Humberto Maschio: FĂștbol de ayer, de hoy y de siempre

799

Humberto Maschio. El Bocha. Carasucia de Lima en 1957 y cerebro del Racing de JosĂ©. A los 87 años brindĂł a AbrĂ­ la Cancha un testimonio lĂșcido. RecordĂł el Sudamericano de Lima, Helenio Herrera, las claves del Equipo de JosĂ© y su devociĂłn por Lionel Messi.

Por Carlos Aira

 

Dos minutos de juego. Maschio festeja su primer gol desde su regreso a Racing. Ante Ferro el Equipo de José jugó un gran partido.

VOLANTE CON PANORAMA: “AparecĂ­ en Quilmes y debutĂ© en Racing en 1954.  Insider derecho. NĂșmero 8. Era un jugador habilidoso pero mĂĄs bien lento. En 1958, Racing me vendiĂł a Bologna. En el calcio no encontraba posiciĂłn. Al año siguiente pasĂ© a Atalanta y ahĂ­ tuve suerte. Apenas llego a BĂ©rgamo voy a alojarme en el hotel. AllĂ­ me encuentro con Ferruccio Valcareggi, entrenador del equipo. Me dijo: `Humberto – nadie me llamaba Bocha en Italia – vos jugĂĄs muy bien. TenĂ©s visiĂłn de juego. Si te tirĂĄs mĂĄs atrĂĄs vas a tener mĂĄs panorama y vas a poder explotar a los delanteros`. Me adaptĂ© a ese juego y anduve muy bien en Italia. En 1966 volvĂ­ a Racing. Pizzutti me pidiĂł para calmar un equipo muy vertiginoso. En la primera prĂĄctica le dije a JosĂ©: `Poneme donde quieras y en la funciĂłn que te parezcaÂŽ. Me dio la camiseta 11 porque el 8 lo tenĂ­a Juan Carlos Rulli y en esos dĂ­as el nĂșmero era algo muy importante. ComencĂ© a tirarme atrĂĄs, mirar hacia los costados, ubicarme bien y llegar al gol. Lo que me habĂ­a enseñado Valcareggi”. Yo vine de Italia luego de jugar dos años en Fiorentina. TenĂ­a 33 años y lleguĂ© con la intenciĂłn de terminar mi carrera en Racing. Cuando lleguĂ© el equipo tenĂ­a 15 partidos invicto contando los Ășltimos de 1965. Los muchachos me cargaban de frente mar: `viejo, venis a robarÂŽ Pero cuando comenzamos a correr la cosa era en serio. El profesor Ojeda nos mataba. Un dĂ­a, Juan Carlos Rulli le dijo al Panadero DĂ­az: `vamos a correr y lo dejamos al viejo atrĂĄsÂŽ. La cuestiĂłn es que no me podĂ­an seguir el ritmo. Les decĂ­a: `Ustedes van despacio para mi ritmo`”.

 

El Equipo de José en su måximo logro: la Copa Intercontinental.

 

EL EQUIPO DE JOSÉ: “Era un equipo moderno. Muy veloz. Fantástico por momentos. Cada jugador sabía su función en la cancha y todos eramos importantes. Todos. Pizzuti  fue un genio. Tuvo la inmensa virtud de ubicar a todos. Perfumo que era 6 lo hizo 2. Basile que era 5 lo puso de 6. Al pandero lo movió de lateral izquierdo. Quique Wolf que era 8 lo metió de 4. Rulli era delantero y lo convirtió en una rueda de auxilio.

 

 

PROFESIONALISMO: “JuguĂ© hasta muy grande porque siempre fui profesional. De chico me cuidaba para jugar. Yo soy de Piñeyro y de pibe, donde hoy hay fĂĄbricas, habĂ­a cinco o seis potreros. Hasta que lleguĂ© a la Primera de Racing jugaba en los potreros los sĂĄbados a la tarde. Me iba a dormir a las ocho de la noche para jugar en el barrio. HabĂ­a mucha gente que iba a ver los partidos de barrio. Partidos de potrero. Una cosa muy linda
”

 

SEAN CONNERY: “Cuando viajamos hacia Glasgow para jugar la final contra Celtic tuvimos una anĂ©cdota espectacular. En Londres subiĂł al aviĂłn Sean Connery que en ese momento era James Bond 007. Se sentĂł al lado de AgustĂ­n Cejas. El Panadero DĂ­az le decĂ­a a AgustĂ­n que nos venĂ­a a espiar. Se puso a conversar con nosotros y nos dijo que era hincha de Rangers, rival del Celtic. Le dijo a Cejas que Ă­bamos a ser campeones del mundo. Pero no sĂłlo eso: vino a todas las prĂĄcticas. No decĂ­a nada. Siempre callado aunque nosotros nos querĂ­amos sacar fotos con James Bond“.  

 

ROBERTO PERFUMO: “Era un genio. Nosotros Ă­bamos todos al ataque y quedaba Ă©l. Perfumo contra todos. TenĂ­a un conjunto de virtudes: iba a los cruces con una velocidad increĂ­ble, sabĂ­a gambetear y le pegaba fuerte a la pelota. Un inmenso jugador. Lo podĂ­amos dejar sĂłlo y se arreglaba. El mejor nĂșmero 2 que tuvo la Argentina junto a Hugo Villaverde”

 

Elena Margarita «Tita» Mattiussi.

TITA: “La casa de Tita era un lugar de reuniĂłn. Nosotros tomĂĄbamos vermouth, que nos permitĂ­a Pizzuti, mientras que JosĂ© tomaba whisky. A Tita le pagamos el pasaje y la llevamos a Escocia. Era tan famosa como nosotros. En su casa tambiĂ©n desayunĂĄbamos con los jugadores de Independiente. Era otra Ă©poca. JugĂĄbamos el clĂĄsico de Avellaneda e Ă­bamos caminando juntos a la cancha. Terminaba el partido y volvĂ­amos todos caminando. Una Ă©poca donde las dos hinchadas iban a comprar entradas a la misma ventanilla. HabĂ­a mucho respeto. Hoy los intereses son otros. Antes era mĂĄs lindo. MĂĄs romĂĄntico y menos materialista“.

 

ESTUDIANTES DE ZUBELDIA: “Contra ellos jugamos un clĂĄsico. Un equipo sucio que te buscaba todos los defectos y problemas pero por mucho tiempo manejĂł el fĂștbol argentino. Como nosotros, cada jugador sabĂ­a lo que tenĂ­a que hacer. Tipos muy inteligentes como Manera, PachamĂ©, Conigliaro, Bilardo o Poletti que era un fenĂłmeno. Nos tenĂ­an a mal traer. Bilardo me seguĂ­a por toda la cancha. Un equipo bravo que sabĂ­a lo que querĂ­a . Zubeldia era muy amigo de Pizzutti y JosĂ© nos decĂ­a que era un tipo bĂĄrbaro, un estudioso que hizo un gran equipo que nos representĂł muy bien en Inglaterra obteniendo la copa Intercontinental“.

 

Maschio, Angelillo y SĂ­vori. Los tres carasucias geniales que al ser transferidos a Italia, no fueron convocados por AFA. Fueron las grandes bajas de la Eliminatoria y el Mundial.

 

LOS CARASUCIAS DE LIMA: “Corbatta y SĂ­vori eran de otro planeta. Los dos tenĂ­an una habilidad increĂ­ble. Corbattita hizo lo que quiso en aquel campeonato. Goleamos 3 a 0 a Brasil con todo el pĂșblico en contra. Jugamos tan bien al fĂștbol que dimos la vuelta olĂ­mpica bajo una ovaciĂłn. Antonio Angelillo era un gran jugador. JugĂł muy poco en Argentina. Un tipo muy rĂĄpido, con visiĂłn de juego que sabĂ­a tirarse atrĂĄs. Goleador del Inter. Osvaldo Cruz era el menos nombrado pero el mĂĄs simple. Te ponĂ­a la pelota justa. Un wing prĂĄctico. Otra clave del equipo fue Pipo Rossi. Era muy lento por eso nos gritaba a todos para que estuviĂ©ramos al lado de Ă©l. Fue un muy buen nĂșmero 5 que entregaba fantĂĄstica la pelota al perfil del compañero“. “JugĂĄbamos realmente muy bien. En aquel Sudamericano de 1957 llevamos un gran equipo. Estaba Rogelio DomĂ­nguez en el arco. Para mĂ­, junto al Pato Fillol, los mejores que vi en el puesto. LĂ­nea de 4: Gomina GimĂ©nez, Pedro Dellacha, Ángel Schandlein que era muy buen jugador y Federico Vairo, que tenĂ­a facilidad para llegar. Tres en el medio: Yo, Pipo Rossi y SĂ­vori. Adelante; Corbatta, Angelillo y Cruz. Un 4-3-3 elĂĄstico”

 

HELENIO HERRERA: “Lo tuve como entrenador en el Internazionale. Un tipo jodido pero coherente. A mi me ponĂ­a de visitante porque era lento. De local jugaba Sandro Mazzola por su velocidad. Un tipo muy tĂĄctico, sabia mucho. Cuando venia al hotel lo hacĂ­a con su mujer y el hijo. Ellos comĂ­an lo mismo que nosotros. Al principio me complicĂł jugar el fĂștbol que pretendĂ­a porque me anulaban con facilidad asombrosa. Pero en Italia aprendĂ­ mucho, un progreso muy grande en mi carrera”.

 

MESSI: “JuguĂ© con fenĂłmenos como el Charro Moreno o Alfredo Di StĂ©fano. Vi a PelĂ© y Maradona. Un paso atrĂĄs estĂĄ Cruyff. Todos fueron genios pero Messi es el mejor. Tiene una virtud: juega a una velocidad que es el doble de la que jugĂł Maradona e hizo cualquier cantidad de goles pasando la pelota entre las piernas del rival. Eso es muy difĂ­cil de hacer en el fĂștbol actual. Por otra parte, lleva la pelota pegada al pie y hace goles de derecha e izquierda. Para mi es un fenĂłmeno. No quiero hacer parangones porque en sus tiempos, Maradona y Di Stefano fueron genios, pero Messi es otra cosa“.

 

LICHA LOPEZ: “Me siento identificado con Lisandro LĂłpez: los dos pateamos muy bien y vemos el fĂștbol con visiĂłn panorĂĄmica. El es mĂĄs rĂĄpido mentalmente porque juega un fĂștbol mĂĄs veloz que el de mi Ă©poca. En mis tiempos un mediocampista corrĂ­a 6 kilĂłmetros por partido y hoy corren el doble. Le dije a Licha: sos un fenĂłmeno porque sos solidario en un fĂștbol rĂĄpido y difĂ­cil“.

 

 

RACING HOY: “Voy a ver a Racing siempre de local. Lo veo muy bien al equipo. ConocĂ­ a Becaccece y me pareciĂł un hombre muy correcto y profesional. Almorzamos junto a Fernando Parenti, Juan Carlos Rulli y su cuerpo tĂ©cnico. Uno de sus ayudantes es NicolĂĄs Diez, que fue jugador mĂ­o en Racing en 1999, quien me contĂł como trabaja y se preocupa en todos los detalles. Como venĂ­a de Independiente habĂ­a dudas pero se metiĂł a todo el mundo en el bolsillo. En Racing tenemos que estar muy contentos de contar con este hombre”

 

FÚTBOL ACTUAL: “Me gusta pero era mas lindo el de antes. Mas vistoso. Tenia tiempo de pararla y pensar. Hoy es mas difĂ­cil pero me gusta. Sobre todo el fĂștbol argentino porque tiene una gran virtud: se sabe marcar muy bien a diferencia que el fĂștbol europeo“.

 

ÂżMASCHIO JUGARÍA HOY? “¡CĂłmo se marca ahora me costarĂ­a mucho. Tal vez tendrĂ­a la visiĂłn del Licha, pero a me hubiera costado adaptarme. Pero si me adaptĂ© en su momento tal vez me hubiera adaptado a estos tiempos. Pero serĂĄ una incĂłgnita. Un veremos. Sobre todo porque el fĂștbol argentino es muy difĂ­cil”.

 

CARIÑO DE LOS HINCHAS: “Siempre le comento a Juan Carlos Rulli: cuando jugábamos no le dábamos importancia a los hinchas. Hoy nos emocionan. Vivo en Avellaneda y todo el mundo viene gente a sacarse fotos conmigo. Gente que te saluda. Es muy emocionante y gratificante“.

 

ÂżCALLE MASCHIO?: “Hice debutar a Bochini y a Milito. Hoy los dos tienen su calle. Pero la verdad es quĂ© quienes fuimos parte del Equipo de Racing campeĂłn intercontinental no pensamos en calles. Somos felices con lo que le dimos a Racing y lo que Racing nos dio. A los 87 años soy feliz porque amo a Racing“.

 

(*) Periodista. Entrevista realizada en AbrĂ­ la Cancha (Lunes a viernes, de 20 a 21hs. Domingos, de 23 a 00)

Comentarios

comentarios