El caso Sansinena nos invita a una reflexión federal y económica de nuestro fútbol

647

La deserción del Club Sansinena del Federal A abre el interrogante: ¿Cómo se compite en una categoría onerosa, competitiva, sin visibilización y poco estímulo? La necesidad de una reorganización federal de nuestro deporte.

Por Carlos Aira

 

General Cerri es una ciudad puerto ubicada a 10 kilómetros de Bahía Blanca. Tierra de fortines; donde la Zanja de Alsina fue una frontera entre la civilización y el desierto. El Club Sansinena es la institución deportiva más importante de Cerri. Durante varias temporadas fue un animador del Torneo Federal A, la categoría más importante del Consejo Federal, paso previo a la Primera Nacional. El 2 de junio pasado, el plantel profesional de Sansinena recorrió los 516 kilómetros que los separan del estadio La Visera de Cemento, la casa de Cipolletti. El partido finalizó igualado sin goles. Para sorpresa de pocos, porque la realidad era inevitable, finalizado el partido los directivos de Sansinena anunciaron que el club se bajaba del torneo. La realidad del país no les permitía afrontar los gastos de una competencia extenuante. Luego de muchos años, un campeonato se queda sin un participante por cuestiones económicas.
Luciano Cuevas lleva adelante desde hace años una labor titánica que es visibilizar el fútbol de ascenso del Consejo Federal a través del sitio de Facebook  Amigos del Fútbol de Ascenso del Interior.  Oyente de Radio Gráfica y Abrí la Cancha, Luciano nos brindó precisas reflexiones sobre el caso Sansinena y la situación económica de los clubes indirectamente afiliados. 
«Sansinena se bajó del Federal A y es un gran problema organizativo para el Consejo Federal. El presidente del club expuso que se retiran del campeonato porque no pueden afrontar la situación económica. El temporal que padeció Bahía Blanca en diciembre pasado fue determinante porque todos los clubes de la región quedaron afectados.  ¿Cual es el presupuesto de la categoría? Un presupuesto bajo para el Federal A está en el rango de los 30.000 dólares mensuales. Tal vez no existe dimensión de los presupuestos que maneja el fútbol profesional del Consejo Federal. Son presupuestos muy altos para una categoría con 40 equipos y un solo ascenso directo a la Primera Nacional«, explicó Cuevas en Abrí la Cancha.
Otro tema sensible es el aporte de los privados. El fútbol profesional de Sansinena se encontraba gerenciado por una empresa que se hacía cargo de los sueldos, traslados y hotelería. «A comienzos de la temporada se acordó con los gerenciadores que un sponsor se encargaría de los gastos operativos del fútbol, pero ese sponsor nunca apareció y el fútbol debió solventarse con aportes de un club que no estaba en condiciones de llevar adelante tamaña erogación«; señaló Cuevas, quién agregó: «El gobierno instaló el debate de las SAD, pero en el fútbol de las provincias hay muchos ejemplos de fútbol gerenciado que son negativos. Sansinena se bajó del torneo y Gimnasia de Concepción del Uruguay, que también tiene su fútbol gerenciado, está llevando adelante una de las peores campañas que se recuerden. ¿Que pasa cuando los privados dejan los clubes porque no le cierran los números? ¿Que pasa con las instituciones? Hay gente que recuerda lo que sucedió con Deportivo Mandiyú. Así como suceden estas cosas, también existe una mayor predisposición en los gurises de abrazar el modelo Premier League. Así como muchos clubes del interior defienden al club como un lugar donde los chicos y las chicas vienen a practicar deporte y educarse. El club es mucho más que fútbol profesional. Los clubes son valores y educación«.
Por falta de pago, veinte jugadores de Sansinena pidieron la libertad de acción “A los jugadores que se fueron les pagamos todo lo que se debía, nos quedaron cinco jugadores y con eso no se puede jugar, expresó Marcelo Di Marco, presidente de la institución.
La organización de los campeonatos AFA es un tema sensible. Sobre todo cuando se pone la lupa en los clubes de provincia, indirectamente afiliados a través del Consejo Federal. En la pirámide estructural de nuestro fútbol, el Federal A está a la misma altura que la B Metropolitana, categoría reservada a clubes directamente afiliados. Pero los clubes porteños no enfrentan gastos significativos de traslado y alojamiento. Por otra parte, los clubes del Federal A reciben ingresos de TV similares a los de un club de Primera C AFA.
«Es ultra necesario discutir la organización de neustro fútbol. Los clubes directamente afiliados viajan 1.000 kilómetros por temporada y los indirectamente afiliados, en el mismo escalafón, tienen que viajar 20.000 kilómetros por año sumando gastos de hospedaje. Hay que hacerse varias preguntas necesarias y el debate de una reorganización profunda es necesario. Pero el debate ya no es solo federal, sino también económico, porque las cosas en Argentina han cambiado», analizó Luciano Cuevas, web master de Amigos del Ascenso del Interior.
Para que un club del Federal A compita por un ascenso al Nacional B debe tener un presupuesto que no tienen muchos clubes de esa categoría y nadie garantiza el éxito. Olimpo tiene estructura de club de Primera División y un presupuesto altísimo, pero hace años no puede salir del Federal A. El Caso Sansinena no tiene antecedente en una categoría profesional, pero puede ser una constante del deporte argentino. Por economía u organización, las deserciones pueden cambiar nuestro mapa deportivo.
Periodista / Abrí la Cancha.

Comentarios

comentarios