Apiladas Deportivas: Por qué hablamos de federalizar el deporte

456

La miga del deporte. Lo que decimos en Abr√≠ la Cancha. Federalizar el deporte para que crezca en su organizaci√≥n. Las experiencias de los Nacionales de Primera Divisi√≥n y la Liga Nacional de B√°squetbol. La importancia del CONADE. ¬ŅProvincializar u organizar a trav√©s de las leyes?

Por Carlos Aira

 

Esta semana que pas√≥ fue pr√≥diga en acontecimientos relevantes. Por un lado, el Rey Midas en el cual se convirti√≥ Claudio Tapia parece que alcanz√≥ un nuevo logro: la organizaci√≥n de la Copa del Mundo Juvenil. El torneo deb√≠a disputarse en Indonesia sin la presencia argentina. Recordemos qu√©, en enero pasado, el equipo dirigido por Javier Mascherano no pas√≥ la fase de grupo clasificatoria mostrando una de las peores caras que recuerde nuestro f√ļtbol en la categor√≠a.
La cuestión es qué FIFA le quitó la organización del certamen a Indonesia por problemas políticos. El verdadero problema, que motivó la salida indonesia, es la negativa de la mayoría del pueblo indonesio Рen su gran mayoría de fe musulmana Рde aceptar la presencia del seleccionado Israelí, en solidaridad con la lucha del pueblo palestino. FIFA atravesó el camino más sencillo y AFA levantó la mano en la organización del Mundial Juvenil 2023. Lo dicho, Tapia está convirtiendo en oro lo que toca.
Si bien FIFA a√ļn no confirm√≥ la organizaci√≥n argentina, ¬ŅSe imaginan al equipo nacional, que clasific√≥ por el ventilete – ni por la ventana – levantando la Copa del Mundo? Habr√≠a que ver si Javier Mascherano, de pobr√≠simas prestaciones, es recontratado para manejar al equipo. Pero si el Sub-20 se consagrara (como en 1979,1995,1997,2001,2005 y 2007), ser√≠a otro logro de la AFA de Midas.

 

¬ŅPOR QU√Č INSISTIMOS EN FEDERALIZAR NUESTRA ORGANIZACI√ďN DEPORTIVA?

 

Esta semana que pas√≥, en Abr√≠ la Cancha pusimos el eje en dos temas que pasaron desapercibidos: la triste realidad de la Liga Nacional de B√°squetbol y el aniversario del triunfo m√°s importante del f√ļtbol riojano en su historia. El 30 de marzo de 1983, en el marco de los viejos campeonatos Nacionales de Primera Divisi√≥n AFA, Andino derrot√≥ 2 a 1 a River Plate en el estadio de Vargas. Nunca antes un equipo riojano disput√≥ un torneo de Primera Divisi√≥n AFA. Tampoco lo volvi√≥ a hacer hasta el d√≠a de hoy.
¬ŅPor cual raz√≥n al deporte de las provincias le cuesta mucho m√°s acceder al deporte de alto rendimiento?
Analicemos cada caso pensando en un com√ļn denominador: sin dirigentes valientes y visionarios no existen cambios profundos. El f√ļtbol tuvo a Valent√≠n Su√°rez. Cuando fue designado interventor de AFA por primera vez, a√Īo 1948, comprendi√≥ que uno de los grandes problemas de nuestro f√ļtbol era el pecado original de 1934: la falta de federalizaci√≥n en la carta org√°nica de AFA de 1934. Cuando volvi√≥ al mismo cargo, en 1966, no le tembl√≥ el pulso y cre√≥, a partir de 1967, el Campeonato Metropolitano y el Campeonato Nacional. Como acto reflejo, el f√ļtbol argentino creci√≥ en forma exponencial. La lista de clubes y jugadores de primer orden que tuvieron una gran visibilidad es enorme. Para comprender la dimensi√≥n que hab√≠a generado el Campeonato Nacional una muestra sencilla: los campeones del mundo 1978 que surgieron en los clubes indirectamente afiliados. Anoten: Daniel Valencia, Luis Galv√°n, Miguel Oviedo, Osvaldo Ardiles, Mario Kempes y podr√≠amos sumar en la lista a Ricardo Villa.
Luego de 1983, el deporte profesional argentino ingres√≥ en un punto de inflexi√≥n. Sobre todo, el f√ļtbol. Los tradicionales grandes porte√Īos sobreviv√≠an padeciendo los estragos que generaron los contratos en d√≥lares, impagables luego de marzo de 1981, viajar hacia las provincias era un gasto demasiado grande. Sobre todo porque las recaudaciones – en general, inclu√≠dos tradicionales cl√°sicos – eran exiguas. El f√ļtbol de los 80s fue muy diferente al actual. Idealizado dentro del campo de juego; pero en verdad, violento en las tribunas y de vacas muy flacas en lo econ√≥mico.
Al mismo tiempo, el entrenador de b√°squetbol Le√≥n Najnudel difund√≠a una idea revolucionaria: la Liga Nacional de B√°squetbol. Najnudel tomaba lo que dejaba el f√ļtbol.¬†El b√°squetbol se hab√≠a atomizado en Buenos Aires. A comienzos de los 80s, la NBA se hab√≠a convertido en espect√°culo global y Argentina ten√≠a grandes jugadores, pero un deporte de tercer orden. En enero de 1983, Najnudel declar√≥ al diario Cr√≥nica: ¬ęLa estructura tiene que ir en favor del mejoramiento general, no del mejoramiento de ciertos integrantes del movimiento del b√°squet.¬† Los clubes del interior se ven cada vez m√°s mermados en sus posibilidades porque los jugadores, inexorablemente, van a jugar a Capital y en Capital tan solo tres o cuatro clubes pueden¬† contratarlos. Si no, no trascienden ni mejoran. Lo que pretendo es una nueva estructura financiera y competitiva¬Ľ.
1985 fue un a√Īo de inflexi√≥n para el deporte argentino. Por un lado, AFA decidi√≥ reorganizar sus campeonatos. Puso punto final al Torneo Nacional de Primera Divisi√≥n, cre√≥ el Nacional B – cuando el proyecto inicial era la creaci√≥n del Nacional A – y dos nuevas categor√≠as: la B Metropolitana y el Torneo del Interior, una tercera divisi√≥n para clubes directa e indirectamente afiliados a AFA.
Por otro lado, comenzó la Liga Nacional de Básquetbol. 
El camino de cada deporte fue expl√≠cito. El crecimiento permanente de la Liga Nacional posicion√≥ a nivel mundial al b√°squetbol argentino. Las plazas brotaron y el deporte profesional se fue extendiendo con √©xito por toda la geograf√≠a nacional. El summ√ļn de nuestra liga fue la Generaci√≥n Dorada, orgullo del deporte argentino. El f√ļtbol mantuvo un ascenso deficitario durante 25 a√Īos. La reorganizaci√≥n de campeonatos de campeonatos de 1996 es la muestra cabal: la Primera Divisi√≥n pagaba sueldos √ļnicos en el mundo; el ascenso languidecia. Reci√©n en 2009, con el programa F√ļtbol para Todos, existi√≥ un shock econ√≥mico que permiti√≥ a los clubes de ascenso crecer estructuralmente.
¬ŅY las provincias? Bien, gracias. La organizaci√≥n de campeonatos AFA hace virtualmente imposible el acceso de los clubes provinciales al f√ļtbol grande. Existe una gran responsabilidad del Consejo Federal. Mientras el f√ļtbol directamente afiliado tiene cuatro categor√≠as profesionales, el Consejo anul√≥ el Argentino B como categor√≠a profesional.
El 30 de marzo pasado se cumplieron 40 a√Īos del hist√≥rico triunfo de Andino 2 a 1 sobre River Plate. Para la estad√≠stica, una dolorosa derrota millonaria. Para el f√ļtbol riojano, una noche inolvidable. En m√°s de cien a√Īos de historia futbolera, La Rioja tuvo un solo representante en el f√ļtbol grande y fue Andino, en aquel Nacional 1983. ¬ŅDimensionamos la importancia que tuvieron esos campeonatos para las provincias y sus pobladores? En di√°logo con Abr√≠ la Cancha, el investigador V√≠ctor Contreras – arque√≥logo del deporte riojano – nos expres√≥ una triste realidad: ¬ęLa reestructuraci√≥n de AFA de 1985, para los clubes de provincia ya no hab√≠a por delante un s√≥lo escal√≥n para acceder al Nacional de Primera Divisi√≥n que era el Regional, sino tres o cuatro escalones con el Torneo del Interior.¬† As√≠ como Andino necesit√≥ ganar la Liga Riojana y 10 partidos en el Regional para acceder al Nacional. Gimnasia de Jujuy y Gimnasia y Tiro de Salta necesitaron m√°s de 40 partidos para acceder a Primera Divisi√≥n en 1993 y 1994. Desde hace a√Īos est√°n los Federales. Para equipos de provincias peque√Īas, como La Rioja o Catamarca, es imposible competir y el f√ļtbol grande es una quimera¬ę.
Si bien el presente de la Liga Nacional es oscuro, el problema es dirigencial. En el aire de Abr√≠ la Cancha,¬†Andr√©s L√≥pez, director de la carrera de Periodismo Deportivo de la Universidad Nacional de La Plata y socio fundador de APREBA, la Asociaci√≥n de Prensa de B√°squetbol de Argentina, expres√≥ con claridad: ¬ęEn 1982, cuando Najnudel present√≥ el proyecto de la Liga Nacional llam√≥ a una competencia extensa y federal. Una verdadera integraci√≥n nacional generando polos de desarrollo. Eso permiti√≥ que los mejores jugadores de las provincias redundara en el crecimiento de la Selecci√≥n Nacional. La Liga permiti√≥ que en 20 a√Īos, Argentina sea potencia y fueramos el primer seleccionado que derrotara a los NBA. En 2004 obtuvimos el oro ol√≠mpico en Atenas llen√°ndonos de orgullo. Ver a Argentina fuera del Mundial 2023 parece imposible de creer, pero tiene motivos. No fue magia la Generaci√≥n Dorada¬Ľ.
Hablando de Andino de La Rioja y la Generaci√≥n Dorada. ¬ŅSab√©n donde comenz√≥ su carrera profesional Emanuel Gin√≥bili? En Andino. Liga Nacional 1994/95. ¬°Miren si son importantes – e invisibilizados – los clubes de provincia!

 

VOLVER AL CONADE. VOLVER A LAS LEYES PARA FEDERALIZAR NUESTRO DEPORTE

 

Andr√©s L√≥pez se√Īal√≥ algo que es clave: polos de desarrollo. ¬ŅQuien toma las decisiones del deporte argentino? ¬ŅAFA, la CABB o la Secretar√≠a de Deportes? Si vamos a las leyes, Ley del Deporte mediante, debiera ser el CONADE (Consejo Nacional del Deporte).
El deporte profesional tiene lógicas que parecieran estar por fuera del desarrollo del deporte amateur, pero podrían amalgamarse con inteligencia. Si el poder estuviera en el CoNaDe (integrado por todas las federaciones y dividido en cinco regiones), el CENARD no funcionaría tan sólo en Capital Federal y el deporte se discutiría por todos los actores de la vida deportiva argentina.
¬ŅLe interesa a AFA o la CABB – para seguir citando al f√ļtbol y b√°squetbol – regirse por las normativas nacionales? De ninguna manera. Pero tampoco le interesa a ninguno de los gobiernos desde 1976 (salvo la excepci√≥n del tramo 1989-1992, donde el deporte argentino se rigi√≥ por las leyes). Tampoco le interesa al Comit√© Ol√≠mpico, qui√©n tiene un poder inmenso en la toma decisiones y la √ļnica ley del deporte que el estado hace respetar: la Ley del ENARD.
¬ŅUsted escuch√≥ o ley√≥ a alg√ļn periodista deportivo hablar del CONADE? No. ¬ŅY sabe por qu√© no? Porque en verdad, a muy pocos nos interesan de hecho las pol√≠ticas deportivas y la federalizaci√≥n del deporte.
Desde Abrí la Cancha bregamos por un deporte organizado y federal. No por declamación, sino por convicción. Queremos un deporte argentino fuerte. Con polos potentes ubicados en diversos nodos de la geografìa nacional. Que no sean hijos de acciones provinciales, sino de una organización pensada por todos los actores del deporte.
Y esto va más allá de AFA y la Liga Nacional: esto depende que la política comprenda el verdadero rol del deporte en nuestro país.

 

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

 

Comentarios

comentarios