Carlos Rodríguez: «Atajar en el Boca campeón de 1981 fue el sueño del pibe hecho realidad»

1460
La Pantera Rodríguez con su emblemático buzo.

Carlos Rodríguez pasó por las Charlas de Vestuario de Abrí la Cancha. Fue arquero de Boca entre 1977 y 1982. Suplente de Hugo Gatti, tuvo su momento de gloria en la Copa Libertadores de 1978 y el Metropolitano de 1981. Pantera recordó su carrera entre anécdotas graciosas y frases para pensar.

Por Carlos Aira

 

Huracán de Comodoro Rivadavia en el Nacional 1976.
HURACAN DE COMODORO RIVADAVIA: “Comencé como profesional en Chacarita Juniors luego de hacer las inferiores en San Lorenzo de Almagro. Fue Ernesto Duchini quién me llevó a San Martín. Allí quedé libre en 1974 por un tema gremial. Voy a Rosario Puerto Belgrano de Punta Alta para jugar el Regional.  Salí campeón de la Liga del Sur con muy buenas actuaciones que llamaron la atención de los dirigentes de Huracán de Comodoro Rivadavia. Ellos querían ganar el Regional 1976 para jugar el Nacional de Primera División. Me la jugué porque eran seis partidos. Hicimos una campaña espectacular con grandes jugadores: Humberto Zucarelli, Fernando Husef Alí y Marcelino Britapaja.
En el Campeonato Nacional 76 compartimos grupo con grandes equipo como Newells, Talleres de Córdoba y San Lorenzo de Almagro. Hicimos otra campaña sensacional ganando siete partidos de dieciocho. A mi me mataron a pelotazos y terminé siendo figura para las revistas El Gráfico y Goles. Eso me abrió la puerta del fútbol grande“.

 

 

LLEGAR A BOCA CAMPEON: “El Loco Lorenzo analizaba los jugadores a través de las revistas. De analizar mis puntajes pidió mi contratación. Me comenzó a rastrear hasta que finalmente me ubicó. El 20 de diciembre de 1976 se jugó la final del Nacional entre Boca y River en cancha de Racing, el famoso gol del Chapa Suñé y pocos días después estaba firmando contrato con Boca Juniors.
La Redondita de la Pantera Rodríguez. Año 1978.
“Fui a la arreglar el contrato a la concesionaria que tenía Armando. En verdad, no estaba muy convencido de jugar en Boca. Parece increíble pero era así. Tenía ofertas para ir a Colombia y a Colón donde jugaría seguro. En Boca estaba Hugo Gatti que era Messi, Maradona y Cruyff juntos. No iba a jugar nunca. Finalmente arriesgué porque el Loco no estaba bien de la rodilla. Firmo contrato y me voy en tren a Mar del Plata. Taxi hasta el hotel Iruña donde estaba concentrado Boca. Tuve que bajarme una cuadra antes porque era un mundo de gente. Me estaba esperando el Profe Castelli y muchos de quienes serían mis compañeros como el Chino Benitez, Conejo Tarantini y Pancho Sá”.

 

 

LA FINAL EN MONTEVIDEO: “Cuando comienzo a recordar lo que hicimos con Lorenzo fue fantástico. Nunca olvido la final de la Libertadores de 1977. En la final ante Cruzeiro, ganamos con gol del Toti Veglio y perdimos en Brasil con gol de Nelinho, que paraba la pelota en Finlandia y te la embocaba en la cancha de Boca. Tenemos que jugar desempate en Montevideo. Cuando estábamos volviendo en el avión había una neblina infernal. El Loco Gatti estaba mal de la gamba y la cancha estaba muy pesada. Mis compañeros me decían que iba a atajar yo. Finalmente, Hugo se recuperó y le atajó el penal definitorio a Vanderley. Pero pasados tantos años siento un orgullo enorme de haber sido parte de aquel equipo tan grande. Estoy muy contento y feliz de todo lo que viví en aquellos días”.

 

Carlos Rodríguez. La Pantera.
CUANDO EL TOTO LORENZO LO RAJO EN PLENO PARTIDO: “Fue una anécdota divina. Fue en el Nacional de 1977. Era titular y atajando bárbaro. El Toto Lorenzo me quería. Jugábamos contra Central Norte en Salta. Fuimos al entretiempo ganando 2 a 0. En el entretiempo, el Loco Lorenzo me dijo: “Escuchame Pantera, me dijo Ducatelli que no hagas tiempo que te va a cobrar indirecto dentro del área. Por favor, ese viejo con el peluquín cobra cualquier cosa“. Faltando pocos minutos, Peti Alonso, número 3, me pasa la pelota de un lateral. Cuando voy a sacar, Ducatelli me cobró tiempo. La cuestión es que terminó en gol. Sobre la hora, le tiraron una naranja al lineman. Estaba hablando con Marito Zanabria y lo veo al Loco Lorenzo encarándome dentro del área y me grita: ¡Le dije que no haga tiempo! ¡Perdió el puesto!”. Un genio Juan Carlos: fue la excusa que encontró el Toto para el regreso de Gatti“.

 

LA FINAL DE LA LIBERTADORES DEL 78: “Tengo una anécdota fantástica con la final de ésta copa.  Para la final ante el Deportivo Cali de Bilardo, el Loco Lorenzo quería sacar a Gatti porque no estaba bien de la pierna. En un picado en la Candela discutimos por un gol y Lorenzo lo echa a Gatti, quién le dice camino al vestuario: “Sinvergüenza, te jugué en una pierna“. Viajamos a Colombia el Gato Santos y yo como arqueros. En la tarde anterior a la final hicimos una práctica en el Pascual Guerrero. En la mitad de la cancha pusimos dos bolsos armando un arco y del otro lado el arco real. El partido era 11 suplentes contra 5 titulares. A mí me mandó con los suplentes. Lorenzo tenía la costumbre de ir cambiando los arqueros en las prácticas. En un momento, Santos pasó de largo en dos centros. Ahí Lorenzo pidió que ataje con los titulares. Me di cuenta que iba a ser titular en la final de la Libertadores. Me mataron a pelotazos. Parecía que estaba peleando con Mike Tyson. La última pelota le saco un pelotazo a Miguelito Bordón. Ahí Lorenzo me sacó de la práctica y me dijo: “Te veo bárbaro, Pantera. Mañana atajas vos”. La final terminó empatada 0 a 0 y atajé muy bien. Esa noche, Lorenzo tuvo un gesto que nunca olvidaré. Entro al vestuario, me encaró, abrazó y me dijo: “Pantera, te tengo que felicitar. Vos siempre le ponés el pecho a las difíciles“.

 

Boca campeón del Metropolitano 1981
TITULAR EN EL METROPOLITANO DE 1981: “Fue el sueño del pibe hecho realidad. En 1980 fui a préstamo a All Boys y San Lorenzo de Mar del Plata. El 10 de enero de 1981 volví a Boca pero me quería ir a Estudiantes de La Plata. El problema era que no tenía el pase. Voy a Boca y les pedí el pase pero el club me pidió 200.000 dólares. Le dije a Carlitos Bello, dirigente del club: “Si tuviera esa plata no estaría hablando con vos sino que estaría en Miami rascándome las pelotas“. Pero surgió el cimbronazo de la llegada de Diego y me terminé quedando. Gatti se lesionó en la cuarta fecha y entré en el segundo tiempo ante Instituto. Comencé como titular ante Sarmiento en Junín. Esa tarde le atajé un penal a Sergio Apolo Robles. Desde ahí fui titular durante casi todo el campeonato, con compañeros fantásticos como Diego Maradona o Miguel Brindisi.

 

DIEGO DEL 81: “Yo lo recibí en la galería de la Candela cuando llegó al club. Recuerdo que dejó el coche y vino junto a Jorge Cyterspiller. Fue un compañero espectacular. Practicábamos juntos tiros libres y penales. Era estar practicando con un mago. Yo tuve el privilegio y placer de jugar con Diego Maradona. Pero sobre todo recuerdo muy bien al Diego humano. El que se quedaba horas hablando de la vida. Creo que la internet es muy linda pero nos estamos deshumanizando. Como decía Roberto Galán: hay que abrazarnos más. Y mi relación con Diego fue esa”.

 

 

La Pantera Rodríguez con su emblemático buzo.
¿POR QUÉ PANTERA?: “Era delgado, bigotitos, desgarbado y piernas flaquitas. En los 70s estaba de moda la Pantera Rosa. En una práctica comenzó el Chapa Suñé a llamarme Pantera. Luego el Loco Lorenzo y ahí me quedó para siempre. Luego comencé a usar el buzo con la Pantera Rosa. Me lo hizo Oscar Tubio, del Jardín de Oscar. Era muy moderno para la época. Había que tener coraje para usar la Pantera Rosa pero para atajar en la primera de Boca hay que tener coraje”.

 

EL DESCENSO CON RACING: “Ataje contra Independiente aquella última fecha porque ¿Cómo no iba a jugar? Yo fui muy respetuoso de todas las instituciones donde trabaje. Yo fui a Racing por decisión propia. Llegué a Racing en 1982 con un promedio bajísimo. En 1983 no salimos últimos nosotros, sino River y Racing de Córdoba. Yo atajé todo el año, ¿Cómo me iba a borrar en las malas? Eso te hace íntegro. Los valores que debemos transmitir a las futuras generaciones. Por eso atajé contra Independiente con el equipo que ya había descendido y con los Rojos como seguros campeones”.

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha, por Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios