A 20 años de la trágica inundación de Santa Fe y el drama del Club Colón

3130

El 29 de abril de 2003, la ciudad de Santa Fe padeció la peor inundación de su historia. Un desastre natural que afectó a miles de ciudadanos, y en especial, al Club Colón. Diego Meloni, periodista y socio sabalero narró en Abrí la Cancha un drama que aun se palpa.

Por Carlos Aira

 

Las imágenes son imborrables. El estadio Brigadier Estanislao López bajo el agua. Las defensas hídricas habían colapsado y la zona sur de la capital provincial padeció una inundación inédita. En Abrí la Cancha entrevistamos a Diego Meloni, periodista, socio e investigador de la historia del Club Colón. En un recuerdo emocionado, dio cuenta todo lo que se vivió a partir del 29 de abril de 2003:
«Cuando se miran las imágenes en la lejanía son muchas cosas que se vienen a la cabeza. Fue la primera vez que los santafesinos sentimos y conocimos con la corrupción y decidia del Estado. 130.000 santafesinos fueron afectados por una obra inclusa en la zona del Hipódromo. ¡Cuanta gente quedó en el camino por los traumas y heridas abiertas que dejó la inundación»
Meloni expresó en Radio Gráfica: «Las instituciones deportivas tuvieron un rol central en aquellos días recibiendo y cobijando a los inundados. Colón no pudo colaborar por estar directamente afectado, pero se puede señalar que si no hubiera estadio en su ubicación, el desastre hubiera sido mayor. Si el Cementerio de los Elefantes no oficiaba de dique de contención, hoy estaríamos hablando de una catástrofe imposible de graficar en términos de víctimas«.
Una vez que el agua bajó, el momento de reconstruir un club: «Colón tuvo que refundarse y no reconstruir su estadio porque mucha estructura resistió. Como le sucedió a la mayoría de los santafesinos, que no recuperaron ni el 10% de lo perdido, Colón tuvo que hacer una erogación económica muy fuerte porque no hubo ayuda gubernamental. El club recuperó las instalaciones con recursos propios ya que en aquellos días se presumía de una economía ordenada»; expresó Diego Meloni, quién agregó: «El agua se llevó los mejores recuerdos. Fotógrafos históricos del Club Colón perdieron todo su material en la inundación. Material que sería parte fundamental de un futuro museo. Pasados 20 años, Colón y la ciudad de Santa Fe logró ponerse de pie, pero la inundación sigue siendo una herida muy presente«.
«En su historia, la ciudad de Santa Fe atravesó catorce inundaciones; entre ellas, la famosa de 1983 con el desborde del río Salado que se terminó llevando la estructura del Puente Colgante. En 2003 fue otra situación. Fue una inundación en la cual se comenzaba a ver que departamentos al norte de la capital estaban cubiertos de agua. Cuando se hablan de responsabilidades políticas – como no haber cerrado un kilómetro y medio de terraplén – no quiero olvidar aquellas declaraciones del intendente Marcelo Álvarez, cuando el agua ya comenzaba a anegar los barrios del sur – que salió a decir por los medios que la ciudad no se iba a inundar. Muchos de los actores políticos de aquellos días ya están fallecidos, pero no quiero olvidar al ex intendente de Horacio Rosatti, actual presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación«.
«Hubo un rol muy fuerte de las instituciones intermedias, sobre todo los clubes. Muchos funcionaron como centro de evacuados, realizaron colectas y ollas populares. Fueron momentos muy movilizadores. Fue una situación que atravesó de punta a punta a la ciudad de Santa Fe, sobre todo en momentos en los cuales se nos dio la espalda, como hizo la Asociación del Fútbol Argentino. Colón y Unión tenían jugadores, con sus familias, en los techos de sus casas. AFA los obligó a seguir participando. Colón fue local en Patronato de Paraná. Nunca vamos a olvidar aquella declaración de Diego Rivas, en la Bombonera, cuando le preguntaron por el partido y el recordó que había dejado a su familia en el techo de la casa porque el show debía continuar. Las cosas no cambiaron. En el partido Colón-Defensa hubo una pancarta recordando los 20 años de la inundación. Si superan todo el trámite que hubo que realizar en el Liga para que pudiéramos recordar la peor catástrofe hídrica de la ciudad, son cosas que nos obligan a pensar. Pasaron 20 años y el show debe seguir».

 

Comentarios

comentarios