Apiladas Deportivas: ¬°Tiren papelitos, muchachos!

173

La miga del deporte. Lo que decimos en Abrí la Cancha. Apuestas deportivas: el drama en Bolivia y la decisión de Chile. Un siglo de Firpo-Dempsey y la enmienda Panzeri. Las curiosas decisiones de la seguridad deportiva y el espectáculo que se viene.

Por Carlos Aira

 

¬°Que bien que juegan los campeones del mundo! Un lujo esta Selecci√≥n argentina que pas√≥ por La Paz con la impronta propia de un campe√≥n. Si los 3.660 metros de la capital boliviana siempre fueron un problema para el f√ļtbol argentino, el equipo nacional jug√≥, gust√≥, gole√≥ y lo m√°s llamativo: no tuvieron deuda de ox√≠geno en ning√ļn momento. La medicina deportiva, junto a un campo de juego al ras que perjudic√≥ al elenco local, cambiaron la ecuaci√≥n: hoy, la altura no es un problema.
¬°Qu√© jugador √Āngel Di Mar√≠a! Criticado durante a√Īos, el rosarino trag√≥ saliva y sigui√≥ en lo suyo. El ciclo Scaloni puso en su justo lugar a Fideo. No solo es el autor de goles imborrables, imperecederos en el coraz√≥n del pueblo futbolero argentino, el martes pasado se puso el traje de Messi. Fue armador y figura. Corri√≥, meti√≥ y se arroj√≥ al piso desde el primero hasta el √ļltimo minuto. ¬ŅCuanto aire y resto f√≠sico hay en ese f√≠sico tan magro? Si luego de Rusia 2018, Angelito parec√≠a no tener m√°s lugar en el coraz√≥n futbolero argentino, hoy est√° en el Top-10 de los m√°ximos referentes de la Selecci√≥n Argentina en todos los tiempos.
Pero donde est√° la madura, tambi√©n est√° la dura. Argentina enfrent√≥ a un rival que tiene su atenci√≥n en otro tema. El f√ļtbol boliviano est√° atravesando una crisis in√©dita y no tiene que ver con lo deportivo. El martes 4 de septiembre, Fernando Costa, presidente de la Federaci√≥n Boliviana de F√ļtbol, decidi√≥ la anulaci√≥n de los dos torneos disputados en 2023. Tambi√©n tom√≥ la determinaci√≥n de suspender el campeonato en curso. Costa anunci√≥ que existe ¬ęuna red de corrupci√≥n que ata√Īe a dirigentes, √°rbitros y futbolistas de todas las categor√≠as, quienes estar√≠an vinculados a la manipulaci√≥n de resultados¬Ľ; y agreg√≥: ¬ęFormalizamos una denuncia ante el Ministerio P√ļblico, para que se pueda investigar una red de corrupci√≥n dentro del √°mbito del f√ļtbol boliviano. Se han encontrado serios indicios de que¬†ambos torneos profesionales han sido viciados¬ę.
Esto es un bombazo. Sin dudas. Sobre todo porque el presidente Costa elevó la denuncia a la Justicia por arreglo de partidos y exigió que se le quite la licencia para operar en Bolivia a la empresa de apuestas Betting.
Si la situaci√≥n en Bolivia pas√≥ casi desapercibida en los grandes medios – sobre todo en la TV -, lo que est√° sucediendo en Chile es a√ļn m√°s interesante. El jueves 14 de septiembre pasado, la Corte Suprema de justicia del pa√≠s trasandino hizo lugar a un amparo presentado por Polla Chilena de Beneficiencia SA (nuestra Loter√≠a Nacional) determin√≥ que todas las casas de apuestas deportivas ¬ęrealizan actividades de juegos de azar dentro de las fronteras de Chile sin autorizaci√≥n legal o de alguna autoridad fiscal nacional, por lo que son ilegales de acuerdo a la normativa¬ę.
Ergo, las apuestas deportivas en Chile no estaban reguladas por el marco legal apropiado.
El tema de las apuestas es muy sensible. Mientras en paises lim√≠trofes se est√° discutiendo el esc√°ndalo que generan dentro de la competencia, en Argentina los grandes medios miran para el costado. Como si fueran da√Īos colaterales de un gran negocio que nadie quiere perder. Pero no solo eso: se alimenta el negocio con supuestas notas de color que generan m√°s interacci√≥n e inter√©s. D√≠as atr√°s, el diario Ol√© public√≥ como gran noticia el enojo del trapero portorrique√Īo Anuel, qui√©n apost√≥ 10.000 d√≥lares a la victoria de Sarmiento ante Central C√≥rdoba. El elenco ferroviario venci√≥ 1 a 0 en Jun√≠n y las redes se llenaron de dudas sobre la actuaci√≥n del equipo verde. ¬ŅSe puede seguir as√≠?¬†
Hay una realidad: la política abrió la Caja de Pandora cuando entre gallos y medianoches aprobó el ingreso de las apuestas deportivas a la vida de los argentinos. Deberá ser la política quién erradique este flagelo.
¬ŅExiste esa voluntad? mmm… hay much√≠simo dinero en el medio. Sobre todo, en a√Īo electoral.
Cambiando de tema. En estos √ļltimos d√≠as los organismos de seguridad deportiva estuvieron en el centro de la escena.¬† El lunes pasado, por el campeonato de Primera Nacional, jugaron Defensores de Belgrano y Almirante Brown. Partido importante, porque la Fragata es l√≠der de su zona y el Drag√≥n del Bajo N√ļ√Īez llegaba en un puesto de expectativa. La populosa hinchada de Almirante no quer√≠a perderse el partido y as√≠ lo hizo saber en redes sociales. Como sabemos, en las categor√≠as de ascenso no hay p√ļblico visitante desde 2007 (salvo la excepci√≥n de las temporadas del 2011 al 2013 en el Nacional B). Ante el posible aluvi√≥n de hinchas aurinegros en el Pasquale, el¬†Comite de Seguridad Deportiva de CABA tom√≥ una medida ins√≥lita: no se vendieron entradas a residentes en el partido de La Matanza. Una decisi√≥n que bordea lo inconstitucional. Lo que subyace es que no existe forma de coartar la libertad de los hinchas de concurrir a los estadios siempre y cuando se vendan entradas. El resto, son parches y remiendos extra√Īos.
Pero el asunto contin√ļa. El mi√©rcoles pasado, el APREVIDE advirti√≥ al Club Chacarita Juniors por la cantidad de serpentinas que su p√ļblico arroj√≥ al campo de juego en el partido ante Ferro Carril Oeste. Si, el problema son los papelitos. Ac√° hay una trama. Alguien dir√° que semanas atr√°s, en cancha de Cipolletti se produjo un incendio por la cantidad de serpentinas acumuladas en una tribuna. En verdad, existe una idea de espect√°culo sobre el f√ļtbol que nos ubica dentro de un cambio de √©poca. La emoci√≥n que exist√≠a en la tribuna esperando el momento que los jugadores salieran al campo de juego para lanzar los papelitos es pasado. Hoy, el espect√°culo es todo televisivo y los hinchas son espectadores privilegiados. Esta nueva idea de espect√°culo incluye la erradicaci√≥n de los desprolijos papelitos.
Ya no hay m√°s jugadores festejando en los alambrados. Dentro de poco, tampoco habr√° m√°s alambrados, algo que ya vemos en los estadios de Banfield, Hurac√°n y Argentinos Juniors. Estos son tiempos de salida de equipos conjuntos, humo y luces armadas estrategicamente, ni√Īos escoltas y dentro de poco, seguramente la m√ļsica de la Liga le dara la bienvenida a los jugadores. El trabajo es quir√ļrgico y efectivo. El espect√°culo camina hacia una l√≥gica propia del espect√°culo del deporte estadounidense o mexicano. Para eso es necesaria la erradicaci√≥n del hincha y entronizar una nueva categor√≠a de espectador de f√ļtbol en los estadios: la del consumidor.¬†Para eso se necesita un nuevo orden del espect√°culo. Ese nuevo orden se consigue, entre otras cosas, prohibiendo las serpentinas.
Quedar√° en el pueblo futbolero argentino elegir el rumbo. Existe la posibilidad de hacer la gran Caloi y enfrentar al poder. El ejemplo m√°s claro se vivi√≥ en el Mundial 1978, cuando la dictadura, a trav√©s de Jos√© Mar√≠a Mu√Īoz, pidi√≥ no arrojar papelitos por la imagen internacional del pa√≠s. El genial Caloi tuvo el coraje y el pulso popular para hacerlo hablar a su Clemente y contraponerse a la orden. ¬°Tiren tiren papelitos, muchachos!. La imagen ic√≥nica del Mundial 78 son miles de serpentinas que bajaron desde las tribunas del Monumental en la final ante Holanda. Pas√≥ medio siglo. Habr√° que ver si existe el mismo coraje que existi√≥ en aquellos d√≠as.
Por √ļltimo, el jueves 14 de septiembre pasado se cumpli√≥ un siglo del m√≠tico combate entre Luis √Āngel Firpo y Jack Dempsey. Argentina se detuvo esperando novedades del lejano Polo Grounds neoyorkino. Esa pelea fue la habilitaci√≥n formal del boxeo en la Argentina. El boxeo es el deporte que m√°s medallas le brind√≥ al deporte argentino. Un noble deporte que tuvo feroces detractores. La Enmienda Panzeri, aquello del homicidio legalizado. El poco le√≠do y muy citado Panzeri no triunf√≥. No pod√≠a triunfar, a pesar del extrav√≠o socialdem√≥crata de aquel equipo de Sport80. ¬ŅPor qu√© no pod√≠a triunfar la enmienda Panzeri? Por su caracter profundamente antipopular. El boxeo es parte del pueblo argentino. La herramienta laboral que tuvieron miles de jovenes de los sectores m√°s humilde del pa√≠s. El boxeo es parte del pueblo argentino.
En este centenario de la piedra fundamental del boxeo en Argentina, el saludo a todos los dignos boxidangas del país.

 

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha, por Radio Gráfica. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

 

Comentarios

comentarios