en la d√©cada del ‚Äô30 todav√≠a exist√≠a una tradici√≥n futbolera en la isla, huella de un pasado cercano como colonia espa√Īola. T√©ngase en cuenta que en 1938 solo hab√≠an pasado cuarenta a√Īos desde la guerra entre Estados Unidos y Espa√Īa, en la que el primer pa√≠s se apoder√≥ de Cuba, Puerto Rico y, fuera de Am√©rica, Guam y las Islas Filipinas. La influencia espa√Īola en el deporte se puede apreciar en los nombres de los clubes donde se desempe√Īaban los integrantes del plantel cubano: Deportivo Centro Gallego, Hispanoam√©rica, Iberia Habana y Juventud Asturiana.

 

CARIBE√ĎOS EN TIERRAS GALAS:¬†

Al igual que en el de Italia cuatro a√Īos antes, el primer Mundial jugado en Francia se organiz√≥ sin fase de grupos. Los equipos jugaban desde el comienzo llaves eliminatorias. Esto se deb√≠a en parte a la costumbre europea de usar ese formato, aunque tambi√©n pesaba el aumento de las tensiones que llevar√≠an un a√Īo m√°s tarde al estallido de la Segunda Guerra Mundial. Como el conflicto se sent√≠a inminente, era mejor jugar un torneo lo m√°s breve posible. El campeonato comenzaba en octavos de final. Si los noventa minutos terminaban en empate, se jugaba media hora de alargue, y de persistir la igualdad se jugaba un partido de desempate.

El sorteo ubic√≥ a los cubanos frente a Rumania, una selecci√≥n que ten√≠a asistencia perfecta desde 1930, pero que no hab√≠a logrado resultados muy relevantes hasta el momento. El encuentro se jug√≥ 5 de junio en el estadio TOEC, sigla en franc√©s del Club Ol√≠mpico de Empleados de Toulouse, y termin√≥ 3 a 3 al cabo de ciento veinte minutos de juego en los que el marcador tuvo vaivenes. Silviu Bindea abri√≥ la cuenta para los europeos, pero al cierre del primer tiempo H√©ctor Socorro puso el 1 a 1 con el que se fueron al descanso. En el segundo tiempo Jos√© Antonio Magri√Ī√° adelanto a los americanos, pero ahora fue el turno de los rumanos de marcar el empate ag√≥nico, con un gol de Gyula Bar√°tky dos minutos antes del pitazo final. En el primer tiempo suplementario, Socorro volvi√≥ a convertir para que Cuba se impusiera por 3 a 2, pero de nuevo empat√≥ Rumania, esta vez en los pies de Stefan Dobay.

Cuatro d√≠as despu√©s se jug√≥ la revancha en el mismo escenario, y se produjo la clasificaci√≥n cubana. Dobay abri√≥ la cuenta a los treinta y cinco minutos primer tiempo, pero en el complemento Socorro y Tom√°s Fern√°ndez Ruiz dieron vuelta el partido, a los seis y a los doce minutos respectivamente.¬†A pesar de que quedaba m√°s de media hora de partido, Cuba supo defender la ventaja y alcanz√≥ los cuartos de final, lo cual en s√≠ mismo ya era un resultado m√°s que positivo para los caribe√Īos.

 

 

En la siguiente fase enfrentaron a Suecia, otro equipo de cierta tradición futbolística, pero que además contó en aquella oportunidad con una ventaja de descanso, por cuestiones ajenas al deporte. El sorteo para los octavos de final los había emparejado con Austria, pero dos meses y medio antes del inicio del Mundial se produjo la anexión de ese país por parte de la Alemania nazi. Ante el vacío provocado por la ausencia de los austríacos, los nórdicos avanzaron automáticamente a cuartos de final, donde enfrentaron a una selección que había jugado dos partidos, uno de ellos con alargue, en apenas cuatro días. Entre las diferencias futbolísticas y el tiempo de reposo, los suecos terminaron la incursión cubana con una goleada por 8 a 0.

Como primera experiencia para una selecci√≥n debutante y de recursos limitados, no estaba mal. Pero en las d√©cadas siguientes el esfuerzo en el deporte cubano se orient√≥ hacia otros horizontes, y la selecci√≥n cubana no ha estado ni cerca de superar la eliminatorias nuevamente.¬†A√ļn as√≠, su campa√Īa de 1938 sigue siendo una de las mejores alguna vez realizada por una selecci√≥n del Caribe puesto que es la √ļnica, aparte de Costa Rica, que ha logrado superar una primera fase en los mundiales.

 

* Periodista. Miembro del staff de Abrí la Cancha (Lunes a viernes, de 13 a 13:30 y 20 a 21hs. Domingos, de 23 a 00hs. Por Radio Gráfica FM 89.3)

 

Comentarios

comentarios