Apiladas Deportivas: El Turismo Carretera, el futuro del Torino y la importancia de automotriz nacional

301

La miga del deporte. Lo que decimos en Abrí la Cancha. Se vienen cambios profundos en el Turismo Carretera. La historia del Torino para comprender un país que fue y necesita volver a ser.

Por Carlos Aira

 

Volvieron las Apiladas Deportivas. Luego de un fin de semana de descanso, regresó el enfoque semanal de Abrí la Cancha. En esta oportunidad hicimos hincapié en el Turismo Carretera. Creada en 1937, es el campeonato de automovilismo más antiguo en vigencia en el mundo. Más allá del dato estádistico, quienes amamos el deporte sabemos que el TC es mucho más que eso: es una pasión nacional.
Los nombres propios vienen r√°pido a la mente: los hermanos Juan y Oscar G√°lvez, Juan Manuel Fangio, Dante Emiliozzi, H√©ctor Gradassi, Jos√© Luis Di Palma, Pincho Castellano, Roberto Mouras, Juan Mar√≠a Traverso, Guillermo Ortelli¬†y Agust√≠n Canapino, entre tantos otros √≠dolos del deporte motor. Una pasi√≥n alimentada por una dicotom√≠a desde el fondo de los tiempos: Ford o Chevrolet. En nuestro pa√≠s no somos hinchas de los pilotos, sino de las marcas. Entre los a√Īos 40s y fines de los 60s, las¬† cupecitas de Ford se llevaron todos los t√≠tulos. A fines de los 60s surgieron nuevos prototipos, como el Chevit√ļ (Chevrolet 400 Turismo Carretera). El Trueno Naranja, como lo bautiz√≥ la prensa, con el cual Carlos Pairetti se consagr√≥ campe√≥n en 1968.
Pero un coche cambi√≥ la historia de la competencia y fue el Torino. Construido y dise√Īado por IKA (Industrias Kaiser Argentina), una empresa de capitales estadounidenses instalada en el pa√≠s desde 1955 gracias a la pol√≠tica de nacionalizaci√≥n del segundo gobierno de Juan Domingo Per√≥n. La planta, instalada en Santa Isabel, provincia de C√≥rdoba, hab√≠a producido coches populares, como la IKA Estanciera o el Kaiser Carabela. La historia cambi√≥ en 1966. La presencia del Ford Falc√≥n y el Chevrolet 400 oblig√≥ a Kaiser el dise√Īo de un coche que compitiera en ese segmento. El resultado fue el IKA Torino, el ¬ęAuto Argentino¬ę, como lo present√≥ la empresa. Un portento de casi 4.000 cent√≠metros c√ļbicos de cilindrada industria nacional.
Si el Torino era un orgullo criollo, en agosto de 1969 el coche ingresar√° en la historia grande del deporte argentino. El Toro Criollo hab√≠a triunfado en las 24 horas de Nurburgring, la m√°s exigente competencia europea en ruta. El triunfo del Torino fue el triunfo de la ingenier√≠a argentina. No solo por los pilotos Eduardo Copello, Oscar Franco y Larry Rodr√≠guez Larreta. Fue el triunfo del dise√Īador¬†Heriberto Pronello y el motorista Oreste Berta, el Mago de Alta Gracia.
El triunfo del Torino en Europa revitaliz√≥ al Turismo Carretera. Punto final para las viejas Cupecitas. Ford y Chevrolet competir√≠an, en forma oficial, con sus mejores productos: el Ford Falc√≥n y el Chevrolet Chevy. M√°s tarde se sumar√≠a el Dodge GTX (Polara). Desde los lejanos a√Īos 70s, Torino, Falc√≥n, Chevy y Dodge son los coches que animan la competencia automovil√≠stica m√°s importante del pa√≠s.
Pero los cambios son inexorables. Luego de las muertes de Roberto Mouras (1992) y Pato Morresi (1994) se dejó de competir en ruta o en los peligrosos semi-permanentes; hubo un día que la categoría le abrió las puertas a la japonesa Toyota. La multinacional japonesa ingresó en 2022 al mundo del TC con el moderno Toyota Camry, generando rechazo en la mayoría de los tradicionales espectadores.
Pero el ingreso de Toyota no es el √ļnico cambio. A partir de 2024 se modernizar√° el parque automotor. Punto final para los hist√≥ricos Falcon, Chevy y Polara. Las autoridades de la categor√≠a confirmaron que¬†llegar√°n nuevos dise√Īos a las pistas: Ford Mustang, Chevrolet Camaro y Dodge Challenger, que se sumar√°n en 2024, aunque al principio convivir√°n con los dise√Īos actuales. La pregunta es ¬ŅQue suceder√° con el Torino?
IKA Argentina fue absorvida por la francesa Renault en 1975. La automotriz gala baj√≥ el programa Torino para darle paso a sus productos. El √ļltimo Torino sali√≥ de una l√≠nea de montaje en 1982. Como bien se√Īal√≥ Nehu√©n R√≠os en Abr√≠ la Cancha, a partir de 1976, la industria automotriz argentina es una industria que ensambla autopartes. Tenemos dise√Īadores, ingenieros, motoristas. El know how necesario para la industrializaci√≥n. Pero carecemos de decisi√≥n pol√≠tica.¬†El modelo de gran pa√≠s tiene a su industria como un pilar. No tener una empresa nacional de autom√≥viles que pueda terciar en los mercados es parte del pa√≠s que fuimos y dejamos de ser desde 1976. El debate de una gran naci√≥n. Por eso saludamos el crecimiento de la F√°brica Militar de Aviones, Astilleros R√≠o Santiago o la emoci√≥n que signific√≥ el lanzamiento del ARSAT, dise√Īado y construido por INVAP. ¬ŅUn pa√≠s que construye reactores nucleares no puede tener f√°brica automotriz propia?¬†
Se complica por la politiquer√≠a y los lobbys. No olvidemos el actual candidato que en su momento expres√≥ que el ARSat – un sat√©lite geoestacionario integramente dise√Īado, construido y ensayado en nuestro pa√≠s – era ¬ęlanzar una heladera al espacio…¬ę. Al parecer, para estos campeones de la rosca, nuestras universidades deben formar talentos para servir a las multinacionales.
Hace semanas, el pueblo deportista argentino estuvo en vilo con la presencia de Agust√≠n Canapino y la m√≠tica competencia en Indian√°polis de IndyCar. El piloto de Arrecifes estuvo a siete vueltas de una haza√Īa memorable en su primera temporada en la categor√≠a. Canapino, con un coche enteramente pintado en celeste y blanco y auspiciado por AFA, compite para el Juncos Racing, un equipo argentino-estadounidense propiedad del argentino Ricardo Juncos.
Alejandro Iuliano, gerente t√©cnico de la ACTC, se refiri√≥ al futuro del Torino en el TC: ¬ęEstamos trabajando con algunos dise√Īadores que nos mandaron sus bocetos y tenemos que analizar si es posible llevarlo a cabo. Pero la idea es actualizar a la marca¬Ľ. El futuro del Torino podr√≠a ser una gran oportunidad. Existe capital y conocimiento.¬†El automovilismo deportivo es una excelente posibilidad para relanzar una automotriz nacional. Son los pasos para construir el destino de una gran Naci√≥n.

 

LA DEL ESTRIBO: Como dice el querido Nehu√©n en el cierre de cada programa. Por un lado, la bandera de Los Monos en la despedida de Maxi Rodr√≠guez. ¬ŅC√≥mo puede suceder eso? ¬ŅQue implicancias futuras tendr√° en el seno de Newell¬īs Old Boys?. Por otra parte, jugadores de Justo Jos√© de Urquiza, club de Primera C, denunciaron abiertamente ser tentados por el submundo de las apuestas. Los jugadores est√°n pidiendo ayuda a gritos.¬†¬ŅQue hacemos con todo esto?
La seguimos en otro momento, amigos…

 

 

Periodista y escritor. Autor de Héroes de Tiento y Héroes en Tiempos Infames. Conductor de Abrí la Cancha, por Radio Gráfica. Premio Jauretche 2021 a la Investigación Periodística.

 

 

 

Comentarios

comentarios