Tristán Suárez 1994 y el récord de Alejandro Otamendi

1056

En el Apertura de Primera C de 1994, Tristán Suárez realizó una campaña sensacional con un récord aún imbatido: mantuvo doce partidos su valla invicta.

Por Carlos Aira

La temporada de Primera C1994/95 fue apasionante. La presencia emblemática de Temperley, disputando un torneo de cuarta división luego del la quiebra que padeció el club entre 1991 y 1993, le brindó un espectáculo inusual de canchas llenas. Pero la gran sorpresa de la temporada fue Tristán Suárez. Afiliado a AFA desde 1964, el histórico club de Ezeiza abrazó la gloria en 1975 cuando se consagró campeón de Primera D. A mediados de los 80s tuvo varias chances de ascenso, pero la realidad del club cambió cuando Alejandro Granados, histórico dirigente del peronismo e intendente de Esteban Echeverría, asumió la presidencia del club en 1993.
Para la campaña 1994/95, la dirigencia de Suárez armó un equipo con la determinación de ascender. Bajo la dirección técnica de Rubén Moreno, el plantel estuvo conformado con jugadores que tuvieron pasado en Primera División, como Carmelo Villalba (campeón con Argentinos Juniors), Marcelo Roulliet (River Plate) y Gustavo Tsalpakián (Deportivo Armenio). Otros, tenían chapa en el fútbol de los sábados, como el hábil Mario Cándido Tossi (campeón con Defensores de Belgrano), Miguel Angel Leites (ex-San Telmo), Eduardo Befumo (ex-All Boys) y el arquero Alejandro Javier Otamendi (ex – Colegiales y Defensores de Belgrano).

 

 

El campeonato comenzó el sábado 6 de agosto de 1994. En Suárez, el Lechero derrotó 1 a 0 a Brown (Adrogué) con gol de Miguel Leites. En la fecha siguiente, el 13 de agosto de 1994, Tristán Suárez igualó 1 a 1 en su visita a Liniers. Roberto Cardozo, de penal, marcó el gol del equipo de Villegas. Nadie hubiera imaginado, que desde ese momento comenzaba la racha más larga de imbatividad del fútbol de AFA.
En la tercera fecha, Suárez goleó 5 a 0 a Comunicaciones, con goles de Mario Tossi (2), Mariano Millán y Miguel Silva. En la cuarta fecha, el equipo de Ezeiza derrotó 2 a 0 a Deportivo Merlo en el oeste, goles de Jorge Núñez y Mariano Millán. El sábado siguiente, Suárez venció 2 a 0 a Barracas Central con un par de goles de Mariano Millán. El 10 de septiembre de 1994, Suárez derrotó 1 a 0 a Villa Dálmine en Campana, gol de Cristian Figueroa.
Jugados seis partidos, Tristán Suárez había ganado cinco partidos y empatado uno. La racha siguió su curso el 17 de septiembre de 1994. En su estadio, Tristán Suárez derrotó 1 a 0 a Villa San Carlos con gol conviertido por Mariano Millán. En la 8º fecha, Suárez quedó libre. La 9º fecha se disputó entresemana. El jueves 28 de septiembre, junto a la Basílica, Luján y Suárez igualaron 0 a 0. El sábado 1 de octubre, Suárez venció 2 a 0 a Leandro N. Alem, goles de Jorge Núñez y Mariano Millán.
La racha de Tristán Suárez ya era llamativa. El sábado 8 de octubre de 1994 se jugó el gran partido del campeonato. En el Beranger, Temperley y Tristán Suárez igualaron 0 a 0. El campeonato siguió su curso. Por la 12º fecha, Suárez derrotó 1 a 0 a Deportivo Paraguayo. El sábado siguiente, la racha continuó con la igualdad 0 a 0 ante Argentino de Merlo. La 14º fecha se desarrolló entresemana. El miércoles 26 de octubre, Suárez derrotó 1 a 0 a Deportivo Riestra. Octubre finalizó con un empate 0 a 0 ante Puerto Nuevo en el estadio de Villa Dálmine.
Llegó el sábado 5 de noviembre de 1994. 16º fecha. En Ezeiza, Tristán Suárez recibió a Berazategui. Lucio Bernald, de cabeza, a los 35 minutos del primer tiempo, marcó el fin de un invicto que duró 1.115 minutos. Fue el único gol que le marcaron a los Lecheros en los nueve partidos disputados en su casa durante el torneo. El partido finalizó igualado 1 a 1.
Otamendi superó el récord que hasta el momento ostentaba Daniel Tremonti, de Barracas Central, que en 1988 había alcanzado 1.113 minutos invicto. Otamendi fue superando marcas. Primero la que ostentaba Roberto Sanagua, quién atajando para Defensores de Belgrano, permaneció 1.018 minutos sin padecer goles. Luego la de Carlos Barisio, con 1.078 minutos invicto atajando para Ferro en 1981. Finalmente la que ostentaba el mencionado Tremonti, de 1.113 minutos.
Tristán Suárez se consagró ganador del torneo Apertura de Primera C 1994. El Clausura 1995 fue para Temperley. En las finales, el Celeste ganó los dos partidos y obtuvo su regreso a Primera B Metropolitana. En el Torneo Reducido, Suárez eliminó a Deportivo Paraguayo y Flandria. En la final, se enfrentó a Berazategui, el rival que le quitó el invicto. El partido de ida finalizó igualado 1 a 1. El 22 de julio de 1995, en Ezeiza, Tristán Suárez derrotó 1 a 0 al Naranja, gol de Miguel Leites, y consiguió su ascenso a Primera B Metropolitana.

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

Comentarios

comentarios