El mapa demográfico de nuestro fútbol a través de los 69 campeones mundiales

1534

Alguien alguna vez dijo que el problema de la patria es la extensión. ¿En serio alguien puede creer eso? Pero sí existe un mapa demográfico. ¿Donde nacieron nuestros jugadores? ¿Surgen en los grandes porteños o en sus provincias? Tomamos como ejemplo a nuestros 69 jugadores emblemáticos: nuestros campeones del mundo. Para leer atentamente.

Por Carlos Aira 

 

«Team de Fútbol». Oleo de Antonio Berni. Una muestra de nuestra cuna criolla.
El fútbol argentino tiene dos cunas. Una oficial, británica y de claustros. Encabezada por la historia del escocés Alexander Watson Hutton en los patios del English High School. Otra, que abogo y fomento, nacida en los baldíos cercanos a los puertos, curtiembres y ferrocarriles. El capital británico en aquella Argentina de fines del siglo XIX. En la primera, los criollos no tenían acceso. La segunda mezcló, en una primera instancia, a aquellos ingleses de segunda (empleados, marineros) y los criollos que trabajaban de sol a sol.
A partir de la década de 1910, el fútbol se hizo carne popular. Los ingleses se retiraron al rugby y el football pasó a ser fóbal. El juego se comenzó a practicar en todo el país. A partir de 1920 comenzaron los campeonatos argentinos. Con lógica porteña – porque en Capital Federal se jugaba el torneo mensual – los jugadores payucas comenzaron a tener protagonismo. A partir de 1928, las provincias comenzaron a consagrarse. Primero Santiago del Estero. Luego Rosario. El fútbol argentino ya tenía sabor federal. Pero en 1931, la lógica de mercado comenzó a denominar Fútbol Argentino al Fútbol Profesional Porteño. En 1939, los máximos exponentes del fútbol rosarino se sumaron al fútbol porteño. Luego los santafesinos. La ciudad puerto dueña de todo. Ahora: nuestros jugadores, ¿donde nacen? ¿Dónde se forman?

 

 

69 CAMPEONES DEL MUNDO. 69 HÉROES

El fútbol argentino es uno de los más laureados del mundo. Tanto a nivel clubes como selecciones, de diferentes categorías. Pero los tres máximos logros se lograron con la obtención de las Copas del Mundo de 1978, 1986 y 2022. En los tres mundiales, el fútbol argentino consagró a 69 futbolistas. Diferentes generaciones. Diferentes etapas del fútbol. A nivel nacional y global. Tomaremos a estos 69 héroes deportivos para crear un mapa federal de nuestro fútbol.
Daniel Passarella, el único futbolista bicampeón mundial. Nacido en Chacabuco, provincia de Buenos Aires. Surgido en Sarmiento de Junín.
Recordemos a nuestros campeones mundiales.
En 1978, dirigidos por el santafesino César Luis Menotti, ellos fueron: Ubaldo Fillol, Héctor Baley, Ricardo La Volpe; Luis Galván, Daniel Passarella, Jorge Olguín, Alberto Tarantini, Rubén Pagnanini, Miguel Oviedo, Daniel Killer; Osvaldo Ardiles, Américo Gallego, Omar Larrosa, Daniel Valencia, Norberto Alonso, Rubén Galván, Julio Villa; Mario Kempes, Daniel Bertoni, Oscar Ortiz, René Houseman y Leopoldo Luque.
En 1986, el porteño Carlos Salvador Bilardo eligió a Luis Islas, Nery Pumpido, Héctor Zelada; Jose Luis Brown, Néstor Clausen, José Cuciuffo, Oscar Garré, Oscar Ruggeri; Sergio Batista, Ricardo Bochini, Diego Maradona, Héctor Enrique, Ricardo Giusti, Julio Olarticoechea, Carlos Tapia, Marcelo Trobbiani; Sergio Almirón, Claudio Borghi, Jorge Burruchaga, Jorge Valdano y Pedro Pasculli
En 2022, Lionel Scaloni – otro entrenador santafesino – tuvo a disposición a estos 26 futbolistas: Franco Armani, Juan Foyth, Nicolás Tagliafico, Gonzalo Montiel, Leandro Paredes, Germán Pezzella, Rodrigo De Paul, Marcos Acuña, Julián Álvarez, Lionel Messi, Ángel Di María, Gerónimo Rulli, Cristian Romero, Exequiel Palacios, Ángel Correa, Thiago Almada, Alejandro Gómez, Guido Rodríguez, Nicolás Otamendi, Alexis Mac Allister, Paulo Dybala, Lautaro Martínez, Emiliano Martínez, Enzo Fernández, Lisandro Martínez y Nahuel Molina Lucero.

 

¿DONDE NACIERON?

Tomemos el ejercicio de desplegar un imaginario mapa de la patria. Pongamos un alfiler en cada pueblo y ciudad donde nació un campeón del mundo. Llegaremos a la rápida conclusión que salvo excepciones, el mapa tendrá muchas marcas relativamente juntas. Tomamos una salvedad del mapa: dividir conurbano bonaerense con el resto de la provincia de Buenos Aires. La razón: su núcleo urbano tiene características propias.
El Conurbano bonaerense es la zona geográfica más densamente poblada del país. 24 municipios donde habitan casi 11 millones de personas. En ese doble cordón circundante de la Capital Federal nacieron 18 campeones mundiales. Una particularidad: 8 de los 26 héroes de Qatar – casi un tercio – nacieron en el Conurbano.

 

Rodrigo De Paul es el único de los 69 campeones del mundo que nació en Avellaneda, la supuesta Capital del fútbol argentino.
Los campeones del conurbano bonaerense son Norberto Alonso (Malvinas Argentinas), Omar Larrosa (Lanús), Alberto Tarantini (Ezeiza), Claudio Borghi (Morón); Diego Maradona (Lanús), Héctor Enrique (Lanús), Carlos Tapia (San Miguel), Ricardo La Volpe (Lomas de Zamora), Oscar Garré (La Matanza), Nicolás Tagliafico (Almirante Brown), Gonzalo Montiel (La Matanza), Leandro Paredes (La Matanza), Rodrigo De Paul (Avellaneda), Thiago Almada (Tres de Febrero), Luis Islas (Tres de Febrero) Guido Rodríguez (Tres de Febrero), Nicolás Otamendi (Tigre) y Enzo Fernández (San Martín).
La Matanza (Oscar Garré, Gonzalo Montiel y Leandro Paredes) y Lanús (Omar Larrosa, Héctor Enrique y Diego Maradona) son los municipios que se reparten la mayor cantidad de campeones mundiales. Por su parte, Rodrigo De Paul es el único campeón del mundo nacido en Avellaneda, la ciudad que presume ser la Capital del Fútbol Argentino por las presencias de Racing Club e Independiente. La populosa Lomas de Zamora tan solo está representada en el arquero Ricardo La Volpe.
Los partidos de Vicente López, San Isidro, Quilmes, Berazategui, Florencio Varela, Moreno, Merlo, Hurlingham, Esteban Echeverría, Ituzaingó, San Fernando y José C. Paz siguen esperando a sus hijos pródigos.
Daniel Bertoni. Campeón del Mundo 1978. Autor de un gol en la final ante Holanda. Nacido en Bahía Blanca y surgido en Quilmes.
Por su parte, el resto de la provincia de Buenos Aires aporta 16 campeones del mundo.
Bahía Blanca dio luz a cuatro campeones: Héctor Baley, Daniel Bertoni, Germán Pezzella y Lautaro Martínez. Toda una curiosidad porque es una ciudad que siempre se la ligó al básquetbol y no al fútbol. En Chacabuco nacieron Daniel Passarella y Oscar Ortiz. Una curiosidad estadística porque el pueblo tenía tan solo 20.000 habitantes cuando nacieron ambos cracks.
En la provincia más importante del país nacieron Ubaldo Matildo Fillol (San Miguel del Monte), Jorge Olguín (Dolores), Rubén Pagnanini (San Nicolás de los Arroyos), Ricardo Julio Villa (Roque Pérez), Ricardo Bochini (Zárate), José Luis Brown (Ranchos) Julio Olarticoechea (Saladillo). En La Plata, capital provincial, nacieron Juan Foyth y Gerónimo Rulli. Por su parte, Mar del Plata es la cuna del arquero Emiliano Dibu Martínez.
El peso específico de la provincia de Buenos Aires está claro, ya que si sumamos conurbano-provincia, la suma de futbolistas llega a 34 campeones del mundo.
La mitad de todo el Olimpo. 

 

SAN-COR

Las provincias de Santa Fe y Córdoba, por su alto índice de desarrollo humano, son las provincias núcleo de la patria.
Santafesino y goleador. Leopoldo Jacinto Luque. Uno de los diez santafesinos campeones del mundo.
Santa Fe dio 14 campeones del mundo. Ellos son: Leopoldo Luque, Daniel Killer, Sergio Almirón, Nestor Clausen, Jorge Valdano, Ricardo Giusti, Pedro Pasculli, Nery Pumpido, Marcelo Trobbiani, Héctor Zelada, Franco Armani, Ángel Correa, Lionel Messi y Ángel Di María.
Llama la atención la aparición de jugadores nacidos en pueblos pequeños. Néstor Clausen es de Arrufó (2.000 habitantes); Ricardo Giusti, de Albarellos (300 habitantes); Nery Pumpido, de Monje (2.500 habitantes); Héctor Zelada, de Maciel (5.000 habitantes). Jorge Valdano, de Las Parejas (12.000 habitantes), tierra natal de otro gigante de nuestro fútbol como fue Ermindo Onega. Por su parte, Franco Armani nació en Casilda (35.000 habitantes). En la capital provincial nacieron Leopoldo Luque y Pedro Pablo Pasculli. Rosario es la cuna de Daniel Killer, Sergio Almirón, Lionel Messi y Ángel Di María.
Asombra que Bahía Blanca tenga tantos campeones mundiales como Rosario.

 

Lionel Messi alzando la Copa del Mundo. Rosarino de pura cepa.

 

Por su parte, Córdoba nos entregó 10 campeones mundiales: Osvaldo Ardiles, Américo Rubén Gallego, Mario Alberto Kempes, Miguel Oviedo, José Luis Cucciufo, Oscar Ruggeri, Cristian Romero, Julián Álvarez, Paulo Dybala y Nahuel Molina Lucero.
Hay que dar cuenta de una salvedad. Como se explicó, el fútbol santafesino se fue anexando al profesionalismo porteño a partir de 1939. Para Córdoba – y el resto de la geografía nacional – la competencia nacional llegó con la conformación de los Nacionales de Primera División.

 

La imagen icónica de Mario Kempes. Figura del fútbol argentino. Nacido en Bell Ville, Córdoba.
De estos nueve campeones mundiales, tres son hijos directos de la conformación de este campeonato. Mario Kempes – El Matador -, y Osvaldo Ardiles, Pitón, aparecieron en un gran equipo de Instituto durante el Nacional de 1973. El inmenso Talleres de aquella década fue la casa de Miguel Oviedo y otros dos campeones mundiales como José Daniel Valencia y Rubén Galván.
Julián Álvarez nació en Calchín, pueblo de apenas 2.500 habitantes.
¿Y de cuales pueblos o ciudades vinieron los cordobeses? Osvaldo Ardiles, Miguel Oviedo, el malogrado José Luis Cucciufo, y Cristian Romero nacieron en Córdoba Capital. Por su parte, Américo Gallego lo hizo en Morteros (13.000 habitantes); Oscar Ruggeri en Corral de Bustos (10.000 habitantes). Mario Alberto Kempes es natural de Bell Ville (20.000 habitantes), ciudad cuna de la pelota sin tiento; por ende, la capital mundial de la pelota de fútbol. Julián Álvarez es de Calchín (2.500 habitantes); Paulo Dybala nació en Laguna Larga (8.000 habitantes) y el lateral Nahuel Molina Lucero en Embalse (9.000 habitantes).
Como vimos, de los 23 campeones mundiales nacidos en San-Cor, 10 nacieron en pueblos con menos de 15.000 habitantes.

 

EL RESTO DE LA PATRIA, PRESENTE

Porque no sólo en eje Buenos Aires-Santa Fe-Córdoba nacen los grandes futbolistas argentinos. El resto de la patria también le a entregado campeones mundiales a nuestro fútbol.
Santiago del Estero. Madre de ciudades. Tierra de René Orlando Houseman y Luis Adolfo Galván. El Loco nació en La Banda (100.000 habitantes). Por su parte, el notable defensor lo hizo en Fernández (15.000 habitantes).
La norteña provincia de Formosa no ha sido pródiga en futbolistas (aunque fue cuna de un crack como Pancho Sá). Tan sólo Sportivo Patria – Nacional 1976 – ha representado a la provincia en la máxima divisional. Pero puede presumir de un campeón del mundo: Rubén Galván. Nacido en Comandante Fontana (4.000 habitantes), fue un notable mediocampista de los años 70s, fallecido en 2018.
Jorge Burruchaga y Lisandro Martínez. Dos campeones del Mundo entrerrianos. Ambos nacidos en Gualeguay.
Otra provincia que ha entregado un campeón del mundo fue Jujuy. En San Salvador nació José Daniel Valencia. El Rana. Uno de los mejores mediocampistas ofensivos del fútbol argentino de los años setenta. Por su parte, Entre Ríos también tiene en Jorge Luis Burruchaga y el defensor Lisandro Martínez a sus hijos pródigos. Curiosamente, el autor del gol definitorio en México 86 y el sólido defensor de Qatar 2022 nacieron en Gualeguay, una ciudad con apenas 60.000 habitantes.
El lateral Marcos Acuña nació en Zapala. El primer patagónico en consagrarse campeón del Mundo.
Con la obtención de la Copa del Mundo de Qatar 2022, otros puntos de la geografía nacional comenzaron a brindarle hijos al sueño mundialista argentino. Por ejemplo, la Patagonia.En Zapala (32.000 habitantes), provincia de Neuquén, nació el eficiente lateral Marcos Acuña. Santa Rosa (105.000 habitantes), capital de la provincia de La Pampa, es la tierra que vio nacer a Alexis Mac Allister. Por su parte, Tucumán tiene en Exequiel Palacios a su primer campeón del mundo. El volante nació en Famaillá (23.000 habitantes), capital del arte en la provincia norteña.
Vale destacar las mínimas presencias del fútbol neuquino y pampeano en las categorías AFA. Tan solo Alianza de Cutral-Co (Liguilla Pre-Libertadores 1986) representó al fútbol neuquino. Por su parte, el fútbol pampeano tuvo las esporádicas participaciones de All Boys de Santa Rosa (Copa Argentina 1970, de gran campaña), Atlético Santa Rosa (Nacional 1983) y Ferro de General Pico (Nacional 1984 y Nacional B 1986 a 1988).
Las provincias que esperan tener un futbolista nacido en su tierra consagrado campeón mundial son Corrientes, Misiones, Chaco, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, San Luis, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego e islas del Atlántico Sur.
Si, la provincia de Mendoza aún no tiene su campeón del mundo.

 

¿Y LA CAPITAL FEDERAL?

El distrito con mayor desarrollo económico de la patria, tierra de los clubes más importantes de la Argentina, tan sólo tiene dos futbolistas nacidos en su territorio: Sergio Daniel Batista y Alejandro Papu Gómez.
Toda una muestra del mapa real del fútbol argentino.
Checho Batista. Uno de los dos porteños campeones del mundo.
Un dato real: muchos campeones migraron junto a sus familias a las ciudades núcleo. Así fue como Houseman se crió en la Villa del Bajo Belgrano (Capital Federal), Bertoni se instaló en Berazategui (Conurbano bonaerense), Américo Gallego en el Gran Rosario y Jorge Burruchaga en Bernal (Conurbano bonaerense)
Sin dejar de soslayar este último dato, es evidente la influencia de la ciudad puerto sobre el resto de la patria: los jugadores nacen tierra adentro, pero la gran mayoría desarrolla su carrera profesional donde se cocina realmente nuestro fútbol. Si, esa tierra donde no nace la materia prima de esta pasión: los futbolistas.

 

PASANDO EN LIMPIO

69 campeones del mundo en el mapa de la República Argentina. 18 nacieron en el Conurbano bonaerense; 16 en el resto de la provincia de Buenos Aires; 14 en Santa Fe; 10 en Córdoba; 2 en Capital Federal, Entre Ríos y Santiago del Estero; uno en Jujuy, Formosa, Neuquén, La Pampa y Tucumán.

 

¿EN CUALES CLUBES SURGEN NUESTROS CAMPEONES?

Acá hay otro punto interesante de analizar. El profesionalismo porteño instalado, a partir de 1934 con la creación de la actual AFA como Fútbol Argentino, determinó cuales clubes son grandes y los otros. ¿Pero nuestros jugadores surgen de esos clubes llenos de recursos? Vamos a seguir tomando como ejemplo a los emblemáticos 69 campeones del mundo.
Los clubes de barrio son vitales en la formación de millones de pibes argentinos.
Vale hacer otra consideración. Antes de llegar al fútbol AFA, la totalidad de los futbolistas se formaron en esa célula primordial en la vida de los argentinos que son los clubes de barrio y pueblo. En otro momento habrá que reconocer a todos los clubes de barrio que formaron, siendo criaturas, a los campeones mundiales. Dicho esto, también es necesario señalar que es necesaria la plena vigencia de la Ley de Clubes de Barrio, promulgada en 2014, pero que duerme aún el sueño de los justos. Que se entienda: sin clubes de barrio no hay campeones del mundo.
El periodista rosarino Fito Parody realizó un excelente trabajo recolectando el club de barrio en el cual transcurrió la infancia de cada campeón del mundo. Vale la pena destacarlo: Lio Messi (Club Abanderado Grandoli); Ángel Di María (Club El Torito); Ángel Correa (6 de Mayo); Dibu Martínez (Club General Urquiza); Cuti Romero (Club San Lorenzo); Nicolás Otamendi (Club Barrio Nuevo); Nahuel Molina (Club Nautico Fitz Roy); Marcos Acuña (Club Olimpo); Rodrigo De Paul (Belgrano de Sarandí); Leandro Paredes (Sociedad de Fomento La Justina); Enzo Fernández (Club La Recova); Lautaro Martínez (Club Liniers); Julián Álvarez (Club Calchín); Franco Armani (Club Aprendices Casildenses); Gerónimo Rulli (Ateneo Popular La Plata); Gonzalo Montiel (Club Social y Deportivo El Tala); Juan Foyth (Club El Tala); Guido Pezzella (Club Kilómetro 5); Lisandro López (Club Urquiza); Alexis Mac Allister (Club Parque); Paulo Dybala (Sportivo Laguna Larga) y Thiago Almada (Club Santa Clara).

 

Diego Maradona y Daniel Passarella. Los dos capitanes campeones mundiales. Surgidos en equipos chicos: Argentinos Juniors y Sarmiento de Junín.
De los 69 jugadores, 23 – un tercio exacto – surgieron de los cinco grandes tradicionales. Ninguno de los siete jugadores autores de goles en las finales de 1978, 1986 y 2022 se formó en estos clubes. Es más, los jugadores que lucieron la capitanía tampoco surgieron de clubes grandes: Daniel Alberto Passarella lo hizo en Sarmiento (Junín); Diego Armando Maradona en Argentinos Juniors. Finalmente, Lionel Andrés Messi fue formado en Newell´s Old Boys en todo su tramo de infantil y luego completó su formación profesional en el FC Barcelona.
Germán Pezzella, Exequiel Palacios y Rodrigo Montiel. Tres jugadores surgidos en River, campeones del mundo en Qatar.
River Plate es el club que más campeones mundiales formó con 8 futbolistas. Hasta Qatar 2022, River podía presumir de solo dos campeones del mundo forjados en sus entrañas, como fueron el genial Norberto Beto Alonso y Carlos Daniel Tapia. En el último mundial se consagraron seis jugadores surgidos en Núñez: Gonzalo Montiel, Germán Pezzella, Julián Álvarez, Exequiel Palacios, Guido Rodríguez y Enzo Fernández. Una embajada millonaria en el golfo arábigo.
Boca Juniors formó a 6 campeones del mundo. Ellos son Omar Larrosa, Alberto Tarantini, Oscar Ruggeri, Marcelo Trobbiani, Leandro Paredes y Nahuel Molina Lucero. Salvando a los dos campeones de Qatar que se encuentran en actividad, ninguno de los representantes boquenses en Argentina 78 y México 86 tuvieron su punto más alto en su carrera vistiendo la camiseta xeneize. Tampoco pertenecían al club de la Ribera en el momento de consagrase campeones mundiales.
El grito goleador de Jorge Valdano. Formado en Newell´s. Cuna de cracks.
Los cinco jugadores mundialistas surgidos en Newell´s Old Boys tuvieron vital importancia para los logros argentinos. Salvo el delantero Sergio Almirón, que no jugó un minuto en México 86, los otros campeones surgidos en las entrañas leprosas fueron fundamentales: Américo Rubén Gallego, Ricardo Giusti, Jorge Valdano y Lisandro Martínez. Jugadores de un enorme relieve, verdaderos puntales de aquellos equipos campeones. Figuras de la notable escuela de fútbol del Parque de la Independencia.
Enorme José Luis Brown. Uno de los tres mundialistas pincharratas. El único titular.
Estudiantes de La Plata también vio nacer cinco campeones: Héctor Baley, Rubén Pagnanini, José Luis Brown, Gerónimo Rulli y Juan Foyth. Curioso: César Luis Menotti convocó a dos futbolistas – el arquero Baley y el defensor Pagnanini – que fueron parte del glorioso ciclo de Osvaldo Zubeldía en 1 y 55. También se puede consignar que ninguno de los dos jugó un minuto en Copa del Mundo. Por su parte, José Luis Brown fue un valuarte del equipo campeón en 1986, coronando su actuación con el primer gol argentino en la final ante Alemania Federal. Los pincharratas en Qatar pasaron casi inéditos: Rulli fue tercer arquero y Foyth jugó apenas cuatro minutos ante Croacia.
Cebollita genial. Diego Armando Maradona. Nacido en Juan Agustín García y Boyacá.
El Semillero del Mundo se anota cuatro campeones mundiales. La Asociación Atlética Argentinos Juniors es la cuna del cebollita genial: Diego Armando Maradona ¿Que mas se puede decir? Carlos Bilardo convocó a México 1986 dos futbolistas brillantes, campeones de Copa Libertadores 1985: Sergio Daniel Batista, mediocampista central; y el genial Claudio Borghi. Checho fue un indiscutido en los siete partidos de la Copa. Bichi fue titular ante Italia y Bulgaria. Una de las revelaciones de Qatar 2022 fue Alexis Mac Allister, surgido – al igual que su padre treinta años atrás – en el inagotable semillero de La Paternal. Argentinos, futbol y toque…
Ubaldo Matildo Fillol. El Pato. El primer arquero argentino campeón del mundo surgió en Quilmes.
Curioso mérito tiene el viejo Quilmes Atlético Club. En sus entrañas surgieron tres campeones mundiales de notable calibre: Ubaldo Matildo Fillol, Ricardo Daniel Bertoni y Ricardo Julio Villa. Sus trayectorias con la camiseta blanca fueron cortas. El enorme Pato debutó  en 1969, jugó en el ascenso y se consagró en Racing a partir de 1972. El paso de Petete y Ricky tuvo sabor sabatino. Villa debutó en 1971 y siguió hasta 1974. Bertoni vio primera en 1972 y pronto se fue a Independiente.
Instituto Atlético Central Córdoba es un club prolífero en cracks mundialistas. En Alta Córdoba aparecieron Osvaldo Ardiles, Mario Alberto Kempes y Paulo Dybala. En el Caso de Pitón y el Matador, sus actuaciones descollantes en el Nacional 1973 llamaron la atención. Sus campañas fueron notables. Tanto en nuestro medio, Selección Nacional o en el exterior. Nadie le podrá quitar a la Gloria cordobesa, justamente, tamaña gloria. Por su parte, Dybala jugó tan sólo una temporada en Alta Cordoba. Luego, armó una campaña llena de logros en Italia.

 

Clausen, Burruchaga y Bochini. Sangre Roja. Si bien el goleador de la final es surgido en Arsenal.
Independiente, los Diablos Rojos de Avellaneda, también tienen cuatro campeones mundiales. Ellos son Rubén Galván, Néstor Rolando Clausen y el símbolo: Ricardo Enrique Bochini. El formoseño Galván no jugó un minuto en Argentina 1978. Por su parte, el lateral Clausen tan sólo fue titular en el partido inicial de México 1986 frente a Corea del Sur. El popular Bocha jugó unos minutos ante Bélgica en semifinales. Brillantes en lo suyo, pero ninguno fue determinante en las Copas del Mundo. El nicoleño Rubén Pagnanini, sin haber disputado minutos en 1978, también era jugador de Independiente
Oscar Garré. Campeón del mundo 1986. Surgido en Ferro Carril Oeste.
Ferro Carril Oeste también tiene sus tres cracks mundialistas. El primero fue Oscar Garré, lateral izquierdo que jugó los primeros partidos en México 86. En la lista de Qatar aparecieron Marcos Acuña y el arquero Franco Armani. Ambos, vistieron la camiseta verde en tiempos de torneo de Primera Nacional.
¿Y San Lorenzo? De las entrañas del Ciclón surgieron Tres campeones mundiales. Enormes en su talento. Jorge Olguín, de inferiores en Alvarado de Mar del Plata, fue un derroche de talento defensivo. Titular indiscutible durante la etapa de César Luis Menotti. El negro Oscar Ortiz fue uno de los delanteros más talentosos del fútbol argentino en su historia. Titular en la fase final de la Copa del Mundo de 1978. Un dato para tener en cuenta: ambos jugadores fueron moldeados por Ernesto Duchini, formador sanlorencista a comienzos de los setenta. Finalmente, en Qatar 2022 fue el turno de Ángel Correa.
Otra escuela de fútbol es Rosario Central. Los Canallas formaron tres campeones mundiales. Curiosamente, dos de ellos no jugaron ni un minuto: el defensor Daniel Pedro Killer y el arquero Héctor Zelada. El Perro, defensor durísimo, fue parte del plantel campeón 1978. Zelada, que hacía años jugaba en América de México, fue convocado por Bilardo como tercer arquero. Por su parte, Ángel Di María tuvo una actuación fantástica en Qatar, convirtiendo uno de los goles de la final ante Francia.
Lautaro Martinez: uno de los tres campeones del mundo surgidos en Racing.
Racing Club, la Academia, también brindó a tres de sus hijos a este resumen: al Vasco Julio Jorge Carlos Olarticoechea – tres veces mundialista – y a dos campeones de Qatar: Rodrigo de Paul y Lautaro Martínez. 
Vélez Sársfield también tiene dos cracks mundialistas surgidos en sus filas: Nicolás Otamendi y Thiago Almada. El defensor, un verdadero baluarte. Por su parte, el hábil volante pasó inédito en la Copa del Mundo de Qatar.
Banfield es otro club que tiene dos mundialistas. Uno de ellos es Ricardo La Volpe, tercer arquero en Argentina 1978. El otro, el eficiente Nicolás Tagliafico, titular en los partidos definitorios de Qatar 2022.
Jorge Luis Burruchaga abrazó la gloria eterna convirtiendo el tercer gol argentino en la final ante Alemania de 1986. Por su parte, Alejandro Gómez se hizo un lugar en el equipo de Qatar. Ambos surgieron en Arsenal de Sarandí.
Unión de Santa Fe puede presumir de dos símbolos, como son Leopoldo Jacinto Luque y Nery Alberto Pumpido. Curiosa es la carrera del goleador. Formado en Unión de Santa Fe. Pero antes de debutar – y brillar – con los tatengues, jugó profesionalmente en Gimnasia de Jujuy, Central Norte y Rosario Central. Pero a efecto de este informe, se lo considera jugador formado en Unión. Por su parte, Nery fue mundialista en 1982-1986 y 1990. Arquero titular en la gesta eterna de México.
Finalmente, están los casos de clubes que han entregado un sólo campeón del mundo. Daniel Alberto Passarella, el Gran Capitán, tuvo su primer paso profesional en el Club Atlético Sarmiento. Campeonato de Primera C, año 1973. Jugó tan sólo esa temporada con los verdes. De Junín hacia la gloria…
Pedro Pablo Pasculli. El hombre de las Tres P. Surgido en Colón de Santa Fe.
Pedro Pablo Pasculli, el goleador ante Uruguay en México 86, surgió en las divisiones inferiores de Colón de Santa Fe. Luego pasó por Argentinos Juniors y el fútbol italiano.
Miguel Angel Oviedo, la Cata Oviedo, surgió en las inferiores del Club Palermo (actual Unión San Vicente), donde debutó en el campeonato cordobés de 1969. Otro mediterráneo fue José Luis Cucciufo. El malogrado defensor debutó profesionalmente en Huracán de Barrio la France. Luego pasó a Talleres y debutó en Primera división en Chaco For Ever, Nacional 1980.
Lanús fue la cuna de Héctor Enrique, el hombre que le dio equilibrio al mediocampo argentino en la fase final de México 1986.
En Chacarita Juniors debutó el arquero Luis Alberto Islas. Por su parte, René Orlando Houseman lo hizo en Defensores de Belgrano. Luis Adolfo Galván se formó en Independiente de su Fernández natal. Finalmente, José Daniel Valencia surgió en Gimnasia y Esgrima de Jujuy. Por su parte, el defensor Cristian Romero comenzó su camino en el fútbol profesional en Belgrano de Córdoba.
Finalmente, nos encontramos con el caso de jugadores nacidos y formados en infantiles e inferiores en nuestro país, pero forjaron sus carreras profesionales en el exterior. Son los casos de Emiliano Martínez (Arsenal, de Londres con debut en Oxford United) y Lionel Andrés Messi (FC Barcelona).
Algunos clubes históricos que no han legado campeones del mundo: Gimnasia y Esgrima La Plata, Huracán, Platense y Tigre.

 

 

LA IMPORTANCIA DEL ASCENSO Y LAS PROVINCIAS

En la nómina de campeones mundiales argentinos sorprende la cantidad de futbolistas que debutaron profesionalmente en el ascenso o el fútbol federal. Buen momento para romper mitos. ¿Cual fue la importancia real del ascenso metropolitano y el fútbol del interior?
Si lo desarrollamos a través de los 69 campeones del mundo, es realmente vital. No sólo por la cantidad de futbolistas que surgieron en estos campeonatos, sino por su importancia en ambos títulos mundiales.
Talleres de Córdoba 1978. Una constelación de cracks. Tres de ellos, campeones del mundo.
Es necesaria una mención al ojo clínico de César Luis Menotti para conformar el plantel campeón del Mundo 1978. No tuvo problema en convocar futbolistas de las provincias que surgían de los Nacionales. Osvaldo Ardiles y Mario Alberto Kempes, como dijimos, figuras de Instituto de Córdoba en el Nacional de 1973. Luis Adolfo Galván, José Daniel Valencia y Miguel Angel Oviedo eran figuras de Talleres de Córdoba, gran equipo de aquellos años.
Ya mencionamos el caso de Leopoldo Jacinto Luque. Un hombre que le llegó la fama de grande. Antes la peleó tanto en el interior como en el ascenso metropolitano. Primero en Gimnasia de Jujuy y Central Norte de Salta. En 1974 convirtió goles vitales para el regreso de Unión de Santa Fe a Primera División.
Otro crack de las provincias fue el malogrado José Cuciuffo, figura del Huracán Cordobés. Pasó a Talleres en 1979. Realizó una gran campaña hasta que fue transferido a Vélez Sársfield en 1982.
René Houseman. Campeón del mundo surgido en el campeonato de Primera C.
A tomar aire porque se viene una seguidilla de campeones del mundo que surgieron de las categorías más bajas del fútbol argentino.
Tres futbolistas de vital importancia en esta historia de Argentina en los mundiales surgieron del viejo campeonato de Primera C. Ellos son René Houseman (Defensores de Belgrano, 1972), Daniel Passarella (Sarmiento, 1973) y Héctor Enrique (Lanús, 1980).
Por su parte, Daniel Bertoni (Quilmes, 1971), Jorge Burruchaga (Arsenal, 1981) y Luis Alberto Islas (Chacarita Juniors, 1982) debutaron en el campeonato de Primera B.
¿Y los campeones de Qatar 2022 nacieron de un repollo? No, para nada. Cinco de ellos dieron sus primeros pasos profesionales en el Nacional B.
Paulo Dybala fue una aparición fulgurante en el Nacional B 2011/12.
Germán Pezzella debutó en River Plate cuando el equipo millonario transitó el Vía Crucis del ascenso. Esa misma temporada (2011/12), Paulo Dybala – con sólo 17 años – deslumbró a propios y extraños en Instituto de Córdoba. Franco Armani puede presumir de haber logrado más de 20 títulos, pero sus comienzos fueron en el ascenso. Más precisamente, en Ferro Carril Oeste, en la temporada 2007/08. En Caballito también disputó sus primeras cuatro temporadas el lateral Marcos Acuña. Finalmente, Alexis Mac Allister inició sus primeras armas profesionales en el equipo de Argentinos Juniors que obtuvo el campeonato de Primera Nacional 2016/17.
En total, 18 futbolistas de 69 pasaron antes por el fútbol de los sábados o de las provincias, cuando ni imaginaban lo que el destino les depararía. Argentina no comienza ni termina en Capital Federal. El fútbol no son tan sólo los grandes del fútbol argentino: sin los chicos, el ascenso y las provincias, se pierde gran parte del potencial. El fútbol argentino es competitivo por la enorme diversidad. Con estos datos, es bueno comenzar a hablar de un verdadero mapa del fútbol argentino.

 

FINALMENTE, ¿EN QUE EQUIPO SE CONSAGRARON CAMPEONES?

69 campeones hijos de esta tierra. Ya vimos dónde surgieron, ¿Pero en cual club militaban al consagrarse campeones? Aquí lo interesante es analizar los cambios globales del mundo luego de la Ley Bosman, de 1995. Nada será igual. Si en 1978, de los 22 consagrados tan sólo 1 trabajaba en el exterior (Mario Kempes); 44 años más tarde la situación sera inversa: de 26 tan sólo 1 (Franco Armani) es parte del fútbol argentino. Es cierto que varios futbolistas campeones en Qatar dejaron nuestro medio relativamente poco tiempo atras, como Julián Álvarez o Enzo Fernández.
eL Conejo Tarantini disputó el Mundial 78 como jugador libre. Se lo considera: jugador AFA.
¿Dónde jugaban los campeones de 1978? Repasemos: Ubaldo Fillol (River Plate); Héctor Baley (Huracán); Ricardo La Volpe (San Lorenzo); Luis Galván (Talleres); Daniel Passarella (River Plate); Jorge Olguín (San Lorenzo); Rubén Pagnanini (Independiente); Miguel Oviedo (Talleres); Daniel Killer (Racing Club); Osvaldo Ardiles (Huracán); Américo Gallego (Newell´s); Omar Larrosa (Independiente); Daniel Valencia (Talleres); Norberto Alonso (River Plate); Rubén Galván (Independiente); Julio Villa (Racing Club); Mario Kempes (Valencia CF); Daniel Bertoni (Independiente); Oscar Ortíz (River Plate), René Houseman (Huracán) y Leopoldo Luque (River Plate).
¿Alberto César Tarantini? En conflicto con Boca Juniors había quedado en libertad de acción en el momento de disputarse la Copa del Mundo 1978. Por lo tanto se lo considera Jugador AFA.
Los héroes de México 86 estaban llevando sus carreras profesionales en éstos equipos: Luis Islas (Estudiantes de La Plata); Nery Pumpido (River Plate); Héctor Zelada (América, México); José Luis Brown (Deportivo Español); Néstor Clausen (Independiente); José Luis Cuciuffo (Vélez Sársfield); Daniel Passarella (Fiorentina); Oscar Garré (Ferro Carril Oeste); Oscar Ruggeri (River Plate); Sergio Batista (Argentinos Juniors); Ricardo Bochini (Independiente); Diego Maradona (Napoli); Héctor Enrique (River Plate); Ricardo Giusti (Independiente); Julio Olarticoechea (Boca Juniors); Carlos Tapia (Boca Juniors); Marcelo Trobbiani (Elche CF); Sergio Almirón (Newell´s); Claudio Borghi (Argentinos Juniors); Jorge Burruchaga (Nantes); Jorge Valdano (Real Madrid) y Pedro Pasculli (Lecce).
Finalmente, están los 26 campeones de Qatar 2022. Ellos son Franco Armani (River Plate); Juan Foyth (Villarreal CF); Nicolás Tagliafico (Lyon); Gonzalo Montiel (Sevilla CF); Leandro Paredes (Juventus); Germán Pezzella (Betis); Rodrigo De Paul (Atlético Madrid); Marcos Acuña (Sevilla CF); Julián Álvarez (Manchester City); Lionel Messi (PSG); Ángel Di María (Juventus); Gerónimo Rulli (Villarreal CF); Cristian Romero (Tottenham Hotspurs); Exequiel Palacios (Bayer Leverkusen); Ángel Correa (Atlético Madrid); Thiago Almada (Atlanta United); Alejandro Gómez (Sevilla); Guido Rodríguez (Betis); Nicolás Otamendi (Benfica); Alexis Mac Allister (Brighton H&A); Paulo Dybala (Roma), Lautaro Martínez (Internazionale); Emiliano Martínez (Aston Villa); Enzo Fernández (Benfica); Lisandro Martínez (Manchester United) y Nahuel Molina Lucero (Atlético Madrid).
River Plate no solo es el equipo que más campeones del mundo argentinos formó: también es el club que más campeones en actividad tenía en sus filas con 9: Ubaldo Fillol, Daniel Passarella, Norberto Alonso, Oscar Ortíz, Leopoldo Luque, Nery Pumpido, Oscar Ruggeri, Héctor Enrique y Franco Armani.
¿Quienes le siguen? Independiente, con 7 campeones; Huracán, Talleres de Córdoba y Sevilla, con 3.
Finalmente, ¿Cual era la edad de los tres entrenadores al consagrarse campeones del mundo? El más joven fue César Luis Menotti, con 39 años, 8 meses y 3 dias. Por su parte, Lionel Scaloni se consagró en Qatar con 44 años, 7 meses y 2 días. A su vez, Carlos Salvador Bilardo, en el momento de abrazar la gloria en el Azteca, tenía 48 años, 3 meses y 13 días.

 

Comentarios

comentarios