Racing campe贸n del Proyecci贸n 86: un recuerdo y una historia

1203

Nadie esperaba nada de ellos y terminaron haciendo historia. En 1983, el peor a帽o deportivo de Racing, un grupo de juveniles consigui贸 un t铆tulo para el recuerdo: el Proyecci贸n 86. Tres referentes, Jorge Acu帽a, Gustavo De Andrade y Adri谩n Mart铆nez vinieron a Abr铆 la Cancha y recordaron aquel campeonato indeleble

Por Carlos Aira

 

1983 fue un a帽o nefasto para Racing Club. Hac铆a a帽os el club se encontraba sumergido en un caos institucional y econ贸mico. El Cilindro clausurado desde mayo de 1981 y un plantel profesional tan extenso como d铆scolo. El 4 de noviembre de 1967 se encontraba cada vez m谩s lejos y el descenso de categor铆a m谩s cerca. En ese marco, surgi贸 una inesperada flor en el lodo. A fines de 1982, el relator Horacio Aiello present贸 a Julio Grondona la idea de un torneo de reservas, televisado en directo y con entradas gratuitas. Desde AFA aprobaron la idea. Nac铆a el Torneo Proyecci贸n 86. Remit铆a a la Copa del Mundo pr贸xima a disputarse. El estadio elegido fue el de V茅lez S谩rsfield y s贸lo se cobrar铆an plateas. El torneo estaba pautado para enero de 1983 y ser铆an de la partida todos los clubes de Primera Divisi贸n salvo los tres cordobeses (Talleres, Instituto y Racing) y Sarmiento, de Jun铆n. 聽

 

 

SE ARMA EL EQUIPO

Cacho Mart铆nez, capit谩n del equipo.
Lo m谩s curioso es que聽Racing estuvo a punto de no participar del Proyecci贸n 86. Estaba redactada una nota de disculpas y lista para ser presentada en AFA. En enero de 1983 hubo elecciones en Racing y las nuevas autoridades entend铆an que no hab铆a garant铆as que no terminara en papel贸n. La presi贸n de Horacio Aiello y el reclamo de algunos socios motiv贸 la presencia de la Academia. El presidente Enrique Taddeo 鈥 que hab铆a asumido d铆as atr谩s 鈥 design贸 a Daniel Silguero 鈥 entrenador de Reserva 鈥 junto al profesor Claudio von Foerster al frente del equipo.Lo m谩s curioso es que Racing estuvo a punto de no participar del Proyecci贸n 86. Estaba redactada una nota de disculpas y lista para ser presentada en AFA. En enero de 1983 hubo elecciones en Racing y las nuevas autoridades entend铆an que no hab铆a g Silguero-von Foerster pidieron jugadores categor铆a 63-64-65 para armar el equipo. Gabriel De Andrade expres贸: 鈥El campeonato estaba a d铆as de comenzar y los dirigentes no quer铆an jugar. Silguero, con inteligencia, arm贸 un seleccionado de Cuarta y Quinta divisi贸n鈥; Cacho Martinez fue metaf贸rico: 鈥淩acing hab铆a sido campe贸n de Cuarta Divisi贸n con una muy buena categor铆a 62, pero esos pibes fueron devorados por el momento. Nosotros teniamos la riqueza presente en el cord贸n Buenos Aires-Santa Fe-Entre R铆os. Racing ten铆a que semillas que serv铆an y brotaron en la nada鈥.
Esas semillas ten铆an nombre propio. De Ober谩, Misiones, era el arquero Juan Carlos Zubczuk; el central Horacio Willener, de Rafaela; los laterales Roberto Garcete y H茅ctor F茅lix Fern谩ndez, del Cornurbano profundo; Anibal Ainciart, de Curuz煤 Cuati谩; Tambi茅n estaban Marcos Leiva, Gustavo Calder贸n 鈥 hermano menor de Gabriel, mundialista en 1982 鈥 y Santiago Raffo, hijo del m铆tico Toro, goleador de la Libertadores de 1967, Jos茅 Luis Amulet, Canavese, Turco, Marquez, Ferreira y Daniel Gorobsov.
Para Cacho Mart铆nez Pandiani, el trabajo de Silguero y von Foerster fue vital para aquel equipo: Ellos fueron la piedra fundamental de un equipo que sal铆a de lo com煤n. El profe hab铆a trabajado con la Naranja Mec谩nica de Holanda en el Mundial 1978. Era un oso gigante, bastante simp谩tico cuando ganabas su confianza. Hac铆amos mucho trabajo con pelota, algo que no era habitual. En aquellos d铆as se hac铆a mucho trabajo f铆sico pero poco f煤tbol porque a veces no hab铆a ni pelota. Una tarde, von Foerster apareci贸 con 60 pelotas. No lo olvido m谩s. Reparti贸 una a cada uno. Hicimos ejercicios de traslado de pelota que era algo que no exist铆a. Arm贸 peque帽as sociedades, como quer铆a Menotti en la Selecci贸n. Por ejemplo, ten铆amos que asociarnos tocando s贸lo entre el 2-3-5 o no pod铆an permitir que lleg谩ramos al fondo. Nada fue casualidad en aquel torneo. Ellos crearon un esp铆ritu de equipo que marc贸 el Proyecci贸n 86
Camote Acu帽a record贸 que von Foerster era preparador f铆sico de la Primera Divisi贸n, pero esa era otra historia: 鈥淣o lo dejaron trabajar con la misma intensidad. Se viv铆an tiempos de cambios revolucionarios en el f煤tbol. Lo pod铆as ver con Ferro. A veces entren谩bamos con la Primera en Obras Sanitaras con citaci贸n a las 11 de la ma帽ana. Est谩bamos todos esperando al t茅cnico y lo ve铆amos de fondo tomando un caf茅 en la confiter铆a del club鈥︹.

 

LOS PROTAGONISTAS

 

Jorge Adri谩n Mart铆nez Pandiani naci贸 en Sarand铆. Hincha de Racing de toda la vida. Su padre jug贸 en la Academia junto a Norberto Anido, otro crack del barrio. El f煤tbol lo llev贸 a Lan煤s y V茅lez para luego emigrar al f煤tbol chileno. Cacho estaba en Racing desde la D茅cima divisi贸n. Primer marcador central a pesar de su estatura. En aquellos primeros d铆as de 1983, su padre lo invit贸 a las vacaciones familiares en Mar del Plata. Con sus 18 a帽os, Mart铆nez le dijo que no. Que se quedaba a jugar el Proyecci贸n. 鈥淓ntren谩bamos en cualquier lado. Jos茅 Santiago, un gran maestro de las inferiores, hab铆a conseguido un lugar en Berazategui. A veces ibamos caminando por la via del tren hasta Villa Modelo. 隆Era muy peligroso! Pero no nos importaba鈥, declar贸 Cacho, en Abr铆 la Cancha.

 

Gabriel de Andrade. Goleador y figura del equipo.
Gabriel De Andrade fue descubierto por Carlos Palomino, un ojeador de figuras de la talla de Norberto Alonso, Carlos Babington o Ren茅 Houseman. De Andrade, n煤mero 10, zurdo y talentoso, record贸 las condiciones deplorables en las cuales entrenaban: 鈥淓ra todo muy complicado. No ten铆amos pelotas y la cancha auxiliar era un desastre. Ten铆a piedras y cascotes. Ten铆as que jugar muy bien porque si no jam谩s pod铆as agarrar la pelota. 隆Era un canguro! Nosotros entren谩bamos con unas pelotas Pintier viejas que ya no usaba la Primera. 隆Ni camisetas ten铆amos! A veces, terminaba de jugar la Novena, entraba la octava y se pon铆an las mismas camisetas transpiradas. Era muy dificil el d铆a a d铆a de Racing鈥︹.

 

Jorge Acu帽a. El 煤nico que lleg贸 y trascendi贸.
Jorge Osmar Acu帽a naci贸 en La Paz, Entre R铆os, pero se cri贸 en San Nicol谩s. Lleg贸 a Racing en 1981. En esos a帽os viv铆a en la pensi贸n del club. Sus recuerdos previos al Proyecci贸n est谩n orientados a esos d铆as de penurias sostenidas: 鈥淎 la una de la madrugada ten铆amos un hambre tremenda. En el club pon铆an cadenas y candado a la heladera pero nosotros agarr谩bamos una cuchara y a las bisagras le sac谩bamos los tornillos y la abr铆amos al rev茅s. Nos haciamos lo bifes y podiamos dormir tranquilos. 隆Nos podiamos haber comido entre nosotros del hambre que teniamos鈥.
Camote record贸 en Abr铆 la Cancha la figura de Tita Mattiussi: 鈥淢uchos hablan de Tita sin saber. Ella se enojaba por todo. Era muy gru帽ona. Fue la madre de Racing porque naci贸 y muri贸 all铆. A los pibes nos ten铆a cagando. Nosotros la abraz谩bamos y jod铆amos. Ella viv铆a con un caballo, una docena de perros y m谩s gatos que el Bot谩nico. 隆La baranda que hab铆a en esa casa! Ella viv铆a as铆. Racing no le pagaba el sueldo y lloraba porque no pod铆a comprar las cosas para comer. Lo cierto es que Tita te aconsejaba siempre鈥鈥. 聽

 

PROYECCION 86, PARA JUGAR AL FUTBOL鈥

La defensa de Racing era impactante. Un arquero espectacular y dos laterales tan morochos como aguerridos. Camote Acu帽a nos dice que Roberto Garcete y H茅ctor Fern谩ndez eran dos fieras. Cacho Martinez completa: 鈥淎 ellos dos no les sacabas una palabra. A Fern谩ndez le dec铆an Comisario desde que ten铆a 10 a帽os. 隆La personalidad que ten茅s que tener para que te pongan ese apodo con esa edad! El Comisario era de Villa Tranquila y siempre recuerdo que una vez fuimos caminando desde Villa Corina hasta la Isla Maciel junto a 茅l que era el jefe de la villa. Con el Negro Garcete hicimos juntos el Servicio Militar. 脡l era de Rafael Calzada. Un d铆a fui a su casa, recontra humilde, fuimos a comer junto a sus padres. El Negro se dejaba crecer una u帽a como el Tolo Gallego para molestar a los rivales.

 

25 de enero de 1983. Les pidieron perder decorosamente ante Estudiantes pero golearon 3 a 0.
Lleg贸 el momento del debut. Mi茅rcoles 25 de enero de 1983. Cancha de V茅lez S谩rsfield. Estudiantes de La Plata el rival. Un club que trabajaba a conciencia su f煤tbol base. Minutos antes que el equipo salga al campo de juego, Enrique Taddeo pidi贸 hablar con los futbolistas. Con voz firme les dijo: 鈥Chicos, 隆Esto es Racing! por favor鈥 perdamos por la m铆nima diferencia. No pasemos verguenza鈥. Camote Acu帽a aun sigue sorprendido: 鈥淣os miramos todos porque no lo pod铆amos creer. Entramos a la cancha y le pegamos un baile b谩rbaro a Estudiantes鈥. Ante 25.000 espectadores en Villa Luro y miles prendidos en la pantalla del viejo Canal 11, Racing sorprendi贸 goleando 3 a 0, goles de Gabriel De Andrade (`39), Jorge Acu帽a (`68) y Santiago Raffo (`73). Martinez Pandiani record贸 que una vez el entrenador le pidi贸 un favor: 鈥淪ilguero me llam贸 porque era el capit谩n del equipo. Me dijo que Garcete y Fern谩ndez ten铆an calidad de Primera Divisi贸n, pero si yo no estaba al lado ellos nunca llegar铆an. Al Comisario le dec铆amos Marvin Hagler, campe贸n mundial de los Medianos en esos d铆as, porque era una roca. Jugaba y te mataba鈥.

 

El clamor del p煤blico lleg贸 al entrenador de Primera. En pleno Proyecci贸n 86, Rogelio Dominguez subi贸 a Primera Divisi贸n a Gabriel De Andrade y Marcos Leiva. Ambos debutaron el domingo 17 de abril de 1983 ante Rosario Central en Ferro Carril Oeste. Racing gan贸 1 a 0 y quebr贸 una racha de 10 a帽os sin vencer a los rosarinos. De Andrade nos recuerda: 鈥淒ebute junto a Leiva. Era complicad铆simo jugar en Racing aquellos d铆as. Con muchas presiones. Un equipo que ven铆a tambaleando desde hac铆a tiempo. La gente ten铆a muy poca paciencia y el vestuario estaba preocupado, no se sent铆a ganador. Encima los m谩s grandes, que no la estaban pasando bien, no sab铆an, no pod铆an o tal vez no quer铆an acompa帽ar a los chicos que estaban subiendo. Cada uno estaba con sus problemas鈥.
Mientras la Primera de Racing penaba en el Campeonato Nacional 1983, los chicos del Proyecci贸n se hab铆an metido a la gente en el bolsillo. El siguiente rival fue Rosario Central. Cambiaba la modalidad: partido doble, ambos en el Amalfitani. Racing gole贸 4 a 0 y 4 a 1. Gabriel De Andrade la gran figura junto a Marcos Germ谩n Leiva, un 8 de notables condiciones:聽 鈥淟eiva hoy valdr铆a 20 millones de euros. Un carrilero por afuera con actitud defensiva y visi贸n de ataque. Ten铆a gol, le pegaba con las dos piernas e iba bien de arriba. Jugadorazo. A nosotros nos toc贸 un tiempo inoportuno鈥︹, remarc贸 Cacho Mart铆nez.
Camote Acu帽a sentencia: 鈥淟a gente nos ped铆a a nosotros. Teniamos veinte a帽os y unas ganas b谩rbaras. Si Racing hubiera puesto al equipo del Proyecci贸n 86 se hubiera salvado del descenso en 1983鈥. Cacho Mart铆nez realiz贸 un enlace con el presente: 鈥Aquel club no ten铆a estabilidad de ning煤n tipo por eso disfruto tanto 茅ste presente donde Racing son sus inferiores. Un acierto actual que no se vi贸 en aquellos d铆as鈥.

 

CAMINO A LA GLORIA鈥

 

Argentinos Juniors fue el rival de Racing en semifinales. Los Bichos Colorados dirigidos por Francis Cornejo, descubridor de Diego Armando Maradona. En el equipo de Argentinos nombres propios que tendr谩n trascendencia como N茅stor Lorenzo, Juli谩n Infantino y un pibe categor铆a 64 que descollaba con sus milim茅tricas rabonas de cuarenta metros llamado Claudio Borghi.
El festejo de uno de los goles en aquellas noches de enterna felicidad.
Cacho Mart铆nez tiene un recurdo de inferiores del Bichi: 鈥淛ugamos contra Argentinos y el primer tiempo perd铆amos 3 a 0. En el entretiempo, Ernesto Grillo, nuestro entrenador, me pide que vaya de 6 y le pegue una patada porque nos hab铆a vuelto locos. El partido termin贸 3 a 3. Desde ese partido pas茅 a ser capit谩n de Racing. Pensar que Bichi era fan谩tico de la Academia鈥︹
El primer partido finaliz贸 empatado. Se defini贸 por penales. Racing gan贸 con gran actuaci贸n del Polaco Zubczuk, especialista en parar faltas desde los once pasos. El partido de vuelta, jugado en la noche del mi茅rcoles 10 de mayo de 1983 ante una multitud, termin贸 con victoria racinguista 2 a 1. Gabriel De Andrade nos recuerda: 鈥淣os sentiamos motivados. Te sent铆as en Primera. Jugabas con un c茅sped impecable y luz artificial. Sal铆as a la cancha y ve铆as las tribunas repletas, las banderas y los cantitos. Inolvidable鈥.
31 de mayo de 1983. El equipo antes de la final.
Newells Old Boys fue el rival de Racing en la final. El equipo rosarino, formado por Marcelo Bielsa, estaba conformado por el Yaya Rossi, Juan Manuel Llop, Dalcio Giovagnoli, Carlos Pancirolli, Juan Jos茅 Oficialdegui, Ariel Paolorrosi, Marcelo Reggiardo y Jorge Theiler, entre otros. Las finales fueron multitudinarias. M谩s de 40.000 personas, hinchas de todos los clubes, llenaron el Amalfitani.
Adr铆an Martinez Pandiani hace hincapi茅 en la inteligencia del cuerpo t茅cnico: 鈥淟a dupla fue muy inteligente. Siempre nos hizo entrenar en el Cilindro. Eso fue una introducci贸n a lo que vino despu茅s porque no es lo mismo hacerlo en una cancha con tribunas a un campo de entrenamiento鈥. Camote Acu帽a tiene una an茅cdota divertida de aquel primer partido ante Newells: 鈥Luego de sacarnos la foto del equipo,聽sal铆 corriendo en velocidad para cambiar el ritmo y me choqu茅 con Calder贸n que estaba haciendo lo mismo. La gente se descostillaba de la risa. Casi nos lesionamos los dos. Era una energ铆a incre铆ble la que sent铆amos鈥.
El enfrentamiento entre la gran escuela rosarina contra la Armada Brancaleone de la Academia. Un dato parece justificarlo: durante el transcurso del torneo, Racing us贸 tres marcas de camisetas: arrancaron las Adidas del plantel profesional; luego, las Sportlandia de otras temporadas. Finalmente, ante Newells usaron unas Nanque donadas por un hincha al ver que los pibes iban mal vestidos a los partidos.
El festejo. Daniel Gorobsov quieren cuidar su camiseta.
Newell麓s gan贸 el primer partido 1 a 0. Segunda final. Mi茅rcoles 31 de mayo de 1983. Lleno total en V茅lez S谩rsfield. Racing form贸 con: Juan Carlos Zubczuk; H茅ctor F茅lix Fern谩ndez, Horacio Alberto Willener, Jorge Adri谩n Mart铆nez y Roberto Garcete; Marcos Guzm谩n Leiva, Juan Anibal Ainciart y Gabriel De Andrade; Gustavo Norberto Calder贸n, H茅ctor Santiago Raffo (Ferreyra) y Jorge Osmar Acu帽a.
El Torito Raffo abri贸 el marcador a los 8 minutos. Igual贸 Ariel Paolorrosi a la media hora de juego. Parec铆a que el Proyecci贸n 86 se iba al Parque de la Independencia. Cacho Martinez se emociona: 鈥淓n el segundo tiempo me par茅 de volante, junto a Camote, y no paraba de gritar que ten铆amos que ganar. El empuje de las tribunas nos ayud贸 a ganar. No lo digo para quedar bien: lo siento de coraz贸n鈥. Camote Acu帽a marc贸 el 2 a 1 a los 20 minutos del segundo tiempo. Sobre el final, Ferreyra se帽al贸 el 3 a 1 final.
Festejo en el vestuario. La cara de De Andrade es un afiche de la felicidad.
En el estudio de Radio Gr谩fica brillaron los ojos recordando aquella noche. Camote Acu帽a recuerda 鈥済ente trepada del alambrado y nosotros que no nos podiamos encontrar para dar la vuelta ol铆mpica. La gente lloraba emocionada鈥.Cuando Luis Pasturenzi se帽al贸 el final del partido, Racing volvi贸 a festejar como en los tiempos de Jos茅. 驴Era un campeonato juvenil? Es cierto. Pero la pasi贸n fue inmensa. Hubo l谩grimas y alg煤n gesto de m谩s. En una televisi贸n aun muy pacata, las c谩maras engancharon a Ricardo Garcete haciendo el gesto de 鈥mira como te la pusimos鈥 a los hinchas de Newells presentes en el Amalfitani. El Negro fue suspendido por AFA. Gabriel De Andrade fue el m谩s buscado aquella noche: 鈥淔ue una inmensa emoci贸n porque logramos ser campeones. Siempre recuerdo la tapa de la revista Racing que dec铆a El Campe贸n del Pueblo. La gente, no s贸lo de Racing, sino de otros clubes se hab铆a enamorado de nuestro juego. Si cierro los ojos aun tengo la sonrisa m谩s amplia que Carlitos Gardel鈥.
Cacho Mart铆nez recibe el saludo de su 铆dolo: Roberto Perfumo.
Cacho Mart铆nez Pandiani recogi贸 la Copa: 鈥Me la dio entreg贸 Roberto Perfumo, mi 铆dolo. Tanto hab铆a so帽ado salir campe贸n con Racing y lo hab铆a logrado. Tambi茅n recuerdo el piloto que ten铆a puesto el Mariscal, parec铆a James Bond鈥.Por intermedio de las redes, De Andrade se reencontr贸 con alguien especial: 鈥淗ace un tiempo me pidi贸 amistad por facebook alguien que no conoc铆a. Nos pusimos a hablar y me dice: 鈥- Gabi, yo fui el que te levant贸 en andas la noche de la final鈥 Se acordaba de cada detalle. Todo es felicidad y un reconocimiento que tendr茅 hasta el 煤ltimo d铆a鈥. 鈥淔ue una inmensa emoci贸n porque logramos ser campeones. Siempre recuerdo la tapa de la revista Racing que dec铆a El Campe贸n del Pueblo. La gente, no s贸lo de Racing, sino de otros clubes se hab铆a enamorado de nuestro juego. Si cierro los ojos aun tengo la sonrisa m谩s amplia que Carlitos Gardel鈥.

 

DEMOLIDOS POR LA URGENCIA鈥

Camote Acu帽a hizo una gran campa帽a. Campe贸n de la Supercopa 1988.
Jorge Acu帽a, con m谩s de 400 partidos en Primera Divisi贸n, Campe贸n de la Supercopa 1988 con Racing, no tuvo pelos en la lengua: 鈥淪iempre agradec铆 no haber sido parte del plantel que se quem贸 en 1983 (jug贸 un s贸lo partido). En 1985 tuve la suerte de encontrarme con Mario Cejas viendo un partido de Reserva en el cual convert铆 cuatro goles. Ah铆 comenc茅 mi carrera en el f煤tbol grande鈥.
La historia de esos muchachos, demolidos por las urgencias de un club en llamas, junto al escaso tacto de entrenadores y dirigentes, no tuvo particular relieve. Jorge Acu帽a y Juan Carlos Zubczuk quienes hayan trascendido. Camote analiz贸: Racing ten铆a una base extraordinaria de jugadores para poder hacer una carrera impresionante en el f煤tbol argentino鈥.
Gabriel De Andrade, el zurdo talentoso y goleador, no pudo salvar a Racing del descenso de 1983: 鈥淢e toc贸 Primera en un momento dificil. Estuvo en mis pies la posibilidad de salvar a Racing. Fue el 10 de diciembre, contra San Lorenzo en V茅lez. Una pelota cruzada de derecha a izquieda, amago que la voy a buscar, el marcador pasa de largo, la pelota explota en el palo y sali贸 disparada hasta casi a mitad de cancha. Converti un gol en esos dias calientes contra Instituto pero toc贸 descender鈥.
10 de abril de 1983. Debut de Gabriel De Andrade en la Primera. Su talento no pudo apagar tanto incendio.
Cacho Mart铆nez jug贸 un s贸lo partido defendiendo la camiseta de su amado Racing. Fue la tarde que Independiente se consagr贸 campe贸n 1983 y Racing fue partenaire de su fiesta:聽 鈥Me toc贸 jugar ese partido terrible. Los grandes no quisieron jugar por temor a la violencia. Muchos jugadores tenian temor que la barra los agarrara personalmente. Fue una mezcla de sensaciones porque me molest贸 mucho descender:聽 soy muy hincha de Racing鈥.
En 1984, para afrontar el campeonato de Primera B, Racing contrat贸 a Jorge Castelli. El Profesor limpi贸 a casi todos los jugadores del Proyecci贸n 86: 鈥淎 mi me dec铆a Pich贸n de Pernia pero trajo a Squeo, Su谩rez y Veloso.聽 Tambi茅n vinieron Brindisi, Luis Diaz, Grimoldi y Rotondi. Fuimos de pretemporada y despu茅s nos limpi贸 a todos鈥, exclam贸 Mart铆nez.
驴Que fue de ellos? Garcete jug贸 unos cuantos partidos en 1984. Luego pas贸 por El Porvenir. Willener jug贸 un s贸lo partido en 1984 y volvi贸 a Rafaela, donde hoy es entrenador. H茅ctor Fern谩ndez jug贸 7 partidos en 1985 en La Academia. Ainciart apenas 3 partidos en 1984. Raffo apareci贸 con goles en 1984, pero pronto se apag贸 y llev贸 sus goles a Defensores de Belgrano y Col贸n de Santa Fe. Gabriel De Andrade pas贸 a San Miguel en 1985. Se le recuerda un gol a Racing en cancha de V茅lez S谩rsfield. El Capit谩n Martinez jug贸 en Los Andes, teniendo el r茅cord de ser el primer jugador expulsado en la historia del Nacional B.
Los pibes de ayer son los hombres de hoy. Se siguen juntando, asado de por medio. La mayor铆a est谩 fuera de forma. Como el Toro Raffo, seg煤n sus compa帽eros son dos toros. Racing los reconoci贸 en 2017, haci茅ndolos ingresar al campo de juego del Cilindro, dar la vuelta ol铆mpica y escuchar la ovaci贸n de las tribunas. Hoy ya no est谩 entre nosotros Chirola Amulet, fallecido en 2012. Tampoco Daniel Silguero, quien muri贸 en Colombia en febrero de 2018.
El tiempo cicatriz贸 heridas. Como nos dijo Cacho Mart铆nez: 鈥Nuestro sufrimiento se compens贸 cuando logramos subir a Primera con algunos de nuestros compa帽eros, como el Comisario Fern谩ndez y Camote. Ah铆 regres贸 Racing donde nunca tuvo que dejar de estar鈥.

 

(*) Periodista. Conductor de Abr铆 la Cancha.聽 聽聽

Comentarios

comentarios