Ferro Carril Oeste: su historia y el futuro museo

591

Nos visitaron Oscar D’Auria, Daniel Visciglio y Carlos Wolf, miembros de la Subcomisi√≥n de Historia y Museo de Ferro Carril Oeste. Un trabajo inmenso buscando visibilizar la historia de un club tradicional de la Ciudad de Buenos Aires.

Por Carlos Aira y Nehuén Ríos

 

Ferro Carril Oeste es un sin√≥nimo del barrio de Caballito. Un club enclavado en el coraz√≥n de la ciudad por donde pas√≥ la vida deportiva, pol√≠tica y el espect√°culo. En el m√≠tico templo de madera – aunque hoy el cemento se est√° imponiendo – donde se disputaron partidos destacados de nuestro f√ļtbol; pero tambi√©n fue la casa de Los Pumas, el estadio donde se escucharon vibrantes discursos de campa√Īa y cientos de recitales memorables. Ferro es Caballito, su estadio y un club con intensa vida social.
Oscar D¬īAuria, Daniel Visciglio y Carlos Wolf son parte de la Sub-Comisi√≥n de Historia y Museo de Ferro Carril Oeste. Los tres visitaron Abr√≠ la Cancha. Su trabajo es enorme; su sabidur√≠a, un libro abierto. El placer de meternos en el t√ļnel del tiempo y conocer la historia del Verde de Caballito

 

 

¬ęLos ingleses ten√≠an la cultura de asociar personas con intereses costumbres dando nacimiento a la noci√≥n de club. El Ferro Carril del Oeste estaba en manos brit√°nicas; tanto su gerencia como sus empleados jer√°rquicos. No era il√≥gico, sobre todo en un pa√≠s extra√Īo, juntarse para sus tertulias y practicar deporte.¬† A comienzos de 1904 surge la idea de formar un club y el 28 de julio de 1904, en la oficina de cargas del Ferro Carril Oeste, en la calle Yerbal 1189, 95 empleados fundaron al Club Ferro Carril Oeste para realizar socializaci√≥n y ejercicios atl√©ticos.¬† El 8 de diciembre 1904 se inaugur√≥ el campo deportivo en el mismo lugar donde hoy est√° emplazado el estadio. Esos terrenos hab√≠an sido comprados por la empresa para empalmar con la traza del Buenos Aires al Pac√≠fico.¬† La empresa hab√≠a comprado esos terrenos para hacer un centro transbordador de mercanc√≠as, pero en 1904 la idea ya estaba descartada¬Ľ, se√Īal√≥ Daniel Visciglio con inmensa sabidur√≠a.
El origen del color verde de la camiseta sigue siendo motivo de investigaci√≥n. ¬ęEn 1909 el color verde simbolizaba la lucha de la Irlanda Libre y muchos trabajadores del Ferrocarril Oeste eran irlandeses. Proponer su color a la gerencia brit√°nica no era sencillo. La historia oficial tiene varias versiones. La primera, que el club adopt√≥ el verde por ser Caballito una zona de quintas. Otra versi√≥n sostiene que se eligi√≥ el verde como se√Īal ferroviaria. En los √ļltimos a√Īos tom√≥ fuerza la versi√≥n irlandesa del verde de Ferro Carril Oeste¬Ľ, expresaron los investigadores en Radio Gr√°fica.
El futuro museo es una anhelo de la Subcomisi√≥n. Oscar D¬īAuria expres√≥ en Abr√≠ la Cancha: ¬ęEstamos en una etapa donde estamos tratando de construir nuestro museo. Con esfuerzo y orgullo levantamos las paredes de ese sue√Īo que tendr√° un pedazo de nuestra vieja tribuna de madera como s√≠mbolo de la historia del club. Ese pedazo de tribuna tiene su historia. Cuando comenz√≥ la obra del cemento convenimos con la gente que estaba en el club que nosotros √≠bamos a cuidar los tablones. Una ma√Īana me llamaron para decirme que no hab√≠an cumplido la palabra y estaban desarmando todo. Siempre recuerdo que dej√© mi trabajo y me fui a Ferro. Si era necesario, me encadenaba por esos tablones. No estoy en contra del progreso, pero nosotros dese√°bamos mantener un pedazo de esa tribuna. Al final, nos quedamos con ese fragmento de tribuna, las maderas donde est√°n los nombres de los sectores de aquella cabecera y otras cosas m√°s que estar√°n presentes en el futuro museo¬Ľ.
Carlos Wolf tambi√©n estuvo presente. Con emoci√≥n expres√≥ su amor por esos tablones: ¬ęEsa tribuna que nosotros resguardamos es un reflejo de la pasi√≥n y el sentimiento. All√≠ festej√© campeonatos y descensos. Siempre que veo esa tribuna recuerdo la primera final que vi. A√Īo 1963, ante Sarmiento. Esos tablones son un patrimonio, porque no solo pas√≥ el f√ļtbol de Ferro, sino todo el f√ļtbol argentino, los Pumas, recitales memorables y cierres de campa√Īa. Esa tribunita que nosotros cuidamos representa la historia de nuestro club porque esos tablones se emplazaron en 1932¬ę.

 

Comentarios

comentarios