Definición Clausura 1995. La madre de todas las sospechas

9594

Por Carlos Aira (@carlosaira11)

 

No fue un sólo partido sospechado, si no toda una definición del certamen.

El Clausura 1995 ser√° recordado por la cantidad de anomal√≠as que giraron alrededor del mismo. San Lorenzo de Almagro y Gimnasia y Esgrima de La Plata fueron los clubes que lucharon hasta el √ļltimo segundo por el t√≠tulo de campe√≥n. Los aunaba una particularidad: ambas instituciones estaban infinitamente necesitados de un t√≠tulo.

El Ciclón no daba una vuelta olímpica desde el Nacional 1974. En el caso de los platenses había que remontarse a 1929. Curiosamente, ambos equipos se enfrentaron en la primera fecha del campeonato. 26 de febrero de 1995. Empate 1 a 1. En el Nuevo Gasómetro, Gimnasia se había puesto en ventaja, gol de Pablo Morant Рde penal -; igualó Francisco Pancho Rivadero para los azulgranas.

Eran dos grandes equipos. San Lorenzo peleó hasta el final el Apertura 1994, pero no tuvo forma de darle alcance a River Plate con el regreso de Enzo Francescoli. Dirigido por Héctor Veira, un equipo que se sabía de memoria: Oscar Passet; Roly Escudero, Oscar Arévalo, Oscar Ruggeri y Damián Manusovich; Carlos Netto, Fernando Galetto, Diablo Monserrat y Paulo Silas; Claudio Biaggio y Esteban González.

En 60 y 118, Carlos Timoteo Griguol tom√≥ la conducci√≥n del equipo a fines de 1994, reemplazando a Roberto Perfumo. El triper√≠o ten√≠a una gran generaci√≥n de jugadores formados en el club. Otro equipo que se sab√≠a de una: Enzo Noce; Guillermo Sanguinetti, Indio Ortiz, Pablo Morant y Sergio Dopazo; Lucio Alonso, Jos√© Mar√≠a Bianco, Gustavo Due√Īa y Fabio Fern√°ndez; Guillermo Barros Schelotto y Carucha Lagorio.

A partir de la d√©cima fecha, se vislumbraba que el campeonato era cosa de tres: Gimnasia, San Lorenzo y V√©lez S√°rsfield. En la fecha 16, cuando la ilusi√≥n platense ya era inmensa, el partido entre Gimnasia y Racing Club tuvo un toque singular. Ambas hinchadas se encontraban hermandas hac√≠a d√©cadas. En la √ļltima pr√°ctica previa al partido, los muchachos de la Academia recibieron a los referentes de La Guardia Imperial. El mensaje fue claro: Racing deb√≠a perder, Gimnasia deb√≠a ser campe√≥n. En Avellaneda mataban dos p√°jaros de un tiro: se ayudaba al amigo de siempre y se perjudicaba al otro grande que manten√≠a una larga sequ√≠a de campeonatos. Recordemos que para esa altura, Racing hac√≠a 29 a√Īos que no se consagraba campe√≥n.

Aquella noche del s√°bado 18 de mayo, La Academia venc√≠a 1 a 0, gol convertido por el oriental Marcelo Saralegui. En los √ļltimos quince minutos de juego, la defensa de Racing cometi√≥ dos errores infantiles. Gimnasia los capitaliz√≥ con goles de Lucio Alonso y Pablo Morant. Las im√°genes son elocuentes: Nacho Gonz√°lez¬†y Gustavo Costas se reprochan con dureza una situaci√≥n muy conversada en la semana y en la cual no hubo acuerdo en el seno del equipo de Avellaneda.¬†

Fernando Miele, presidente de San Lorenzo. Cuando parecía que el título se escapaba, exigió a Julio Grondona el arbitraje de Anibal Hay.
Fernando Miele, presidente de San Lorenzo. Cuando parecía que el título se escapaba, exigió a Julio Grondona el arbitraje de Anibal Hay.

Una semana m√°s tarde, V√©lez S√°rsfield recibi√≥ a San Lorenzo de Almagro. Ambos clubes mantienen un viejo pleito que tom√≥ fuerza en aquellos d√≠as gloriosos para el club de Liniers. El partido fue emotivo. El equipo de Bianchi parec√≠a tener patines en los pies: corrieron los noventa minutos de juego. Finalmente, sobre la hora, Jos√© Oscar Flores marc√≥ el gol del triunfo velezano. Esa tarde, Gimnasia venci√≥ a Argentinos Juniors en forma curiosa: con tres penales cobrados por el √°rbitro Luis Olivetto en los √ļltimos quince minutos de juego. La triada convertida por el lateral Sergio Dopazo. Gimnasia se pon√≠a un punto arriba a falta de dos fechas.

En la pen√ļltima fecha se pod√≠a definir el campeonato. San Lorenzo necesitaba vencer si o si a Lan√ļs. En la semana, el presidente azulgrana Fernando Miele lleg√≥ enojado a las oficinas de Julio Grondona. Entend√≠a que lo estaban perjudicando abiertamente. Pidi√≥ un s√≥lo √°rbitro para su partido del domingo. Ese era Anibal Hay. No quer√≠a otro √°rbitro. Jorge Romo, titular del Colegio de √Ārbitros, hizo curso a la exigencia. Hay, de qui√©n se dec√≠a muy cercano al Cicl√≥n, dirigir√≠a a San Lorenzo.

18 de junio de 1995. Una multitud acompa√Ī√≥ a Gimnasia a Caballito.
18 de junio de 1995. Una multitud acompa√Ī√≥ a Gimnasia a Caballito.

El domingo 18 de junio fue muy fr√≠o y lluvioso. San Lorenzo derrot√≥ 1 a 0 a Lan√ļs, gol convertido por Carlos Netto luego de la sanci√≥n de un dudoso penal. Gimnasia, que llev√≥ una multitud a Caballito, venci√≥ a Ferro Carril Oeste 1 a 0, gol convertido por Federico Lagorio luego de un grueso – y muy comentado – error del experimentado Esteban Pogany.

En la √ļltima fecha se definir√≠a todo. Gimnasia recib√≠a en su estadio a Independiente. Por su parte, San Lorenzo viajar√≠a a Rosario para medirse con Central.

La semana previa a la √ļltima fecha fue intensa. Cuentan las malas lenguas que en La Plata y Boedo se movieron para cerrar su partido y el de sus rivales. Cuentan que algunos socios de Gimnasia – gente de dinero, por cierto – habr√≠a intentado acercarse a un arquero extranjero de Independiente. Lo invitaron a una reuni√≥n en la ciudad de las diagonales. El arquero, que jugaba su √ļltimo partido en nuestro pa√≠s, habr√≠a aceptado de buen grado la notable oferta econ√≥mica realizada por ir hacia atr√°s. Lo que no sab√≠a el muchacho es que otro compa√Īero hab√≠a recibido una propuesta irrechazable: una fortuna a repartir por vencer al l√≠der del torneo.

En Rosario, los jugadores de Rosario Central recibieron una enorme apretada. Si Gimnasia y Racing mantenían una vieja amistad, lo mismo sucedía entre Cuervos y Canallas. La hinchada canalla se acercó a la práctica del equipo exigiendo que no hicieran ninguna fuerza en el partido.

LDT 1995 Central San Lorenzo gallego gonzalez

¬†Domingo 25 de junio de 1995. Fr√≠o polar. Calor intenso en las canchas donde se defini√≥ el campeonato. La historia es conocida. Independiente derrot√≥ a Gimnasia en el Bosque. El famoso gol de Javier Mazzoni. San Lorenzo venci√≥ a Central con un cabezazo del Gallego Gonz√°lez en el segundo tiempo. Con el partido 0 a 0, Carlos Netto desvi√≥ un penal. El arquero canalla Roberto Abbondanzieri festej√≥ s√≥lo. Ning√ļn compa√Īero se le acerc√≥ a celebrar.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

 

 

Comentarios

comentarios