Tregua entre FIFA y UEFA: la Superliga, la pata qatar铆 y un futuro desequilibrado

613

Cuando las partes estaban destinadas al desencuentro, una simple – pero inteligente – intervenci贸n destrab贸 el conflicto entre FIFA y UEFA. 驴C贸mo sigue la historia entre Infantino y Cefer铆n? Ac谩 te lo contamos.

Por Nicol谩s Podroznik

 

Tal y como venimos contando desde hace casi dos a帽os en Abr铆 la Cancha, entre UEFA y FIFA se viene generando un conflicto de intereses muy fuerte, con presiones y amenazas de sanciones tanto de un lado como de otro. La tensi贸n se pod铆a percibir f谩cilmente y no hab铆a que ser adivino para darse cuenta. Basta con ver la imagen registrada durante la entrega de premios en la 煤ltima Copa del Mundo que gan贸 la Selecci贸n Argentina: el presidente de la FIFA Gianni Infantino en un extremo de la tarima y Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, en el otro.
Para todo aquel que no conoce la situaci贸n, he aqu铆 un breve resumen: la pandemia de COVID-19 dej贸 secuelas econ贸micas muy fuertes en los equipos m谩s grandes de Europa como Juventus, Barcelona y Real Madrid. Debido a esto, intentaron forjar una Superliga con los equipos m谩s poderosos por fuera de la 贸rbita UEFA y -seg煤n una investigaci贸n del New York Times- financiada por la JP Morgan, con fuertes v铆nculos con Gianni Infantino. Ni lerdo ni perezoso, Ceferin amenaz贸 con suspender a todo jugador que se atreva a participar de dicha competencia. Por si no fuera poco, tambi茅n modific贸 el formato de la Champions League, incluyendo a m谩s equipos y realizando un reparto de premios y plazas un poco m谩s equitativa. La FIFA amenaz贸 con hacer el Mundial cada dos a帽os, lo que obligar铆a a la UEFA a eliminar la Nations League y quiz谩s la Eurocopa. El mandam谩s de la UEFA mostr贸 los dientes y permiti贸 a los clubes europeos que puedan entregar a los futbolistas que disputar铆an el Mundial s贸lo una semana antes del comienzo de la misma. Una cuesti贸n de ver quien tiene el ladrido m谩s potente.
Cuando parec铆a que toda la situaci贸n ten铆a destino de bola de nieve imparable, intercedi贸 inesperadamente una figura importante en los 煤ltimos a帽os: Nasser Al Khelaifi, encargado de llevar las riendas del Par铆s Saint Germain. A pesar de lo que muchos creen, el empresario no es el due帽o del club. El propietario del equipo parisino es el Qatar Investment Authority, el fondo soberano de inversi贸n de Qatar. Su due帽o, como no podr铆a ser de otra forma, es el jeque Hamad al Thani, familiar directo del Emir de Qatar. Al Khelaifi tiene una relaci贸n cercana a 茅ste 煤ltimo desde su 茅poca de tenista y presidente de la Federaci贸n de aquel pa铆s. De aqu铆 se desprende claramente a qui茅n responde.
Teniendo en cuenta esto, uno comprende lo sucedido en medio del affaire Superliga: el Par铆s Saint Germain fue uno de los que batieron el parche para que se materializara el proyecto, pero dos semanas despu茅s -y en la voz del propio Al Khelaifi- se bajaron repentinamente. La raz贸n se ol铆a a kil贸metros: la amenaza de Ceferin de suspender a todo jugador que osase jugar dicha competencia pon铆a en serio riesgo la participaci贸n de 茅stos en la Copa del Mundo a disputarse en Qatar, algo que el Emir no pod铆a permitirse. En un conflicto de intereses, la prioridad la tiene el mayor. Al Khelaifi, como buen empleado, sigui贸 las 贸rdenes impartidas desde arriba y se abri贸 del proyecto Superliga.
Sin embargo, Al Khelaifi tiene sus propios intereses. A diferencia de 茅l, otros presidentes como Florentino Perez o Andrea Agnelli, no responden a nadie. De hecho, 茅ste 煤ltimo -parte de la familia due帽a de la Juventus- fue presidente de la ECA (European Club Association) hasta 2021, cuando fue reemplazado por el propio Al Khelaifi. Agnelli y P茅rez fueron los impulsores m谩s f茅rreos de la Superliga, teniendo m谩s de un cruce de declaraciones con el presidente de la UEFA. El qatar铆 sab铆a que estaba entre la espada y la pared. Los millones llaman y no se puede estar de los dos lados del mostrador. O al menos eso se cre铆a.
El reclamo m谩s grande de las potencias europeas a nivel clubes es que, debido a la pandemia, se achicaron los m谩rgenes de ventaja con respecto a clubes menos poderosos. De esta manera, la clasificaci贸n a la Champions League se ver铆a amenazada y, por ende, un ingreso importante de dinero que permite tanto sostener los sueldos de las figuras actuales como comprar a aquellas que van surgiendo. El reclamo por un reparto mayoritario para las grandes potencias encontr贸 la negativa de Ceferin, reacio a expandir la brecha entre clubes poderosos y el resto. Si el PSG no consigue el dinero o el 茅xito que persigue, el puesto de Al Khelaifi puede verse en riesgo, algo que no pod铆a permitirse.
El qatar铆 encontr贸 la soluci贸n usando sus influencias. Previo al Mundial, Infantino se excus贸 ante la invitaci贸n a la reuni贸n anual de la ECA, producto del cortocircuito con la UEFA por el asunto de la disponibilidad de jugadores para el Mundial. Pero en la 煤ltima reuni贸n celebrada hace un mes en Budapest, esta vez asistieron tanto Infantino como Ceferin. Tomando la idea del Mundial de 48 equipos propuesta por el propio Infantino -y que se realizar谩 en 2026-, Al Khelaifi acerc贸 el concepto de un Mundial de Clubes con un formato de 32 equipos de las distintas confederaciones continentales, que comenzar谩 en 2025 reemplazando a la antigua Copa Confederaciones y cuyas plazas se repartir谩n de la siguiente manera, teniendo en cuenta que el pa铆s anfitri贸n contar谩 con el equipo campe贸n de la liga local de 2024:
路 Asia: 煤ltimos tres campeones de la Champions League asi谩tica + el equipo no campe贸n con mejor ranking FIFA entre 2021 y 2024.
路 脕frica: 煤ltimos tres campeones de la Champions League africana + campe贸n de la Superliga Africana de Clubes 2024.
路 Concacaf: 煤ltimos cuatro campeones de la Liga de Campeones de Concacaf.
路 Conmebol: 煤ltimos cuatro campeones de la Copa Libertadores + los dos equipos no campeones con mejor ranking FIFA entre 2021 y 2024.
路 Ocean铆a: equipo mejor ubicado en el ranking FIFA entre 2021 y 2024 que haya salido campe贸n de la Champions League oce谩nica en ese per铆odo.
路 Europa: 煤ltimos cuatro campeones de la Champions League + los ocho mejores equipos no campeones con mejor ranking FIFA entre 2021 y 2024.
Como se puede apreciar, la UEFA contar谩 con doce equipos. Si se comienzan a hacer cuentas, la ecuaci贸n es sencillita. Ya hay dos clasificados: Chelsea y Real Madrid, campeones de las 煤ltimas dos Champions League. Si tomamos el actual ranking FIFA y quitamos a los equipos ya campeones, de los diez primeros equipos de dicho ranking seis iban a participar de la frustrada Superliga europea. Un dato que por s铆 solo no dice nada, pero que cambia cuando le a帽adimos el ingrediente que le da saz贸n a toda esta movida: el dinero.
En la 煤ltima edici贸n del Mundial de Clubes en la que el Real Madrid venci贸 5 a 3 al Al-Hilal dirigido por Ram贸n D铆az, el equipo de la capital espa帽ola se alz贸 con un premio de 6 millones de euros, un vuelto si lo comparamos con la base de 67 millones de euros que paga la UEFA por ser campe贸n y los casi 16 millones por s贸lo participar en la Champions League. Esto permite comprender el completo desinter茅s de los equipos europeos por participar en el Mundial de Clubes.
A partir de este nuevo formato, los clubes europeos partir谩n con una base de 17 millones de euros s贸lo por participar. En caso de avanzar de fase, el premio met谩lico se ir谩 incrementando, pudiendo alcanzar a partir de los Cuartos de Final la suma de casi 40 millones de euros. Una diferencia enorme que viene a reemplazar los ingresos que no se pudieron conseguir con la creaci贸n de la Superliga.
La FIFA y la UEFA parecen haber limado asperezas. De esta manera, el negocio global que pretende Infantino no interfiere con el recelo de Ceferin con respecto a su 鈥渜uintita鈥 que es la UEFA. Huelga decir que los candidatos para albergar esta nueva competici贸n son los pa铆ses del enclave 谩rabe y China.
驴El resto de las federaciones? Bien, gracias. Para la asi谩tica es una ventana de negocios incipiente. Para la africana, mostrar su crecimiento y aprovechar la vidriera para vender jugadores al mercado europeo. El m谩s perjudicado sin duda es Conmebol. El deseo de igualar fuerzas con las potencias del viejo continente se ve cada vez m谩s lejano. Repetir actuaciones como las de Argentinos Juniors frente a Juventus o la de V茅lez frente al Milan ser谩n pr谩cticamente ut贸picas, no solo porque la diferencia es abismal, sino porque adem谩s costar谩 literalmente el doble, dado que los europeos duplican en cantidad de equipos a los sudamericanos.
Si buscamos sintetizar esta nueva competici贸n, podemos decir que ser谩 la caja chica de las potencias europeas. Aquellos que adem谩s disputen Champions League -que siempre suelen ser los mismos- tendr谩n un ingreso extra, lo que resultar谩 inevitablemente en un salto diferencial con respecto al resto de los equipos de cada una de las ligas. Si el Real Madrid, Juventus y Barcelona ya ten铆an ventaja econ贸mica, ahora la tendr谩n a煤n m谩s. Probablemente suceda lo mismo con los equipos sudamericanos, pero curiosamente a煤n no ha habido informaci贸n sobre los premios a ingresar por la participaci贸n de los equipos de Conmebol, demostrando una vez m谩s, y a pesar que Argentina es vigente campeona del mundo, que para la FIFA Sudam茅rica es apenas una f谩brica de cracks para exportar al mejor postor, los cuales ser谩n -justamente- aquellos que disputen este nuevo Mundial de Clubes.
Periodista / Abr铆 la Cancha

 

Comentarios

comentarios