Apiladas Deportivas: La Eurocopa y ese polvorín llamado Europa

128

La miga del deporte. Lo que decimos en Abr√≠ la Cancha. La cara B de la Eurocopa: acciones pol√≠ticas, viejas realidades y el f√ļtbol como medio para visibilizar lo que nadie quiere mostrar.

Por Carlos Aira

 

Para muchos especialistas en esto del f√ļtbol y el espect√°culo, la Eurocopa es el torneo de selecciones m√°s importante luego de la Copa del Mundo. Es m√°s, para Kylian Mbapp√© la competici√≥n continental europea es m√°s dificil que Mundial ya qu√©, en su visi√≥n, no habr√≠a seleccionados d√©biles. La realidad es emp√≠rica: muchas selecciones europeas hacen agua en la Copa del Mundo y en la Euro hemos visto seleccionados a los cuales les costar√≠a hacer pie en la intensa Copa Am√©rica 2024. Pero esta Eurocopa tiene algo que merece destacarse. Porque en un f√ļtbol de pl√°stico, donde FIFA y sus sponsors buscar borrar cualquier p√°tina pol√≠tica – siempre que no sea vetar a la Federaci√≥n Rusa de las competencias – hinchas y jugadores se est√°n expresando.
Hay una realidad: Europa cruje. No importa el Euro, la OTAN o la Zona Schengen. La guerra en Ucrania, la disposici√≥n de recursos continentales para esta contienda y los hist√≥ricos problemas nacionales se hacen presentes bajo un clima que demuestra que el f√ļtbol siempre ser√° una expresi√≥n popular de los pueblos.
Esta Eurocopa 2024 realizada en Alemania la disputaron 24 pa√≠ses. Los balcanes siempre han sido una de las zonas m√°s conflictivas del continente. Cuatro naciones de la regi√≥n fueron parte de la competencia: Serbia, Croacia, Eslovenia y Albania. Las cuatro naciones tienen realidades diferentes. Serbia es la heredera de la vieja Yugoslavia. Orgullosa de su origen eslavo, su alfabeto cir√≠lico y su catolicismo ortodoxo. Por ende, sus lazos con la Federaci√≥n Rusa son estrechos.¬† En la Guerra de los Balcanes (1991-99), serbios y croatas se enfrentaron en una guerra de caracter √©tnico-religioso. Aqu√≠ entra en juego Albania. El conflicto entre albano-kosovares y serbios por la independencia de Kosovo fue motivo del bombardeo de la OTAN sobre Belgrado en 1999. Hoy existen fronteras f√≠sicas impuestas por la ONU, pero Serbia sigue sosteniendo su soberan√≠a sobre Kosovo. Aquella tierra sigue siendo motivo de conflicto y el f√ļtbol lo expresa. El 19 de junio pasado, Croacia y Albania igualaron 2 a 2. Las tribunas del Volksparkstadion fueron un muestrario de odio. Los hinchas albaneses exhibieron banderas del Ej√©rcito de Liberaci√≥n de Kosovo. Las cosas no finalizaron all√≠. El grito conjunto de hinchas albaneses y croatas fue¬†¬ęMaten, maten, maten al serbio¬ę
No hubo partido suspendido ni nada por el estilo. Pero el asunto no termin√≥ all√≠. Finalizado el encuentro, el delantero alban√©s Mirlind Daku tom√≥ el meg√°fono de un hincha y dentro del campo de juego areng√≥ contra Macedonia del Norte, naci√≥nque estar√≠a dentro del concepto de la Gran Albania y la parte occidental de su territorio es reclamada por Albania. La Comisi√≥n de √Čtica y Disciplina de UEFA sancion√≥ por dos partidos a Daku.
Un detalle: no existe unanimidad europea sobre la soberan√≠a de Kosovo. Cinco naciones de la Uni√≥n Europea no reconocen la independencia kosovar. Una de ellas es Espa√Īa. Cuando ambas selecciones se cruzaron en la fase de clasificaci√≥n para el Mundial de Qatar, la Televisi√≥n Espa√Īola puso en min√ļsculas las siglas de Kosovo y los¬†comentaristas jam√°s se refirieron a este territorio como pa√≠s. En su lugar utilizaron ¬ęFederaci√≥n de Kosovo¬Ľ.¬† Un detalle: Argentina tampoco reconoce la autonom√≠a kosovar.
La Federaci√≥n Serbia de F√ļtbol amenaz√≥ con abandonar la Eurocopa. ¬ęLo que pas√≥ es escandaloso y pediremos sanciones severas a la UEFA¬Ľ, expres√≥ Jovan Surbatovic, presidente de la Federaci√≥n. Pero la situaci√≥n se complejiz√≥ con la venganza de los hinchas serbios. Estos detectaron que los hinchas albaneses se reun√≠an junto a los ingleses en las plazas de Colonia. Aprovechando el sopor del alcohol que invade a los hooligans ingleses, los serbios les robaron una gran cantidad de banderas brit√°nicas. Se camuflaron con ellas y atacaron a los albaneses, quienes tardaron en reaccionar. Una lluvia de botellas gener√≥ un tendal de heridos. En las redes sociales, el paneslavismo celebr√≥ cuando los barras serbios expusieron en redes una gran cantidad de banderas albanesas, kosovares e inglesas.
El conflicto balc√°nico es muy complejo dentro de FIFA. Para no generar una pol√©mica sin regreso, la entidad madre del f√ļtbol no sancion√≥¬†al delantero serbio Aleksander Kolarov, quien realiz√≥ el saludo Chetnik tras marcar un gol contra Costa Rica en el Mundial de Rusia 2018. El saludo Chetnik representa la victoria serbia y fue muy utilizado por los soldados serbios en las matanzas √©tnicas sobre el pueblo bosnio, entre 1992 y 1995.¬†
Pero los problemas en esta Euro excede al hist√≥rico polvor√≠n balc√°nico. En el partido Alemania-Hungr√≠a las calles de Stuttgart fueron invadidas por la Brigada de los C√°rpatos, una facci√≥n nacionalista cercana al presidente h√ļngaro V√≠ktor Orban. Vestidos de negro, marcharon hacia el estadio cantando la melod√≠a de L¬īAmour Toujours, de Gigi D¬īAgostino, una canci√≥n prohibida en Alemania porque la letra se transforma en¬†¬ęAuslander raus¬Ľ que traducido al castellano es fuera extranjeros.
Los rumanos tambi√©n se han hecho presentes en esta Euro2024. En el partido que los enfrent√≥ a Ucrania el grito sostenido fue ¬ę¬°Putin! ¬°Putin!¬Ľ¬†Los hinchas rumanos desplegaron en los alrededores del estadio banderas de la Rep√ļblica Popular de Doneskt. Todo tiene una explicaci√≥n. El nacionalismo rumano a√ļn tiene en mente al viejo Reino de Rumania en el cual entrar√≠a la vecina Moldavia, ex rep√ļblica sovi√©tica y actual aliada de Ucrania.
Rumania es un actor silencioso en este polvor√≠n. En septiembre de 2023 el partido Rumania-Kosovo fue suspendido cuando los jugadores kosovares observaron que desde una cabecera se desplegaron dos banderas. Una dec√≠a ¬ęKosovo es Serbia¬Ľ y la otra ¬ęMoldavia es Rumania¬ę.
Kyllian Mbapp√© tambi√©n estuvo en el centro de la pol√©mica. Su caso fue mucho m√°s difundido. La Eurocopa atraves√≥ las estrat√©gicas elecciones francesas. Ante la posibilidad de un triunfo de Marine Le Pen y su partido Reuni√≥n Nacional, el delantero se pronunci√≥ contrario a la candidata y cercano al presidente Macr√≥n. Consumada la victoria de la candidata nacionalista, Mbapp√© redobl√≥ la apuesta y se comprometi√≥ a√ļn m√°s.¬† ‚ÄúM√°s que nunca, hay que ir a votar. Es realmente urgente.¬†No podemos dejar el pa√≠s en las manos de esa gente, es realmente urgente. Vimos los resultados, es catastr√≥fico‚ÄĚ, afirm√≥ el atacante previo al encuentro que su selecci√≥n super√≥ a Portugal por los cuartos de final de la Euro.¬† En Francia la pol√©mica est√° abierta. Le Pen le respondi√≥ a Mbapp√© se√Īalando que ¬ęno representa a los franceses de origen inmigrante‚ÄĚ, y arremeti√≥ contra √©l con este mensaje. ‚ÄúHay muchos m√°s¬†que viven con el salario m√≠nimo,¬†que no pueden permitirse una vivienda¬†y no pueden permitirse la calefacci√≥n. Personas como el se√Īor Mbapp√© s√≠ pueden‚ÄĚ.
Hoy, los franceses tienen un ojo en la Copa y otro en Ucrania. ¬ŅQue pasar√≠a si el presidente Emmanuel Macr√≥n desea env√≠ar tropas al conflicto y la Primer Ministro est√° en contra? El atlantismo europeo tambi√©n cruje.
Entre nosotros. Muchos sectores aplaudieron las declaraciones de Mbapp√©. El compromiso pol√≠tico siempre es bienvenido por parte de los deportistas. Lo hemos se√Īalado infinidad de veces en Abr√≠ la Cancha. ¬ŅPero que pasa cuando se expresan deportistas que no son de nuestro cu√Īo pol√≠tico? Llegan las criticas y son feroces. Si nos gustan las maduras, tambi√©n debemos aceptar las duras. El peronismo tiene un tendal de h√©roes deportivos que inmolaron sus carreras. Pocos de ellos fueron reconocidos. Comencemos a reconocer los viejos errores y tendremos un punto de partida para el compromiso real, efectivo y poco afecto al coyuntural apoyo econ√≥mico.
Volvamos a Europa, porque las pol√©micas siguieron sucediendo.¬† En el partido Turqu√≠a-Austria el gran h√©roe de la jornada fue el defensor turco Merih Demiral, autor de los dos goles de su seleccionado.¬† El problema se suscit√≥ en el festejo de sus conquistas en las cuales realiz√≥ el signo¬†del lobo gris con la mano.¬† Los Lobos Grises son una organizaci√≥n paramilitar turca de car√°cter isl√°mico que gener√≥ acciones militares en Europa en los a√Īos 70s y 80s y en la actualidad mantiene lazos con el partido ultranacionalista del Movimiento Nacionalista (MHP), liderado por Devlet Bah√ßeli y actualmente el principal aliado del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
La pol√©mica sigue siendo feroz. Demiral justific√≥ su gesto a pesar de las cr√≠ticas. ‚ÄúLa forma en que lo celebr√© tiene algo que ver con mi identidad turca‚ÄĚ, afirm√≥, antes de hacer hincapi√© en que su objetivo era expresar el orgullo que sent√≠a por ser ciudadano turco. El presidente Erdogan tom√≥ la palabra: ‚Äú¬ŅAlguien habla del √°guila en la camiseta de Alemania? ¬ŅAlguien dice que hay un gallo en la de Francia? Merih expres√≥ as√≠ su emoci√≥n con este gesto‚ÄĚ. La Federaci√≥n Turca respald√≥ al futbolista se√Īalando que el gesto del lobo gris es un s√≠mbolo con mil a√Īos de antiguedad dentro del pueblo turco.
UEFA ha impuesto multas a varias federaciones por¬†¬ętransmitir mensajes provocadores que no son aptos para un evento deportivo¬Ľ. En esta Eurocopa, las hinchadas no solo son color, sino que dejan entrever la problem√°tica de identidades que atraviesa Europa. Pero no solo eso: la calidad de vida del trabajador europeo se ha pauperizado.¬†Las complejidades del atlantismo financiero¬† y la guerra en Ucrania recaen en los pueblos y estos se expresan. El f√ļtbol es el juego del pueblo, como se√Īal√≥ d√≠as atr√°s Marcelo Bielsa. La pregunta, por sencilla no deja de ser compleja: ¬ŅPor que algunos se sorprenden con lo que est√° sucediendo en Europa? ¬ŅNo se dan cuenta que la tierra cruje?
Periodista / Abrí la Cancha

Comentarios

comentarios