Muhammad Alí en Argentina: guantes en Atlanta y un asado junto a Rucci

1591

En 1971, The Greatest visit√≥ nuestro pa√≠s para realizar una exhibici√≥n que naci√≥ en Puerta de Hierro, domicilio de Juan Domingo Per√≥n en su exilio madrile√Īo. Una historia que remat√≥ con dos fotos hist√≥ricas.

Por Carlos Aira

 

El 17 de enero pasado, Muhammad Al√≠ hubiera cumplido 80 a√Īos. No s√≥lo fue el mejor boxeador de la historia, tambi√©n fue un s√≠mbolo de enorme influencia para su generaci√≥n. Desde su negativa a combatir en Vietnam, como sus posiciones a favor del islam y los derechos de los afroamericanos.
Nacido en Louisville, Kentucky, como Cassius Marcellus Clay (jr). A diferencia de la mayoría de los boxeadores, creció en el seno de una familia de clase media. Una clase media negra que distaba mucho de la blanca, pero muy por encima de quienes serán sus futuros rivales. Su padre Cassius era letrista e incursionaba en el campo artístico. Odessa, su madre, limpiaba casas y cocinaba para las familias de clase alta de Louisville. Lo que pocos conocen es que Clay tenía sangre blanca. El abuelo paterno era hijo de un blanco y una esclava negra llamada Dinah. Su abuelo materno también era blanco: un tal Abe Grady, inmigrante irlandés, que se casó con una negra. Una de sus hijas fue Odessa.
Su carrera en el boxeo fue mete√≥rica. En 1960 obtuvo la medalla dorada en los Juegos Ol√≠mpicos de Roma.¬†Debut√≥ profesionalmente el 29 de octubre de aquel a√Īo. Alto (1,91), estilizado y due√Īo de una velocidad y una cintura sorprendentes. Su boxeo no era propio de un peso pesado. ¬ęFloto como una mariposa y pico como una abeja¬ę, sol√≠a decir. En su camino hacia el titulo del mundo, Clay noque√≥ a dos argentinos: Alex Miteff (7 de octubre de 1961) y el mendocino Alejandro Lavorante (20 de julio de 1962).
El contrato del ascendente Clay lo manejaba el Grupo Patrocinador de Louisville. Desde un primer momento, Angelo Dundee fue su entrenador. Pasados los a√Īos, Dundee record√≥ sus primeros momentos con Clay, dejando en claro la particular personalidad del genio: ¬ęAl principio intent√© controlarle un poco la tendencia a dar saltitos. Pero no hab√≠a modo de hacerlo directamente, porque no se daba por aludido. Hubo que llevarlo. Las √≥rdenes directas le molestaban. El innovador era √©l, y quer√≠a que se notase todo el tiempo. De modo que le foment√© esa tendencia¬ę.
Pero Clay fue un hijo de su tiempo. D√≠as de escisi√≥n racial en los Estados Unidos era profunda. En 1962, cuando ya era aspirante al t√≠tulo de los Pesados, Clay ya guardaba un secreto. Antes de viajar hacia los Juegos Ol√≠mpicos de Roma se hab√≠a fascinado con la Naci√≥n del Islam. Los Musulmanes Negros guiados por Elijah Muhammad. El discurso de orgullo racial que predicaba la Naci√≥n del Islam impact√≥ al joven boxeador. Si hac√≠a p√ļblica su conversi√≥n al islam, la carrera de Clay estar√≠a destruida. Sus representantes hicieron infinitos malabares para que esto no sucediera. Tampoco para que se conociera la amistad que el p√ļgil ten√≠a con otro musulm√°n que har√° historia: Malcolm X.
Finalmente lleg√≥ la oportunidad de combatir por el t√≠tulo mundial. 25 de febrero de 1964. Su rival era Sonny Liston. La vida del campe√≥n hab√≠a sido dur√≠sima: Liston nunca conoci√≥ ni el lugar ni la fecha exacta de su nacimiento. Sol√≠a situarlo entre 1932 y 1933, no obstante, las fichas policiales de sus primeros arrestos sit√ļan la fecha en 1927 o 1928. Liston jam√°s piso una escuela, tuvo 24 hermanos y sus v√≠nculos con el hampa y la mafia eran conocidos. Dentro del ring, Liston era temible. Pero aquella noche, en el Convention Center de Miami, Clay fue demasiado. Nocaut t√©cnico en el octavo round y sorpresa mundial: Cassius Clay, 22 a√Īos, campe√≥n del mundo.
Lo que vino en los pr√≥ximos a√Īos fue tan intenso como turbulento. Apenas finalizado el combate, Clay anunci√≥ que hab√≠a abrazado el islam y ten√≠a nuevo nombre: Muhammad Al√≠. Viaj√≥ a Africa y la Meca. Enfrent√≥ el integracionismo propuesto por Martin Luther King. Se convirti√≥ en bandera de muchos afroamericanos. Al√≠ siempre fue consciente del alcance de sus declaraciones y sus decisiones. Por esa raz√≥n, su vida cambi√≥ en 1966. Estados Unidos y la guerra de Vietman. Al√≠ neg√≥ el reclutamiento alegando objeci√≥n de conciencia. Su declaraci√≥n qued√≥ en la historia: ¬ęNo tengo problemas con los Viet Cong porque ning√ļn Viet Cong me ha llamado nigger¬Ľ. El 28 de abril de 1967 rechaz√≥ formalmente el reclutamiento. Ese mismo d√≠a, la Comisi√≥n Atl√©tica de Nueva York suspendi√≥ su licencia de boxeador. La justicia lo declar√≥ culpable de rebeldia y un juez lo sentenci√≥ a cinco a√Īos de prisi√≥n y 10.000 d√≥lares de multa. Aunque fue liberado bajo fianza, su pasaporte fue confiscado y no se le permiti√≥ salir del pa√≠s por tres a√Īos y medio. De esta forma abrupta se pon√≠a un interrogante a una carrera deportiva notable.¬†Entre 1964 y 1967, Al√≠ defendi√≥ en nueve oportunidades su t√≠tulo del mundo (revancha Liston, Floyd Patterson, George Chuvalo, Henry Cooper, Brian London, Karl Mildenberger, Cleveland Williams, Ernie Terrell y Zora Folley).

 

 

Finalizada la suspensi√≥n, el 26 de octubre de 1970 regres√≥ al boxeo derrotando a Jerry Quarry. El 7 de diciembre se realiz√≥ el m√≠tico combate ante Oscar Ringo Bonavena. Luego de ese triunfo, Joe Frazier se cruzar√≠a por primera vez en el camino de Al√≠ y le propinar√≠a su primera derrota profesional. Pero en 1971, Muhammad Al√≠ lleg√≥ a nuestro pa√≠s por primera vez. Enrique Mart√≠n es uno de los mayores expertos de boxeo en Argentina. Durante 35 a√Īos cubri√≥ la actividad para diversos medios radiales y escritos. En di√°logo con Abr√≠ la Cancha, se√Īal√≥:
¬ęEl 8 octubre de 1971, el General Per√≥n cumpli√≥ a√Īos en su exilio madrile√Īo. Desde Argentina viajaron para la celebraci√≥n Jos√© Ignacio Rucci, Norma Kennedy y Carlos Spadone, una suerte de nexo que ten√≠a Per√≥n con el empresariado argentino. En la fiesta estuvo presente¬†Gregorio Peralta, aquel de la gran rivalidad con Ringo Bonavena, quien se hab√≠a radicado en Espa√Īa al estar proscripto en Argentina por su filiaci√≥n peronista. Es m√°s, el d√≠a anterior al festejo hab√≠a derrotado al vasco Jos√© Manuel Urta√≠n, una bestia bruta. En el festejo del cumplea√Īos del General a alguien se le ocurri√≥ que Peralta pod√≠a realizar una exhibici√≥n con Al√≠¬Ľ, se√Īal√≥ Enrique Mart√≠n.
Carlos Spadone, hombre de negocios, se puso en contacto con la gente que manejaba a Alí. Alrededor de The Greatest había una inmensa estructura organizativa y comercial. Esa estructura entendió que Alí debía difundir el Islam por el mundo. Por esa razón aceptó realizar un combate exhibición en Argentina. Alí llegó a nuestro país el 4 de noviembre de 1971. Pero lo curioso fue que Gregorio Peralta, su contendiente, no pudo hacerlo. Cosas de las proscripciones.
La presencia de Muhammad Al√≠ en nuestro pa√≠s fue corta e intensa. Enrique Mart√≠n rememora: ¬ęel marplatense Miguel √Āngel Paez – campe√≥n argentino y sudamericano – reemplaz√≥ de apuro a Peralta. La UOM organiz√≥ el combate en cancha de Atlanta¬Ľ; pero la presencia del p√ļgil estadounidense termin√≥ en bochorno: ¬ęAl√≠ realiz√≥ cinco rounds de entrenamiento con un sparring llamado Summerville. Luego subi√≥ P√°ez, pero todo el mundo quer√≠a tocar y estar cerca de Al√≠. En un momento, el ring qued√≥ chueco y hubo un mont√≥n de contusos. Un incidente l√≥gico porque as√≠ de convocante era la figura de Al√≠¬Ľ, rememor√≥ Mart√≠n.
Finalizada la frustrada exhibici√≥n, Al√≠ y su comitiva fueron invitados a un asado. El mismo se realiz√≥ en la f√°brica Virulana, propiedad de Spadone, ubicada en Lan√ļs, sobre la avenida Pav√≥n. Enrique Mart√≠n se√Īal√≥: ¬ęLa CGT se puso al hombro la organizaci√≥n del evento. Una forma de alegrar a la gente en tiempos de dictadura. Al asado fueron invitadas cien personalidades del mundo sindical y alg√ļn que otro boxeador. Los testigos dicen que Al√≠ no comi√≥ mucho por cuestiones religiosas¬Ľ.
Quedan, como testigos de aquella noche, dos fotografías emblemáticas. En ambas, Muhammad Alí está pulseando. En una con José Ignacio Rucci. En la otra, con Lorenzo Miguel.
Al√≠ recuper√≥ su corona mundial en 1974, derrotando en Kinshasa, Zaire, a George Foreman. El 1 de octubre de 1975 protagoniz√≥ la pelea de todos los tiempos. El tercer combate ante Joe Frazier. The Thrilla in Manila. Volvi√≥ a la Argentina en 1979, invitado por la Editorial Atl√°ntida en el marco del 60 aniversario de la revista El Gr√°fico.¬†Al√≠ se retir√≥ del boxeo en diciembre de 1981. Enfermo de Parkinson por largo tiempo, falleci√≥ el 3 de junio de 2016. Ten√≠a 74 a√Īos.
¬ęAl√≠ fue el mejor boxeador de todos los tiempos. Esto lo afirmo despu√©s de revisar muchas pel√≠culas. Hay otros especialistas que tienen a Jack Dempsey como gran candidato. El mismo que boxe√≥ con Luis √Āngel Firpo. Pero era otro boxeo. La prehistoria de la actividad. Hubo una forma de boxear hasta los a√Īos 30s y 40s, cuando el estilo norteamericano se impuso sobre el ingles: un boxeo veloz, en movimiento y donde los golpes cortos son m√°s importantes que los largos.¬†Tomando como moj√≥n el boxeo moderno, Mohammad Ali fue el mas importante hasta hoy. Sobre todo porque combati√≥ en la mejor √©poca de los pesados. Cualquiera de los diez que integraban el ranking de la √ļnica Asociaci√≥n hoy ser√≠an campeones del mundo peleando con una mano atada. Al√≠ le gan√≥ a George Foreman, Joe Frazier, Floyd Patterson y Sonny Liston, quienes hoy ser√≠an campeones mundiales vitalicios¬Ľ, concluy√≥ Enrique Mart√≠n.

 

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha, por Radio Gráfica. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

Comentarios

comentarios