Adrián Marini: «Más que jugador y entrenador, soy hincha de Colón»

1063

Adrián Chupete Marini pasó por las Charlas de Vestuario de Abrí la Cancha. El crack sabalero recorrió su carrera deportiva. La idolatría en Santa Fe, la angustia por la final perdida en 1993 y la gloria del ascenso en 1995.

Por Carlos Aira

 

SUEÑOS DE FUTBOL: «Nací en Barrio Alfonso. Siempre recuerdo que los pibes teníamos un campito dónde todas las tardes, hasta bien entrada la noche, jugábamos al fútbol. Era gracioso porque luego venían los padres a buscarnos. Mucho fútbol y mucha bicicleta. Siendo muy pibe ingresé a la escuela de fútbol del Club Colón y desde ese momento nunca más paré. Una infancia muy feliz alrededor de la pelota.

 

UN DEBUT PRECOZ: «El fútbol tiene sus momentos lindos y feos. Yo viví todos, sobre todo como profesional. Por eso remarco mucho disfrutar el paso por las divisiones inferiores. Yo pasé por todas las divisiones del club.  Desde los 4 hasta los 22 años estuve en el club. Salí campeón en inferiores, conocí mucha gente, entrenadores y dirigentes. Llegué muy joven a Primera División. En un momento de transición en el cual subimos muchos jugadores del club. Por suerte, anduve muy bien de movida y desde ese momento no dejé más. Era un momento muy difícil para vestir la camiseta de Colón porque veníamos de perder aquel ascenso de 1989.

 

EL CLASICO SANTAFESINO: «Los clásicos siempre son muy especiales. Luego jugué 7 clásicos de Primera División. Sé que lo que se vive y se sufre esos partidos. Uno que es santafesino y colonista sabe lo que se vive y se sufre esos partidos. Es un clásico que se vive de una manera muy especial. Es impresionante la movilización que tienen los clásicos en esta ciudad».

 

Chupete Marini en sus comienzos. Año 1991.

 

LA TRISTEZA DEL CAMPEONATO DE 1993: «Aquel desempate contra Banfield en el Chateau fue un golpe muy duro para mí y aquel plantel que disputó la temporada 1992/93. Por suerte, yo pude olvidar algo de aquello porque dos años más tarde disputé las finales ante San Martín y logré el ascenso a Primera División, pero en aquel momento fue durísimo».
«Ese partido contra Banfield es inexplicable. Contando los 120 minutos de juego, estuvimos cinco penales arriba. Si metíamos uno, eramos campeones. No los pudimos convertir y Banfield se consagró campeón. La terrible sensación de pasar un momento que no se lo deseo a nadie. Jugamos un campeonato bárbaro, hicimos algo muy importante para Colón en aquel momento, pero la amargura recién me la saqué con el ascenso de 1995«.
«Esa tarde en Córdoba tuve la posibilidad de meter el primer gol de Colón en la definición. Se vive una tensión muy grande. No importa la experiencia que tengas. Yo tenía tranquilidad y confianza porque en los penales la clave es saber pegarle a la pelota. Yo siempre pateaba a la izquierda del arquero, pero en ese momento lo aseguré pateando fuerte y a la derecha de Puentedura. Esa tarde en Córdoba, yo tuve la suerte de meter mi penal; pero en verdad, el arco de Banfield se nos achicó y Puentedura parecía un dinosaurio«.

 

PENALES: «Hoy que soy entrenador le pido a los jugadores que tengan definido como pegarle a la pelota en el penal. Con borde interno, empeine, a la derecha o izquierda, pero que lo tenga manejado y asimilado. Un penal bien ejecutado es muy difícil de atajar para un arquero, más allá que adivine donde irá la pelota».

 

El equipo de Colón que derrotó a Chaco For Ever en la última fecha del Nacional B 1992/93. Luego vendría el drama del desempate en Córdoba.

 

SELECCION ARGENTINA: «Era jugador de un equipo del Nacional B y estaba en la Selección de Alfio Basile. Estuve entrenando con los jugadores campeones de las Copas América 1991 y 1993. Una alegría enorme poder jugar con ellos y tener como entrenadores a Alfio Basile y Mostaza Merlo, que estaba al frente del juvenil. Guardo las dos camisetas que utilicé en dos amistosos que jugamos en Colombia con el Sub 23 y recuerdo cada situación y momento que viví en la Selección».

 

LA REVANCHA DE 1995:  «Alguna vez, César Luis Menotti se interesó por mi pase; Huracán me quiso en algún momento, pero por suerte me quedé en Colón y tuve la suerte de vivir el ascenso de 1995. Luego de la frustración del Chateau, pensé que nunca más tendría la posibilidad del ascenso. Teníamos un equipazo y no se nos podía escapar. Estaba el Negro Ibarra, Dante Unali, el Pampa Gambier, el Loco González, Maxi Cuberas y otros grandes jugadores».
«Yo tuve la suerte de convertir el gol del triunfo en Tucumán. Fue un golazo de derecha que le pegué desde fuera del área con todo el empeine. Tenía a toda la gente de Colón detrás del arco y no supe como festejar con tanta emoción que tenía. Hice muchos goles lindos, pero ese me quedó marcado a fuego porque fue el gol del ascenso. Si bien era la primera final, había que jugar y ganar en Tucumán. Ellos jugaron muy bien aquel partido, pero nosotros teníamos jerarquía».
 «Subimos a Primera, se mantuvo el plantel e hicimos un gran campeonato. Siempre recuerdo el 5-1 a Racing en Santa Fe. El partido que nos zafó del descenso fue un triunfo ante Belgrano, con gol del Pampa Gambier. Luego vino la lucha por el campeonato y la Copa Libertadores de América, pero sin ese gol, no hubiera existido esa historia tan linda que vino poco tiempo después«.

 

El festejo de Marini en Tucumán. Luego de 13 años, Colón paladeaba el regreso a Primera División.

 

¿FALTAN ENGANCHES?: «Están desapareciendo los enganches. El fútbol de hoy es correr, meter y mucho sacrificio. Se está jugando con doble 5 y si querés jugar con enganche es complicado. A mí me gustaría jugar con enganche, pero depende de como armas el equipo. Con un 4-4-1-1 tenés un enganche que flota.

 

VINOTECA: «Tengo un negocio familiar junto a mi señora y mis hijos. Se llama «Chupete Vino Bar» (Moreno 3527, Santa Fe Capital). Es un emprendimiento que logramos y nos va realmente muy bien. Después del fútbol nos manejamos con este trabajo. En las horas que no estoy en el club, paso un rato y estoy en la bodega.

 

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha, por Radio Gráfica. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

Comentarios

comentarios