José Perico Pérez, el Rey del penal

536

José Perico Pérez, arquero que defendió los tres palos de River entre 1969 y 1974, se consagró e ingresó en la historia por atajar 15 penales consecutivos. En 1973 atajó 7 en 6 partidos. En diálogo con Radio Gráfica recordó su tiempo por el fútbol y una polémica: ¿a River lo boicoteó la AFA en sus 17 años sin títulos?.

Por Carlos Aira (@carlosaira11)

 

Perico Pérez junto a Amadeo, su maestro.

LA ESCUELA DE AMADEO: «Uno se crió viendo a él. Yo tuve la oportunidad de que, ya jóven, hacía partidos en la Tercera y en la Reserva. Nos tocaba entrenar a veces con la Primera o bien los días de práctica de fútbol era con la Primera. Uno siempre lo tenía siempre presente porque era el típico maestro que no necesitaba dar clases, solo viéndolo se daba cuenta de lo que era. Siempre digo que como Amadeo no hubo, no hay, ni va a haber. Era algo perfecto, era el libro completo de lo que era un arquero. Más, hasta estaba actualizado en lo que hoy es el juego del arquero, salir con los pies, jugar adelantado, todo eso lo marcó Amadeo”. 

Tenía los saques de arco con la pelota en la mano que era impresionante. Le pegaba a la pelota de chanfle y apuntaba al techo o a los pies de los delanteros de River. Era cuestión de verlo. Era un arquero completo, creo que fue completo por donde se lo mire”.

 

Año 1971. Víctor Marchetti, Perico Pérez y Mostaza Merlo.

SEMILLERO MILLONARIO“Fui el primer arquero que surgió de las divisiones inferiores luego de Amadeo, que tuvo como suplentes a Rogelio Domínguez y a Hugo Gatti. River siempre contrataba jugadores, hasta qué, a partir de los años 1969/70, el club empezó a ascender a muchos de los juveniles que tenía una cantidad grande de buenos jugadores”.

«River tenía grandes maestros, como Carlos Peucelle, José Ramos o Ernesto Duchini, que eran palabras mayores. Cuando uno hace raconto de la historia, yo a River fui a los 10 años, ya preparado para jugar a las divisiones inferiores y toda esa gente que estaba en el club eran verdaderos maestros. Yo quiero destacar a Carlos Peucelle, quién tenía una visión del fútbol impresionante. Era de los maestros que con dos o tres correcciones modificaba un montón de cosas y si tenía que demostrarle a un delantero como tirar del córner o como pegarle a la pelota, el lo hacia sin medias, con unos zapatos viejos que se ponía. Era otro tipo de gente”.

 

¿BOICOT A RIVER? «River estuvo desde 1957 hasta 1975 sin consagrarse campeón. Eran tiempos muy difíciles, porque se peleaba con un impondable grande que no era sólo el juego. Hubo factores extradeportivos que incidían en que River no llegara al campeonato. El peso dirigencial de otro club en AFA era superior a River, que tenía dirigentes con un lirismo total comparado con otros dirigentes. Toda esa frustración recayó siempre sobre los jugadores.

Daniel Onega, Perico Pérez y Pinino Más.

«En 1968 fue la famosa Mano de Gallo. En 1970, una vez que estábamos en la concentración viendo el famoso partido de Independiente-Racing, el de los penales de Tarabini. No jugamos al mismo tiempo. Siempre sucedía algo para perjudicar a River. En esa ocasión, el famoso penal que fue pateado tres veces para que Independiente diera vuelta el resultado que lo consagró campeón».

«Todos esos años de frustraciones recayeron sobre los jugadores. Siempre digo lo mismo, no puede ser que River, en 18 años que no salía campeón, no haya tenido un equipo como para haber salido campeón. River tenía grandes jugadores, brillantes”.

“Recordar a grandes jugadores que no pudieron consagrarse campeones es muy bueno. Por eso estoy un poco en contra de esta directiva, porque nunca recordó a esos jugadores sensacionales que no pudieron consagrarse campeones. El fútbol no nació hace cuatro años en River. El fútbol es de toda la vida. River tuvo jugadores brillantes y yo tuve la fortuna de cuando era chico, y no jugaba en River, mi padre me llevaba a ver a River. Vi salir campeón a River en el 55/56/57. Viví toda la historia de River y tuvo jugadores magníficos. No se pueden olvidar de Ermindo Onega, no se pueden olvidar de un montón de jugadores, que hoy son olvidados, no se reconocen para nada y se olvida todo”. 

 

 

 

RIVER 5-4 BOCA. 1972: «Fue un clásico increíble, con un resultado muy cambiante.Si bien ese día yo atajé un penal, River estaba ganando en el primer tiempo tranquilo y el partido para River era cómodo. De golpe Boca le empata, pasa adelante a ganar Boca, y después lo empata (River) en el segundo tiempo y sobre el final se hace el quinto gol. Esos son los partidos que dejan huella y duelen, eh, en este caso para Boca que perdió”.

LA POLEMICA DIDI: «El brasileño vino a hacer una limpieza. Tuvo algunos resultados con juveniles capacitados, pero el vino a River para borrar a muchos profesionales que venían jugando en el club.

 

 

EL REY DE LOS PENALES:  «Yo atajé 14 penales consecutivos. Dos de ellos en el mismo partido y frente a Miguel Angel Brindisi, el mítico 8 de Huracán. El primer penal lo atajé, y el segundo no lo iba a patear Miguel, lo iba a patear (Roque) Avallay, y me acuerdo de que Brindisi fue y pidió la pelota que lo quería patear él. Yo dije que si lo quiere patear él va a patear al mismo lugar. Ya fui medio predispuesto para ese lugar”.

Perico en andas luego de atajarle los dos penales a Miguel Ángel Brindisi.

«Tenía ese segundo de decisión, de acuerdo a cómo venía perfilado el jugador, de ya buscar el lugar donde me iba a tirar. El arquero es el que menos tiene para perder porque se sabe que el penal es gol. Hoy a veces, mirando algún partido, me animo a decir va para tal lado de acuerdo como se posiciona el delantero, la forma en que está parado el arquero. Es algo intuitivo de uno”.

“Mi había hecho una fama enorme. Mis rivales decían «Uy…le tengo que patear a éste que viene en racha…porque fueron siete penales en seis partidos consecutivos. Metropolitano de 1973. Así como hay ejecutores de penales que son infalibles, como fue Corbatta y hoy Ortigoza, el ejecutante sabe que es muy dificil batir a un arquero en racha«. 

«Fue tan grande mi fama de ataja-penales que en Córdoba jugamos un amistoso ante Talleres. El árbitro Roberto Barreiro inventó un penal a favor de Talleres. Todos los jugadores de River nos fuimos encima de él porque no había sido falta. recuerdo que me dijo: callese, si usted lo va a atajar igual ahora´. Todo el mundo decía que iba a haber un penal. Era parte del espectáculo. Esa noche tuve la suerte de atarle el remate a Daniel Willington». 

 

 

Perico Pérez con la Visera de fondo. Año 1975.

CAMPEON DE AMERICA CON INDEPENDIENTE: «Me tuve que ir de River por cuestiones extradeportivas. La influencia militar que tenía River en aquellos días fue determinante. Firmé contrato con Independiente con un objetivo: ganar la Copa Libertadores y la Intercontinental ante Atlético Madrid»

«Aquel Independiente era un equipo de hombres. Me acuerdo que llegué y a la semana nos fuimos de gira.  En esa época los equipos hacían, nos fuimos a Hong Kong, Indonesia, Estados Unidos, una gira grandísima. Ahí pude ver lo que era independiente. Tenía jugadores que en cualquier cancha que entrabas sabías que ibas a ganar”. 

Ganamos la Copa Libertadores de 1975 y perdimos la Intercontinental en una serie muy apretada. Aparte de hombres, tenía un equipo tremendo: Bochini, Bertoni, Balbuena, Percy Rojas, Pavoni, el zurdo Lopez, Comisso, Semenewicz. Era un equipo que pesaba mucho en la cancha, aparte un equipo que se relacionaba muy bien entre todos, había una cierta camaradería”.

 

(*) Periodista. Autor de Héroes de Tiento. Conductor de Abrí la Cancha (Lunes a viernes, de 20 a 21hs, por Radio Gráfica FM 89.3)

  • Redacción por Carolina Ocampo

 

 

Comentarios

comentarios