Historias Mundialistas: Haití y Zaire en la Copa del Mundo 1974

452

Haití y Zaire fueron protagonistas de la Copa del Mundo de 1974. Dos paises atravesados por dictaduras sangrientas. Detrás de sus participaciones mundialistas, historias que merecen ser conocidas.

Por Martín Gorojovksy

  A mediados de la d√©cada del ‚Äô70¬†Hait√≠¬†y¬†Zaire¬†compart√≠an el sino de estar regidos por dos dictaduras que se destacan entre las m√°s tr√°gicas de la historia del siglo XX. En el pa√≠s caribe√Īo gobernaba Jean-Claude Duvalier, apodado¬†Baby Doc¬†para diferenciarlo de su padre, el m√©dico Fran√ßois¬†Papa Doc¬†Duvalier, fundador del r√©gimen en 1957. Por su parte, Zaire, el antiguo Congo belga, era gobernado por Mobutu Sese Seko, un militar que, con el apoyo de Occidente, hab√≠a maniobrado contra el l√≠der independentista Patrice Lumumba a comienzos de la d√©cada del ‚Äô60. Ambas dictaduras intentaban en la d√©cada del ‚Äô70 establecer alg√ļn tipo de imagen¬†respetable¬†ante la opini√≥n p√ļblica mundial, y el deporte era una vidriera a explotar.  
Mucho m√°s que un ‚Äėblooper‚Äô
La dictadura de Mobutu hab√≠a lanzado una campa√Īa de promoci√≥n del deporte, que en el caso del f√ļtbol se tradujo en la profesionalizaci√≥n de la disciplina, cuyo fruto fue la clasificaci√≥n al Mundial ‚Äô74. Se trataba de un evento de alto perfil, y el mismo sentido tendr√≠a la organizaci√≥n de la hist√≥rica pelea de box entre Muhammad Al√≠ y George Foreman, disputada en Kinsasha, capital zaire√Īa, en octubre del mismo a√Īo. Zaire fue el primer pa√≠s del √Āfrica sub-sahariana que clasificaba a la Copa del Mundo, gracias al roce internacional que hab√≠an conseguido algunos de sus jugadores en el f√ļtbol belga. Tambi√©n se hab√≠a contratado como director t√©cnico al ex arquero yugoslavo Blagoje Vidinic. Sin embargo, el sorteo para la primera fase de grupos no fue generoso puesto que Zaire deber√≠a enfrentar, en la Zona 2, a Brasil, campe√≥n vigente, Yugoslavia, selecci√≥n de marcada tradici√≥n y algunos antecedentes destacados, y Escocia, equipo con cierto recorrido en las copas del mundo, aunque con escasos resultados. Las aspiraciones de los africanos, por lo tanto, no pasaban de hacer un papel decente, y tal vez dar el batacazo clasificando a la segunda fase.   Con este panorama, el debut con derrota ante los brit√°nicos por 2 a 0 no cay√≥ particularmente mal. Incluso se destac√≥ la actuaci√≥n del arquero Kazadi Muamba, qui√©n evit√≥ una diferencia mayor en el marcador. Pero en la segunda fecha el objetivo de incursi√≥n decente se fue a pique. Yugoslavia vapule√≥ por 9 a 0 a los africanos y los elimin√≥ de la competencia. Qued√≥ para cumplir el cierre del grupo ante Brasil, que les propin√≥ otra goleada m√°s modesta: 3 a 0. De este partido qued√≥ para el recuerdo una jugada curiosa. Faltando cinco minutos para el final del encuentro, con la chapa final ya puesta en el marcador, los sudamericanos dispusieron de un tiro libre a pocos metros de la medialuna del √°rea grande africana.¬†Roberto Rivelino se aprestaba a patear, pero cuando son√≥ el pitazo del √°rbitro, el defensor Muepu Ilunga sali√≥ corriendo desde la barrera zaire√Īa para despejar la pelota. La escena qued√≥ en la historia como uno de los momentos m√°s graciosos de los mundiales, pero la historia detr√°s de la escena no era reidera.¬†(En la foto, Ilunga es amonestado despu√©s de la jugada).
  Sucedi√≥ que, despu√©s del 0-9 ante los yugoslavos, Mobutu envi√≥ hombres de su guardia presidencial a amenazar al plantel. Si perd√≠an por m√°s de tres goles ante Brasil, ser√≠an ejecutados.¬†De modo que el despeje de Ilunga no se trat√≥ de ignorancia del reglamento, como todav√≠a se cree, sino que fue un error producto del miedo de perder la vida junto con la de sus compa√Īeros de equipo.
Dóping positivo
El recorrido de la selecci√≥n haitiana tambi√©n fue breve. En las eliminatorias hab√≠an dado la sorpresa de relegar a M√©xico, habitual clasificado por la CONCACAF, confederaci√≥n que por entonces solo contaba con una plaza en los mundiales. El sorteo puso a los caribe√Īos en el Grupo 4, junto a Italia, Polonia y Argentina, y al igual que Zaire perdieron los tres partidos, por 3 a 1, 7 a 0, y 4 a 1 respectivamente. Pero si la campa√Īa haitiana no pas√≥ a la historia por los m√©ritos deportivos, s√≠ lo hizo por ser¬†la primera vez que un jugador dio positivo en los controles antidopaje. Se trat√≥ del defensor Ernst Jean-Joseph¬†(en la foto, cuarto desde la izquierda de la fila de agachados), cuya prueba se realiz√≥ despu√©s del debut ante Italia, partido en el cual los haitianos disfrutaron, si bien brevemente, el haberse puesto 1 a 0 arriba en el marcador al comienzo del segundo tiempo. Jean-Joseph fue separado de la competencia, pero su desgracia no termin√≥ all√≠. Miembros de la polic√≠a secreta haitiana, los¬†Tonton macoutes, arrestaron al jugador y tras darle una golpiza lo enviaron de vuelta a su pa√≠s. All√≠ fue juzgado por haber ‚Äėdesonhrado‚Äô al pa√≠s, y pas√≥ dos a√Īos preso. Durante su cautiverio fue sometido nuevamente a torturas.   (*)¬†Periodista de Abr√≠ la Cancha

Comentarios

comentarios