Mexicaneada en el Alto Valle. Cipolletti – Mandiy√ļ, 1987.

1698

La del 16 de septiembre de 1990 fue su tarde de gloria. Por la quinta fecha, River campe√≥n visit√≥ a Deportivo Mandiy√ļ en Corrientes. Luis Alberto Ramos, el Bichi, convirti√≥ dos golazos que dejaron con la boca abierta al mundo futbolero. El Gr√°fico fue a buscarlo para hacerle una nota. Era la consagraci√≥n. El t√≠tulo de la nota, da cuenta del personaje: ¬ęLa triste historia del Bichi Ramos¬ę.

Goleador en la √©poca dorada del albo correntino, una vez retirado, se alej√≥ del f√ļtbol para siempre. Nunca mas quiso tener contacto con la que fue su profesi√≥n. Hasta que fue entrevistado por El Territorio, de su misiones natal, y prendi√≥ – tal vez sin querer, ¬Ņo queriendo? – el ventilador con una historia de arreglo.

Cuenta el Bichi Ramos: ¬ęMandiy√ļ -que se clasificaba a una liguilla- y Cipolletti, que se salvaba del descenso. La orden fue ‚Äėjuguemos a empatar‚Äô, nos serv√≠a a ellos y nos serv√≠a a nosotros‚ÄĚ. Aunque el misionero se sincer√≥… ‚Äúpero no serv√≠a para entrar a la cancha a empatar. Los quince que estaban ah√≠ dijeron que estaban de acuerdo, pero yo no. Gan√≥ la mayor√≠a, listo. El t√©cnico me dijo, ‚ÄėRamos, lo voy a tener que sacar‚Äô. Est√° bien, pero qu√© le digo a los periodistas -interrog√≥ el 9-. ‚ÄėD√≠gale que estuvo descompuesto‚Äô‚ÄĚ.¬†Luego de unos minutos, el misionero se acerc√≥ al vestuario y ‚Äúvino uno de nuestros compa√Īeros, que estaba negociando, y dijo ‚Äėmuchachos, no hay arreglo, jugamos a morir‚Äô. Entramos a jugar, atacaron ellos y √©l le hace a uno de ellos (gesticula un codazo) al lado del √°rbitro. Afuera. Se llev√≥ la plata solo, pero te pregunt√°s qu√© boludo que es… as√≠ tambi√©n, jug√≥ un a√Īo m√°s y despu√©s no jug√≥ nunca m√°s. Fijate, el mismo f√ļtbol lo sac√≥ despu√©s; ese partido lo ganamos 2-1‚ÄĚ.

El partido en cuesti√≥n fue Cipolletti-Mandiy√ļ, jugado el 14 de abril de 1987 – entre semana – por la 40¬ļ fecha del Campeonato Nacional B 1986/87. La misma tarde que Deportivo Armenio se consagr√≥ campe√≥n de la divisional.

A los cuatro minutos de juego, el futbolista citado por Ramos, fue expulsado por el árbitro Manuel Jácome. Minuto más tarde, Juan Ramón Comas marcó el gol rionegrino. El propio Ramos, a los 32 minutos, y Daniel Oddine, cinco minutos más tarde, dieron vuelta el marcador, consiguiendo el triunfo correntino en el Alto Valle.

¬ŅQuien es el compa√Īero¬†al cual el Bichi Ramos acus√≥ de tragarse solito la guita? Una sola pista: era defensor.¬†Nosotros contamos¬†el milagro, pero no el santo…

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios