Nacho Santos: «El crecimiento del futsal va de la mano de una organización federal»

139

Nacho Santos, representante de Futsal en AFA, visitó a Abrí la Cancha Radio. Explicó el crecimiento exponencial del deporte. El rol protagónico de los clubes de barrio, la profesionalización, las diferencias con el fútbol campo y el papi fútbol. También la federalización de la actividad y el futsal femenino.

Por Carlos Aira (*)

 

Por Carlos Aira (*)

 

UN DEPORTE DIFERENTE AL FUTBOL CAMPO:  “El futsal es una disciplina FIFA y hay que diferenciarlo del fútbol 11. Es un deporte muy vinculado al fútbol, pero es otro deporte. Sobre todo en lo táctico y estratégico, donde se parece mucho más al basketball y el handball en lo relacionado a la defensa y las rotaciones”.

“El chico que se acerca al futsal, como al fútbol campo o el papi fútbol lo hace porque quiere jugar al fútbol. En la génesis hay un lugar común, pero – por ejemplo – hay muchas diferencias entre el futsal y el papi fútbol. Lo primero, es lo reglamentario. El papi fútbol se juega con 6 jugadores, en cambio el futsal son 5 los jugadores. Las canchas de futsal duplican en tamaño a las de papi fútbol. La pelota también es diferente. La de papi es más chica y tiene pique y la de futsal es más pesada y tiene medio pique”.

El rasgo técnico identitario del futsal es el control. Lo primero que se le enseña a los chicos es a controlar la pelota con la suela y no con el borde interno. Como el juego es mucho más rápido, la suela orienta. La precisión y el control con las dos piernas también es distintivo del futsal. En el fútbol campo podés ser muy técnico con una sola pierna, pero en el futsal quedás muy expuesto. Otro tema es la inteligencia estratégica. El jugador que entiende las rotaciones hace una diferencia. En el fútbol 11 todavía existe el jugador que rompe moldes, pero en el futsal es casi imposible ver un jugador que gambeteé”.

 

EL FUTSAL EN LOS CLUBES DE BARRIO:  “Si uno analiza los campeones de futsal AFA se han consagrado Franja de Oro, Sportivo Barracas y Villa Modelo. Dentro del futsal los clubes de barrio tienen un rol protagónico. El histórico campeón es Pinocho, club de Villa Urquiza. Un club que encontró un protagonismo inmenso en esta disciplina”

“Historicamente, los clubes de barrio en el área metropolitana tuvo el baby fútbol y papi fútbol como juego base. Hoy está mutando hacia el futsal por ser un deporte más rico en la enseñanza a los chicos y más tranquilo en términos de efervecencia y violencia. Por eso el futsal es el juego estrella de los clubes barriales”

 

PROFESIONALISMO: “Están dadas las condiciones para profesionalizar la actividad en nuestro país. Es el gran desafío que tenemos. El profesionalismo no sólo pasa por un contrato, porque el jugador cumple con disciplina deportiva desde hace años.  Está todo dado salvo por los clubes de barrio que no tienen estructura para este formalismo. Ahí comienza el tira y afloja en como estructurar el profesionalismo“.

“Uno tiende a pensar que el club AFA tiene estructura y el club de barrio, no. Mi experiencia me marca lo contrario. En el club de barrio, el futsal es el deporte protagónico, como pasa en Pinocho, 17 de agosto o Kimberley de Devoto. Hay clubes gigantes, como River Plate, que están en Primera B de futsal. River tiene una gran estructura, pero no guarda relación la grandeza con el modelo de trabajo. También hay mucho mesianismo. Muchos empresarios, que por gusto, solventan las estructuras profesionales de los clubes”.

 

 

ARGENTINA EN LA ELITE MUNDIAL DEL FUTSAL: “Para comprender el campeonato y subcampeonato del mundo y los titulos continentales hay que comprender el fuego sagrado del deportista argentino. Eso no está emparentado con los recursos económicos y la estructura sino como el deportista argentino construye su relación con la camiseta. Esta generación dorada del futsal argentino tuvo esa componenta y por eso logró lo que logró. Cuando fuimos campeones del mundo en 2016 fue un batacazo enorme. No había muchos jugadores en Europa cuando hoy el 90% de los jugadores de Selección juegan allá. Pero aquel batacazo tuvo un padre que fue el entrenador Diego Giustozzi. Lo quiero decir porque en aquel momento no estábamos preparados a nivel dirigencial ni estructuras”

“Luego del Mundial de 2016 todo cambió. El replanteo fue muy profundo. Como dirigentes nos obligamos a trabajar de otra manera. Muchos de nosotros somos ex jugadores que armamos un plan estratégico hasta 2025 – final de la gestión de Claudio Tapia – con una parte fundamental que es la federalización del futsal. Porque sino nos ibamos a quedar tan sólo con el logro de la Selección, que tiene pocos jugadores del Interior”

“Todos buscamos la excelencia deportiva y un recambio dirigencial. Hay que formar nuevos dirigentes y dejar atrás la etapa del dirigente atornillado a su cargo”

 

FEDERALIZACION: “El crecimiento del futsal va de la mano de una organización federal.  Hay provincias que invierten en infraestructura – que sirve para deporte social -, pero hay otras que acompañan al deporte federativo. Un ejemplo es San Juan. Una provincia sin arraigo, pero que hoy tiene tres categorías de equipos y es el organizador de la fase final de la Liga Nacional de Futsal. La provincia invierte mucho en espectáculo deportivo”

El Consejo Federal tiene su complejidad dentro del fútbol argentino. AFA y Consejo son estructuras que le cuestan convivir. Pero nosotros, como dirigentes, no estamos para la rosca del fútbol sino para romper todo eso. Por eso la Liga Nacional tiene 31 ligas diferentes del país y tan sólo tres provincias no tienen representantes. Cuando comenzó la Liga, en 2018, eran 12 las provincias sin presentantes”.

Vamos hacia el modelo que nos legó el prócer León Najnudel que fue la Liga Nacional de Basketball.  Nos interesa que las provincias tengan su plaza fuerte y apuesten. Que no sean tan sólo los clubes de Buenos Aires quienes compitan, porque siguen siendo los mejores, pero la brecha competitiva Buenos Aires-Provincias se está achicando”.

“Buenos Aires AMBA tiene un nivel superlativo. Luego aparecen plazas nuevas, como Junín y San Nicolás. La segunda plaza del futsal es Rosario y en un tercer lugar está Tierra del Fuego. El desarrollo en Ushuaia y Río Grande es inmenso y sorprendería a muchos porteños. Tan así que un campeón del mundo, Constantino Vaporaky, es el representante de Tierra del Fuego en la elite mundial”.

 

EL EXODO EUROPEO: “Cómo dirigentes, nuestro mayor desafío es mantener el nivel de la liga con el éxodo permanente de jugadores hacia Europa. Un jugador de elite está cobrando en Europa entre 3.000 y 8.000 euros mensuales. Pero la sangría es el éxodo de jugadores que cobran 500 u 800 euros mensuales. Tal vez no es mucho dinero, pero apuestan al crecimiento deportivo. El jugador entiende que madura en España o Italia y en la psiquis del jugador entiende que está más cerca de la Selección Argentina. Pero quiero remarcar algo: las ligas europeas no tienen la competitividad del campeonato argentino“.

“Otra particularidad es qué, al no estar formalmente profesionalizada la actividad, cuando los jugadores emigran a Europa, los clubes no cobran Derechos de Formación. Los clubes pagan becas deportivas en su formación y luego no reciben ninguna compensación. Es un gran problema actual del futsal”.

 

FUTSAL FEMENINO: “La profesionalización del fútbol femenino promovió la actividad del futsal femenino. Ambos deportes están muy emparentados porque las jugadoras practican los dos deportes, y en muchos casos, en diferentes clubes. Todo un problema organizativo. Un gris en AFA porque es la ficha de jugadoras en diferentes deportes. Quiero remarcar que las jugadores de futsal adquieren una dimensión técnica enorme cuando pasan al fútbol cancha. Un dato remarcable y notable”.

 

(*) Periodista. Conductor de Abrí la Cancha.

Comentarios

comentarios