Apiladas Deportivas: entre la seguridad en los estadios y Messi en Miami

236

La miga del deporte. Lo que decimos en Abr√≠ la Cancha. A√ļn nos duele la tragedia del Monumental. Messi en Estados Unidos: ¬ŅQue hay detr√°s de todo esto?

Por Carlos Aira

 

Luego de un parate involuntario, retomamos las Apiladas Deportivas dominicales. Una idea com√ļn sobrevuela a todos los que hacemos Abr√≠ la Cancha: nos sigue doliendo la tragedia del Monumental. Saludamos que los jugadores, protagon√≠stas centrales del espect√°culo, hayan sido quienes suspendieron el partido entre River Plate y Defensa y Justicia. Hay una realidad: no hay f√ļtbol sin fiesta. La tragedia de un espectador fallecido en forma horrenda, ante la mirada de 80.000 espectadores, no permit√≠a la continuidad del espect√°culo.
Se√Īalamos esto porque algunas voces, t√≠midas, como tanteando el ambiente, pusieron en duda la necesidad de suspender el partido. Desde la supuesta ventaja deportiva que tendr√≠a River; hasta una mirada – a mi entender – perversa: no se puede frenar un espect√°culo que maneja tanto dinero por un fallecido.
Reiteramos un concepto: no hay fiesta del f√ļtbol con tragedia alrededor. El f√ļtbol argentino y mundial ha padecido haber priorizado ¬ęel f√ļtbol¬Ľ por sobre la tragedia. Desde aquella noche de la Bengala en la Bombonera hasta la tragedia de Heysel, que los europeos siempre barrieron debajo de la alfombra.
Otro punto para analizar es el rol de los medios. Suspendido el encuentro en el Monumental se manifest√≥ una mezcla de supina ignorancia y un morbo pocas veces visto. Desde hace a√Īos nuestro periodismo deportivo – con claras excepciones – est√° formado para participar en el mundo del entretenimiento y el espect√°culo. Las cabezas est√°n formateadas desde ese lugar. ¬ŅQu√© hacer cuando sucede una horrible tragedia? Un compendio de barbaridades. Una tras otra. Desde brindar informaciones err√°ticas – en algunos casos incomprobables – hasta avasallar a una familia atravesada por el profundo dolor de la partida. Est√°n de moda los protocolos y las charlas de capacitaci√≥n sobre ciertos temas. Muy bien vendr√≠a para gran parte de la prensa afectada a la cobertura de la tragedia del Monumental, un curso de humanidad.
Pablo Serrano no se suicid√≥, como muchos medios afirmaron. Padeci√≥ un accidente producto de la imprudencia. Desde siempre los hinchas hemos naturalizado que colgarse desde lugares prohibidos es parte del llamado ¬ęfolklore del f√ļtbol¬Ľ. ¬ŅAlgunas vez se fijaron que bajaron que bajas son muchas barandas? En el estadio Libertadores de Am√©rica, en algunos sectores, no llega al 1,30 de altura. ¬ŅQue altura deben tener los antepechos? Un buen tema para investigar porque existen reglamentaciones FIFA y los estadios argentinos, en su mayor√≠a muy antiguos, tal vez tengan una gran deuda all√≠.
Una reflexi√≥n final que vertimos en estos d√≠as en Abr√≠ la Cancha. La relaci√≥n hincha – partido est√° mutando en forma vertiginosa a la de espectador – espect√°culo. Nos estamos acercando a un f√ļtbol argentino con mayor√≠a de plateas en los estadios. Menos alambrados, mas plateas y mas espectadores.
LIONEL EN MIAMI
Pero la gran noticia de la semana fue la decisión que tomó Lionel Messi. Su carrera profesional no continuará en Europa y mudará su magia hacia la soleada península de la Florida. El Inter Miami será su próximo club. Ni Barcelona ni Arabia. Muchísimo menos Rosario. El comienzo del adiós de una carrera rutilante. El adiós a las grandes competencias, para disputar la Major League. Un campeonato sin presiones, pero cercano a grandes negocios futuros.
Con 36 a√Īos, Messi firmar√° un contrato que lo unir√° al equipo estadounidense hasta junio de 2026. Los n√ļmeros del contrato est√° reservados porque Lionel no solo ser√° jugador franquicia de Inter Miami, sino que ser√° la cara de la Major League. Dos multinacionales est√°n detr√°s del desembarco del rosarino en Estados Unidos y son Adidas y Apple, ni m√°s ni menos. Se barajan cifras astron√≥micas. Desde un sueldo anual de 100 millones de d√≥lares, sumados regal√≠as por indumentaria y documentales.
A todo esto hay que sumar otra pata. Los Estados Unidos vuelven a organizar una Copa del Mundo desde 1994. Las cosas han cambiado mucho en el norte. El f√ļtbol se globaliz√≥ y las Copa del Mundo mueven miles de espectadores, pero para la idiosincracia estadounidense es necesario el jugador estelar. Ese que le de marco propio al espect√°culo. Lo que entienden que falt√≥ en 1994 y se intent√≥ suplir con el regreso rocambolesco de Diego.¬†Lionel Messi, uno de los tres futbolistas m√°s importantes de todos los tiempos, ser√° la cara estelar del f√ļtbol estadounidense de cara a la Copa del Mundo 2026.
También habrá que sumar, a tantas jugadas, una carambola. La relación Messi-Tapia es granítica. Con la presencia de Messi en Miami se estaría cristalizando el famoso Campus de AFA en Miami. Todo tiene que ver con todo.
La historia de Messi en Miami recién comenzó y en el futuro habrá más novedades para éste boletín.
¬°La seguimos la semana que viene, amigos!

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha, por Radio Gráfica. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

Comentarios

comentarios