Apiladas Deportivas: Las apuestas deportivas, Daniel Scioli y todo tiene que ver con todo

692

La miga del deporte. Lo que decimos en Abrí la Cancha. El flagelo de las apuestas deportivas. Daniel Scioli, de nuevo en Deportes. Todo tiene que ver con todo. 

Por Carlos Aira

 

Es momento de parar la pelota. Parar la pelota para pensar. Pensar para no precipitarse. No precipitarse porque la Argentina necesitar√° reconstruirse desde lugares de identidad nacional. Lucidez para sanearse en cuerpo y alma. La b√ļsqueda infatigable de ese ser nacional, hoy extraviado y travestido que nos encuentra con niveles de pobreza desconocidos y millones de argentinos – sobre todo los m√°s j√≥venes – atravesados por flagelos. Uno de ellos, las apuestas deportivas.
Hay que decirlo con firmeza: Las apuestas deportivas son un flagelo.
En Abr√≠ la Cancha lo venimos se√Īalando desde 2017. Utilizamos como disparador un libro necesario como es¬†¬ęEl deporte en la Cultura del Encuentro¬ę, de V√≠ctor Lupo. En su obra, el dirigente deportivo tucumano se√Īala como con claridad como el deporte global se corrompi√≥ alrededor de las apuestas.¬†¬†En esos d√≠as, el Padre Pepe Di Paola, referente de los Curas Villeros, expres√≥ con claridad meridiana una frase prof√©tica: ¬ęel d√≠a que se apruebe el juego on-line tendremos un casino en cada casa¬ę. Dicho y hecho. A√Īos m√°s tarde, con las compuertas abiertas por la pol√≠tica, el casino est√° en cada hogar y los pibes son los m√°s perjudicados. Si bien no existen cifras oficiales sobre ludopat√≠a juvenil, diversas pastorales est√°n advirtiendo como las apuestas deportivas est√°n generando una adicci√≥n en j√≥venes menores de 25 a√Īos. Por su parte, son muchos los docentes que tambi√©n se√Īalan con preocupaci√≥n como sus alumnos se encuentran sumergidos en el mundo de las apuestas deportivas a trav√©s de sus celulares.
Quien escribe no tiene alma de profeta. Tampoco tiene la bola de cristal ni es due√Īo de la raz√≥n. Tan solo soy un laburante del periodismo que trabaja desde el pueblo para la construcci√≥n de la gran Naci√≥n.¬† Desde que el Padre Pepe Di Paola expres√≥ aquella frase al d√≠a de hoy pas√≥ poco tiempo cronol√≥gico, pero demasiada agua bajo el puente. En aquellos d√≠as, donde las oleadas empoderadorxs (¬ŅLo escrib√≠ bien?) voces como la del Padre Pepe eran canceladas. Un sector del periodismo deportivo mir√≥ para otro costado, como si el futuro problema no existiera. Eran tiempos de cupos y beneficios para minor√≠as. Los verdaderos problemas, como las adicciones, casi nunca est√°n en agenda.
Abr√≠ la Cancha sostuvo sus posturas contra viento y marea. Jam√°s levantamos una bandera que no sea la del pueblo argentino. Mientras se discut√≠an zonceras dignas de un carguito, una pauta, un viaje o simplemente no quedar afuera de los vientos pol√≠ticos que corr√≠an, este programa mantuvo su l√≠nea editorial. ¬ŅPor qu√© durante a√Īos esa prensa deportiva que convivi√≥ con la pol√≠tica de la cancelaci√≥n no dijo una palabra de las Apuestas y las adicciones?
El archivo es una herramienta necesaria.
Entre 2018 y 2019, junto al querido y recordado Ernesto Rodr√≠guez III, fuimos se√Īalando todos los negociados alrededor de los Juegos Ol√≠mpicos de la Juventud, organizados en la Ciudad de Buenos Aires. El mismo tra√≠a aparejado un inmenso negocio inmobiliario como era el corredor inmobiliario CENARD-Instituto Romero Brest-Club Comercio-Estadio Monumental. El propio Ernesto se√Īal√≥, en marzo de 2019, que detr√°s del proyecto Werthein est√° el juego on-line. Gerardo Werthein, actual embajador argentino en Estados Unidos y mano derecha del presidente Javier Milei, era titular del Comit√© Ol√≠mpico Argentino.
Ernesto se√Īal√≥ en Abr√≠ la Cancha lo que nadie dec√≠a aquellos d√≠as:
La clave est√° en el entramado:¬†‚ÄúEn provincia de Buenos Aires la ley impositiva permiti√≥ la potestad de generar juego on-line. Pero a nivel nacional la actividad est√° prohibida. Entonces,¬†el articulado del proyecto Werthein permite que la Agencia de Deportes sea la gestora de toda timba deportiva: carrera de caballos, f√ļtbol, boxeo‚Äú.
‚ÄúCambiemos necesita ocho votos para aprobar este proyecto en diputados.¬†Daniel Scioli es el articulador de esos votos. Pensemos que est√° al frente de la Comisi√≥n de Deportes por los votos de Cambiemos y hoy es un paria dentro del Frente para la Victoria. Por eso ser√° el articulador principal para que √©ste proyecto salga‚ÄĚ.
Vale recordar que las apuestas deportivas on-line fueron aprobadas en diciembre de 2019. El 23 de mayo de 2019, con los votos del bloque oficialista y el rechazo de otras bancadas, la Legislatura porte√Īa habilit√≥¬†la resoluci√≥n del directorio de Loter√≠a de la Ciudad de Buenos Aires, fijando reglas, requisitos, est√°ndares y limitaciones para el funcionamiento de los¬†juegos de azar y sorteos con apuestas on-line.
Las apuestas de pron√≥sticos deportivos no est√°n incluidos entre las facultades atribuidas al Congreso Nacional. Por ende, su administraci√≥n y explotaci√≥n corresponde a los estados provinciales. En provincia de Buenos Aires fue la gesti√≥n de Mar√≠a Eugenia Vidal¬†la que abri√≥ las puertas del juego on-line. Fue el √ļltimo d√≠a de sesi√≥n de 2019 y ya entrada la madrugada…
Víctor Lupo, titular del Movimiento Social del Deporte, viene luchando desde hace décadas contra el ingreso de las apuestas en el deporte. Su cruzada contra las adicciones es admirable. En varias oportunidades expresó su preocupación en Abrí la Cancha. En un artículo de noviembre de 2021 titulado Timba para todos: el terrible escenario de las apuestas deportivas nos adelantamos a una realidad que muchos no querían ver o les parecía invisible preocupados en sus roscas de minorías:
¬ęQuienes defendemos una forma de deporte nos encontramos en soledad.¬†Los pol√≠ticos¬†est√°n inmersos en otros temas y los fundamentales les pasan por otro lado. El √°rbol siempre tapa el bosque y esto viene desde hace muchos a√Īos. Despu√©s veremos quienes son quienes curar√°n a los nuevos adictos que traer√° todo esto‚ÄĚ.
Apostar partidos de f√ļtbol de cualquier lugar del mundo desde el tel√©fono celular es una tentaci√≥n enorme.¬†La facilidad de acceso a las plataformas de apuestas genera miles de adictos. Espa√Īa es un caso para analizar. El fomento por intermedio de la publicidad masiva, el acceso masivo a internet y la accesibilidad a las plataformas¬†hizo estragos¬†en el pa√≠s europeo.
‚ÄúEs imposible mantener Mens Sana in C√≥rpore Sano bajo el flagelo del doping y las apuestas.¬†En Argentina hay once millones de j√≥venes en la pobreza y privados del derecho al deporte. Lo que m√°s bronca da es que no vi ning√ļn legislador preocupado por tema. Los problemas reales de la sociedad argentina son estos,¬†porque el estado sum√≥ una nueva adicci√≥n a tantas que tenemos en el pa√≠s‚ÄĚ.
Finalmente, nos encontramos con la realidad. En 2023, en este mismo espacio de las Apiladas Deportivas,¬† se√Īalamos hasta cuando nos ibamos a hacer los boludos con las apuestas deportivas.
¬ęEl mundo del deporte rentado est√° inmerso en la din√°mica del entretenimiento y el espect√°culo. Estos grandes espect√°culos se alimentan con millones de d√≥lares/euros que son parte de un torta cada vez m√°s grande. Dinero del cual muchas veces, los propios protagonistas, no pudieron explicar su procedencia. ¬ŅPor cual raz√≥n? Sencillo: es dinero del sistema financiero global; y gran parte de este dinero que permite contratos estelares¬†surge del sistema de apuestas deportivas, que a su vez es el¬†principal sponsor de las cadenas o plataformas¬†due√Īas de la retransmisi√≥n de eventos deportivos.
¬ŅY el periodismo, a todo esto? En verdad son muy pocas voces las que se animan a expresar una realidad.¬†La censura est√° impuesta. Semanas atr√°s,¬†Juan Pablo Varsky¬†fue invitado al M√©todo Rebord. En una larga entrevista, la cabeza de¬†DSports¬†(Grupo Werthein) expres√≥:¬†‚Äúpara mi no existe deshonra en aceptar los l√≠mites. Creo que es valent√≠a. Hay temas que no se tocan porque para que el sistema funcione, hay temas que no se deben tocar. El sistema pone l√≠mites‚ÄĚ.
M√°s claro,¬†echarle agua. El periodismo contratado por las grandes empresas del entretenimiento y espect√°culo deportivo son conscientes¬†del l√≠mite que imponen los principales sponsors. Existe otro escalaf√≥n de periodismo, con miles de seguidores en sus redes sociales ‚Äď que acepta las d√°divas del mundo de las apuestas.¬†Con la mordaza de la guita impuesta,¬†imposible narrar los problemas generados por el sistema de apuestas (da igual el r√≥tulo de legales o ilegales)¬Ľ.

El problama ya lo tenemos entre nosotros. Un docente envi√≥ un mensaje al programa y nos expres√≥: ¬ęSoy profe de secundario. Lo veo todos los d√≠as. Desaparecen cosas en las casas. Creen que pueden vivir de eso. Los pibes y las pibas no dan bola. Lo m√°s loco es que piensan que la tienen re clara y le van a ganar al sistema de apuestas¬Ľ.
Reitero, no hay cifras oficiales, pero el problema ya es grave. Muchos menores se loguean y apuestan con la identidad y la tarjeta de cr√©dito de alguno de sus padres. Al igual que los futbolistas profesionales, ellos tambi√©n sue√Īan con salvarse con el f√ļtbol. No con una pelota en los pies, sino a trav√©s de las apuestas. Ellos creen que saber de f√ļtbol, cuando no es as√≠. La estad√≠stica los condena y apostar desde un tel√©fono es una aspiradora de dinero c√≥moda y veloz.
El f√ļtbol argentino est√° atravesado por las casas de apuestas. Desde la publicidad en varias camisetas hasta programas deportivos orientados hacia las mismas. Tambi√©n influencers de las redes que alientan las apuestas en la previa de los partidos.¬†El periodista que dese√© trabajar en alg√ļn medio patrocinado por casas de apuestas, sabe que deber√° promocionarlas. Tal vez, en un futuro se ampare en la obediencia debida. Para algunos, el escarnio comienza a ser un lastre en sus carreras.
Como alertamos, nada puede terminar bien. Si pensamos pol√≠ticas deportivas y sociales futuras, uno de los puntos ser√° preguntarse que hacemos con las apuestas. Claro, es un negocio fabuloso. Solamente en la provincia de C√≥rdoba se estiman apuestas por 40 millones de pesos diarios por parte de los 15 mil usuarios registrados. Tan solo en C√≥rdoba y en una tendencia en crecimiento. La proyecci√≥n puede ser terrible. El d√≠a que el problema sea dram√°tico veremos como se posiciona la pol√≠tica y la prensa. Si desde la prohibici√≥n por la salud de los argentinos o hablaremos de¬†reducci√≥n de da√Īos o consumo responsable. Esa historia tambi√©n la conocemos.
DANIEL SCIOLI, EL HOMBRE DE LA CASTA. 
Una de las noticias de esta √ļltima semana fue el ingreso de Daniel Scioli al gobierno de Javier Milei. El ex motonauta asumi√≥ como nuevo secretario de Turismo, Ambiente y Deportes de Naci√≥n. Acto seguido, Ricardo Schllieper, subsecretario de Deportes, present√≥ su renuncia.
¬ŅQue se puede leer detr√°s de todo esto?
Javier Milei se present√≥ ante la sociedad como el hombre que erradicar√≠a a la casta pol√≠tica. Sin personal para cubrir ciertas √°reas de gesti√≥n, Schllieper fue un hombre se√Īalado para llevar adelante el plan de privatizaci√≥n del f√ļtbol. Pero no solo eso, tambi√©n tendr√≠a que navegar en las cenagosas aguas de la pol√≠tica deportiva, un √°mbito donde Di√≥genes de Urquiza se maneja con soltura. Schllieper es un empresario, un hombre de negocios. Periodista en su juventud, hace d√©cadas se dedida a la representaci√≥n de futbolistas. Si bien el DNU presidencial habilitar√≠a a las SAD en el f√ļtbol, el deseo de Mauricio Macri es la capitulaci√≥n del sistema de Asociaciones Civiles y eso es virtualmente imposible. Demasiado trabajo para un simple ejecutor, como pretend√≠a ser Schllieper.
Desde el gobierno comprendieron que el deporte es m√°s complejo de lo que cre√≠an. Daniel Osvaldo Scioli, 67 a√Īos, se suma a nuevo proyecto pol√≠tivo. Scioli debe tener un r√©cord: desde el gobierno de Carlos Menem tuvo un cargo oficial en casi todos los gobiernos, sin importar signo pol√≠tico. Un verdadero representante de la casta. Dicho sea de paso, ser√≠a Julio Garro, ex intendente de La Plata, el reemplazante de Schllieper.
Pero la memoria suele ser una herramienta imprescindible. En 1999, √ļltimo a√Īo de gobierno de Carlos Menem, el diputado Daniel Scioli present√≥ el proyecto de ley para permitir a las sociedades civiles transformarse en SAD. Su proyecto establec√≠a ¬ęque el capital social de las SAD no podr√° ser inferior a la suma equivalente al 50% del promedio de los gastos efectivamente realizados por la Asociaci√≥n Civil¬Ľ. Con el memoria balance de aquel a√Īo, Boca Juniors deb√≠a venderse en poco mas de 40 millones de pesos convertibles. Ergo, el proyecto Scioli vend√≠a a los clubes a precio de saldo.
Scioli tuvo m√°s suerte en 2000, cuando el Congreso aprob√≥ su proyecto de Nuevo PRODE. El mismo preve√≠a la ampliaci√≥n¬†de apuestas en otros deportes, como rugby, boxeo, b√°squet y automovilismo. El perjuicio que acarreaba el Proyecto Scioli fue denunciado por la revista Mundo Amateur en un art√≠culo titulado F√ļtbol Sociedad An√≥nima basado en dos elementos necesarios: clubes privatizados y apuestas deportivas.
En 2015, Daniel Scioli fue candidato presidencial del Frente para la Victoria. En marzo de 2018, el gobierno de Mauricio Macri lo puso a cargo de la Comisi√≥n de Deportes. En aquellos d√≠as, el ex motonauta trabaj√≥ por lo bajo un modelo de privatizaci√≥n del f√ļtbol que muri√≥ cuando la rosca de AFA le levant√≥ con fuerza el brazo ganador a Claudio Tapia. Al igual que en 1999 y 2018, detr√°s del proyecto privatizador de Scioli estuvo Mauricio Macri.
En 2024, ¬ŅSer√° el propio Daniel Scioli qui√©n lleve adelante ese viejo anhelo?¬†Volvamos al archivo de Abr√≠ la Cancha y la precisi√≥n que Ernesto Rodr√≠guez plante√≥ en marzo de 2019: Daniel Scioli era articulador de los votos que necesitaba Werthein para llevar adelante los negocios de apuestas en el gobierno de Macri.
Todo tiene que ver con todo.
Periodista / Abrí la Cancha.

 

Comentarios

comentarios