Mi Diego: cr贸nica sentimental de un Maradona cada vez m谩s inmenso

802

Nos visit贸 Alejandro Duchini, periodista y escritor. Autor de Mi Diego, cr贸nica sentimental de una gambeta que desafi贸 al mundo. Un di谩logo sobre su obra y el periodismo.

Por Carlos Aira y Nehu茅n R铆os

 

El 25 de noviembre de 2020 no fue un d铆a m谩s. El mundo se conmocion贸 con la partida terrenal de聽Diego Armando Maradona. En la intimidad de su hogar, el periodista y escritor聽Alejandro Duchini聽comenz贸 una tarea tit谩nica: escribir en caliente una cr贸nica del hombre que marc贸 la vida de los argentinos durante 45 a帽os. Su obra se plasm贸 en un libro fant谩stico: 鈥Mi Diego, cr贸nica de una gambeta sentimental de una gambeta que desafi贸 al mundo鈥.
Duchini visit贸 Abr铆 la Cancha, donde brind贸 sus impresiones: 鈥Este libro es la cr贸nica de aquel 25 de noviembre. Est谩bamos en pandemia, en casa con mi hija de 6 a帽os.聽Cuando se confirm贸 la muerte de Diego me puse a llorar. Mi hija, sorprendida, me ve llorar por primera vez y le explico quien fue Maradona. A eso de las 14hs me llama la directora de la Editorial Malpaso pregunt谩ndome聽si me animaba a escribir un libro sobre Diego. Ten铆a dos meses para hacerlo.聽No quer铆a hacer un copypaste, entonces comenc茅 a escribir mi Diego. El Maradona que atraves贸 mi vida鈥.
El libro est谩 atravesado por la ausencia de Diego porque en cada cosa de mi vida est谩 Diego. 1986, 1990 y la tristeza de 1994. Para quienes somos futboleros y quienes no, porque聽Maradona atraves贸 la vida de los argentinos. Fue el argentino m谩s famoso del mundo. M谩s que Per贸n, Gardel y el Ch茅 Guevara. Maradona dej贸 una huella imborrable.聽Fue el vengador simb贸lico de 1986; el 煤ltimo basti贸n alegre de una argentina que comenzaba a caerse luego de la Primavera Alfonsinista.聽Maradona marc贸 esa alegr铆a de los argentinos como sociedad鈥, se帽al贸 Duchini.

 

 

Nunca quise juzgar a Maradona. Tampoco defenderlo en las cosas que son indefendibles.聽Tuve una ventaja en este libro que fue liberarme de la obligaci贸n de juzgarlo. No soy quien para juzgar a Maradona con el dedo acusador que muchas veces estamos tentados a usar鈥; expres贸 Duchini en Abr铆 la Cancha, qui茅n agreg贸: 鈥淭ampoco quise subirlo a un altar de hombre impoluto, porque Diego fue un humano como otro.聽Su vida privada fue su vida privada y por eso no quise meterme en ese lugar. Tan solo se帽alar su influencia en mi vida鈥.
鈥淥tro tema fue entrevistar a las personas que trataron a Diego.聽Despojarme de los miedos y adentrarme en su vida. Me tom贸 mucho laburo, pero lo hice con la alegr铆a propia de la curiosidad period铆stica.聽Los miedos y las dudas deb铆an quedar de lado y as铆 se cerr贸 este libro鈥, expres贸 el autor de Mi Diego.
鈥淢i Diego鈥, el libro de Alejandro Duchini.
Mi Maradona es el de los 80s. Ese Diego resume su vida y su ca铆da.聽隆Son tantas las im谩genes de Diego!聽Ese Diego con unos huevos enormes que siendo un pibe le respond铆a a Hugo Gatti, con todo lo que eso significaba en 1980. Ese Diego de 1981 con la camiseta de Boca que dej贸 desparramado en el piso a Fillol聽 y Tarantini. El Diego que le hace el gol con la mano a los ingleses; que est谩 mal, pero a su vez est谩 bien. El Diego que admiraba a Bochini. Como foto, de las miles que tiene Diego,聽me qued贸 con el Maradona de Espa帽a 1982. Un Diego joven, l铆der, de pelo largo y barbita.聽Un Diego guapo y desafiante鈥, nos cont贸 Alejandro Duchini en Abr铆 la Cancha.
鈥淒iego es un tren de recuerdos. El 25 de noviembre de 2020 me pas贸 la vida por la mente.聽Es fabuloso que podamos sentir algo as铆 de intenso por alguien que no conocemos. La muerte mitifica. El fallecido siempre suele tener m谩s virtudes que defectos. En el caso de Diego sentimos mucho su ausencia. Por otra parte, me duele en el alma el Diego de Rusia 2018. El Diego final.聽Todos somos iguales y Diego es una met谩fora de la vida. Un plano terrenal de las cosas鈥.
鈥淓l 25 de noviembre de 2020 hubo聽un silencio enorme en todo el pa铆s. Un silencio que se escuchaba a los gritos. Creo que Diego silenci贸 dos veces al pa铆s: con su muerte y la tarde que se conoci贸 el doping positivo en 1994. Hubo momentos que el pa铆s enmudeci贸. No viv铆 las muertes de Gardel, Evita y Per贸n. Recuerdo la tristeza general por la muerte de Olmedo y N茅stor Kirchner,聽pero nada se compara con lo que gener贸 la muerte de Diego y el positivo de 1994鈥.
Con la muerte de Diego miles de argentinos se dieron cuenta que eran maradonianos. Me incluyo: yo no sab铆a que lo admiraba tanto.聽Ese 25 de noviembre de 2020 me di cuenta todo lo que significaba Maradona en mi vida. Cuando va viendo videos y documentales, uno se da cuenta todo lo que hizo Maradona. Diego es Argentina, nosotros somos argentinos, entonces es muy dif铆cil no ser maradoniano鈥, nos confi贸 Alejandro Duchini.

 

Comentarios

comentarios