Viejas misas, nuevos altares. Una historia De Tablones y Acordes

1299

De Tablones y Acordes es una obra maravillosa. El periodista Emiliano Curuchaga investig√≥ y plasm√≥ el v√≠nculo entre nuestros estadios y la m√ļsica popular. En exclusiva, un cap√≠tulo de una obra fant√°stica

 

Tras la separaci√≥n de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y una pausa de tres a√Īos, El Indio Solari volv√≠a al ruedo. En 2004 dio vida a Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, que contaron con m√ļsicos de la talla de Marcelo Torres (ex bajista de Spinetta y Los Socios del Desierto), Baltasar Comotto en guitarra, Hern√°n Aramberri (ex colaborador de Los Redondos) en bater√≠a y la cantante D√©borah Dixon en coros. Con los a√Īos se sumaron otros ilustres como Mart√≠n Carrizo (ex A.N.I.M.A.L.) en bater√≠a e ingenier√≠a de sonido, Gaspar Benegas en guitarras, Pablo Sbaraglia (hermano del actor, Leonardo) en teclados y las participaciones de Andr√©s Calamaro. El √°lbum debut, El tesoro de los inocentes, fue presentado los d√≠as 12 y 13 de noviembre del a√Īo siguiente en un estadio que ser√° de los m√°s destacados del nuevo siglo: el Ciudad de La Plata ‚Äď Diego Armando Maradona.
Catastralmente ubicado en la localidad de Tolosa, reposa sobre el l√≠mite oeste de la Ciudad de las Diagonales, en la intersecci√≥n de las avenidas 32 y 25. Y aunque fue inaugurado en esta d√©cada, su historia se remonta a m√°s de cincuenta a√Īos en el pasado. A modo de s√≠ntesis, diremos que en 1947 el gobernador de la Provincia de Buenos Aires e √≠ntimo amigo de Per√≥n, el coronel Domingo Mercante, expropi√≥ los terrenos donde hoy se encuentra para crear el Complejo Deportivo La Plata. Tal y como mencionamos en el Cap√≠tulo 5, la capital bonaerense hab√≠a sido propuesta como subsede para el Mundial de 1978 e incluso se hab√≠a adjudicado la construcci√≥n del estadio en el predio del Complejo, pero el proyecto no prosper√≥ y fue descartado.

 

De Tablones y Acordes, el maravilloso libro escrito por Emiliano Curuchaga. Un viaje por la historia de los conciertos en los estadios del f√ļtbol argentino.
Tras a√Īos de gestiones y trabajos conjuntos entre el gobierno provincial y el municipal junto a Gimnasia y Estudiantes, en abril de 1992 se constituy√≥ la Fundaci√≥n Estadio Ciudad de La Plata con el objetivo de llevar adelante la tan ansiada construcci√≥n. El dise√Īo elegido fue el de dos c√≠rculos que se entrelazan, representando la uni√≥n de las distintas administraciones y pasiones. El responsable fue nada m√°s y nada menos que el arquitecto Roberto Nolito Ferreira, hijo de Manuel ‚ÄúNolo Ferreira, gloria pincharrata y de la Selecci√≥n Nacional en las d√©cadas de 1920 y 1930.
En 1998 se coloc√≥ la piedra fundacional y el 7 junio de 2003, tras a√Īos de espera y postergaciones, abri√≥ sus puertas a cerca de cincuenta mil bonaerenses con un concierto de Los Nocheros. De alguna manera, parec√≠a que la historia le ten√≠a preparado un destino musical de privilegio al tan esperado estadio platense.
El arraigo de Gimnasia al bosque y al Estadio Juan Carmelo Zerillo y el de Estudiantes al Jorge Luis Hirschi de 1 y 57 hizo que ambos clubes rechazasen por mucho tiempo el uso de la libre localía de la que disponían en el Único. Tal es así que el primer partido oficial jugado en el nuevo estadio fue una semana después de su apertura, el sábado 14 de junio, entre los berissenses de Villa San Carlos y Acassuso por el Reducido de la Primera C.
Con los a√Īos comenz√≥ a albergar partidos amistosos de la Selecci√≥n y conciertos, al tiempo que cuando triperos y pincharratas se embarcaron en las remodelaciones de sus estadios, supo te√Īirse azul y blanco y de rojo y blanco cada semana y comenz√≥ a ganar protagonismo. Entre julio de 2009 y febrero de 2011 permaneci√≥ cerrado mientras se instalaba su techo, cuyos materiales estuvieron retenidos cerca de diez a√Īos por problemas aduaneros, sindicales y de administraci√≥n p√ļblica. Una vez reabierto, su importancia y trascendencia se volvi√≥ neur√°lgica: sede de la Copa Am√©rica 2011, de los Rugby Championship 2012, 2013 y 2014, sede de la competici√≥n especial del S√ļper TC 2000 del 2013 y escenario de Guns N¬īRoses, The Rolling Stones, Roger Waters, U2, Metallica, Foo Fighters, Coldplay y Paul McCartney entre los m√°s destacados artistas que all√≠ se presentaron y que empezaron a derribar la hegemon√≠a del Monumental.
El Indio Solari volver√≠a al Estadio Ciudad de La Plata en diciembre de 2008 con la presentaci√≥n de su siguiente √°lbum, Porco Rex, y ser√≠a uno de los √ļltimos estadios en donde pudo dar un concierto dada la cantidad de p√ļblico que lo segu√≠a en cada presentaci√≥n. Esa misma gira fue la que lo llev√≥ a la ciudad m√°s joven del pa√≠s y a uno de los escenarios m√°s nuevos del f√ļtbol local: el Estadio Provincial Juan Gilberto Funes. Rodeado por las Sierras de San Luis, este estadio con capacidad para quince mil espectadores fue inaugurado por V√©lez e Independiente en un amistoso con triunfo fortinero el 27 de marzo de 2003. Fue apenas un d√≠a despu√©s de la fundaci√≥n de la ciudad-municipio2 que lo alberga: La Punta. Ubicada a veinte kil√≥metros de San Luis Capital, La Punta es la primera ciudad nacional nacida en el siglo XXI.
El nombre del estadio es un reconocimiento al B√ļfalo Funes, gloria puntana que supo brillar en el River campe√≥n de Am√©rica y del mundo en 1986 e √≠dolo hist√≥rico de Millonarios de Bogot√°. Su prematura muerte a los veintinueve a√Īos en enero de 1992 enlut√≥ al f√ļtbol argentino todo, al punto que Diego Maradona organiz√≥ un partido junto a sus amigos y colegas para homenajearlo y ayudar con la recaudaci√≥n a su viuda e hijos.
Es utilizado ocasionalmente por Estudiantes de San Luis, Juventud Unida Universitario y fue cedido a Godoy Cruz en 2011 debido a las refacciones que se deb√≠an hacer en el Malvinas Argentinas. Junto con el estadio mendocino, el Funes fue una de las sedes del Campeonato Sudamericano Sub-17 del 2013. Al a√Īo siguiente, m√°s precisamente el 24 de mayo de 2014, fue la sede de la Copa Campeonato de Primera Divisi√≥n 2013/2014 que coron√≥ a River tras vencer a San Lorenzo por 1 a 0.
Para ese entonces, el Funes ya contaba con el orgullo de haber rebalsado sus tribunas y el campo de juego con cuarenta mil fan√°ticos de El Indio en un evento sin precedentes para la provincia. Pero la concurrencia no s√≥lo hab√≠a superado la capacidad del estadio sino la de la propia ciudad. Aquel s√°bado 27 de septiembre de 2008 en donde el p√ļblico triplic√≥ a la poblaci√≥n estable de La Punta, ‚Äúel municipio puso en condiciones un campo contiguo al estadio para que sirva de camping a las huestes ricoteras que, como se sabe, dicen presente desde distintos puntos del pa√≠s cada vez que el calvo y m√≠tico cantante se sube a un escenario‚ÄĚ.
Pero el √ļltimo estadio en el cual el calvo y m√≠tico cantante dio una de sus c√©lebres misas se encuentra en el norte argentino y, curiosamente, lleva el nombre de un sacerdote. Nacido como el Estadio Ciudad de Salta y posteriormente rebautizado Estadio Padre Ernesto Martearena, fue construido especialmente para el Mundial Sub-20 celebrado en nuestro pa√≠s en 2001. Abri√≥ sus puertas el 5 de enero de ese a√Īo y cuenta con capacidad para poco m√°s de veinte mil espectadores. Es propiedad del gobierno provincial y actualmente es utilizado por el Centro Juventud Antoniana, que hace all√≠ de local a pesar de contar con su propia cancha: el tambi√©n clerical Estadio Fray Honorato Pistoia.
Martearena fue un sacerdote, abogado y periodista juje√Īo que dej√≥ una huella imborrable en la sociedad de Salta. Siendo el cura p√°rroco de la Capilla de Nuestra Se√Īora de F√°tima, dedic√≥ su vida a los m√°s necesitados. En 1993 fund√≥ la ONG Programas Sociales Comunitarios, a trav√©s de la cual llev√≥ adelante planes de protecci√≥n a ni√Īos y ancianos, enfermos de SIDA y comunidades ind√≠genas. Se encarg√≥ de liderar proyectos de acceso al agua potable en asentamientos rurales y hasta organiz√≥ un amistoso entre River y un combinado salte√Īo para construir una escuela de educaci√≥n agr√≠cola en el interior de la provincia.
La noche del 8 de octubre de 2001, Martearena fue brutalmente asesinado por dos j√≥venes a los que encontr√≥ robando en la casa parroquial. La tragedia fue may√ļscula cuando, apenas unos d√≠as despu√©s, los asesinos confesaron el crimen: uno era su ahijado y el otro uno de los monaguillos de la parroquia, ambos protegidos por el sacerdote en su labor social.
Cumpliendo con su tarea fundacional, el estadio alberg√≥ los encuentros del grupo E4 del Mundial Sub-20 y el partido de octavos de final en donde la Rep√ļblica Checa se impuso ante Costa Rica por 2 a 1. Con los a√Īos, se transform√≥ en uno de los recintos predilectos de Los Pumas para sus test matches y posteriormente como sede del Rugby Championship. Fue precisamente en su edici√≥n del 2016 cuando el conjunto nacional derrot√≥ por segunda vez en la historia y por primera en suelo argentino a Sud√°frica: el 27 de agosto de ese a√Īo, Los Pumas se impusieron ante los Springboks por 26 a 24.
En materia musical, el primer gran concierto en el Martearena fue el de El Indio del 19 de septiembre de 2009. Ese fue el ante√ļltimo show de la gira Porco Rex y congreg√≥ a m√°s de cuarenta mil fan√°ticos de todo el pa√≠s. Un a√Īo y medio m√°s tarde, el 26 de marzo de 2011, repiti√≥ la experiencia con la presentaci√≥n del tercer disco, El perfume de la tempestad, en lo que fue la √ļltima presentaci√≥n de Carlos Solari en un estadio de f√ļtbol como frontman, al menos de manera presencial5. Aquel d√≠a el Martearena junt√≥ a cincuenta mil asistentes. Todos los conciertos siguientes del Indio fueron organizados en aut√≥dromos, hip√≥dromos y predios rurales ya que el p√ļblico de Los Fundamentalistas empez√≥ a superar los seis d√≠gitos.
Los a√Īos y la destacada reputaci√≥n llevar√°n a Salta a artistas de la talla de Wisin y Yandel, Calle 13, Shakira y Ricardo Arjona para deleite del p√ļblico del precioso norte de nuestro pa√≠s.
Las viejas misas ricoteras se transformaron en peregrinaciones multitudinarias, incapaces de ser contenidas por los viejos templos de la m√ļsica y tampoco por los nuevos altares construidos en el siglo XXI. Las sagradas escrituras del rock dir√°n que la √ļltima liturgia de su l√≠der en un estadio de f√ļtbol fue, precisamente, en la casa del Padre.

 

Emiliano Curuchaga es periodista y escritor. Autor de De Tablones y Acordes (Ediciones Fabro, 2022).

 

Comentarios

comentarios