Newell´s 1987/88: el campeón con todos jugadores surgidos en el club

660

En la temporada 1987-88, Newell´s Old Boys se consagró campeón de gran forma. Pero aquel equipo dirigido por José Yudica marcó un hito único: todos sus jugadores se formaron en las fecundas divisiones inferiores del club. El repaso de una campaña histórica, de un equipo recordado.

Por Carlos Aira (@carlosaira11)

 

En 1987, Newell´s había padecido varios cachetazos. Desde la increíble derrota en la final de la Liguilla 1986, hasta un campeonato que punteó en varias jornadas (86/87), defeccionó al final – y para colmo – Rosario Central se consagró campeón.

En junio de 1987, Yudica regresó al Parque de la Independencia. Allí escribió una página gloriosa.

Finalizada la temporada 1986/87, Jorge Solari dejó la conducción del club del Parque de la Independencia. José Yudica tomó la conducción del equipo profesional. El Piojo era un hombre del club. Había debutado en Primera en 1954 y durante cuatro temporadas vistió la camiseta sangre y luto en 125 partidos. También sabía de vueltas olímpicas. Campeón con Quilmes (Metro 1978), San Lorenzo (Primera B 1982) y Argentinos Juniors (Nacional 1985, Copas Libertadores e Intercontinental 1985-86), asumió un reto complicado: mantener en lo más alto a un equipo golpeado.

Dos pilares dejaron el club. El talentoso Rubén Ciraolo fue transferido al Valencia español. El Negro Julio Zamora, un cacho de potrero rosarino, también dejó Rosario en búsqueda del sueño español. Transferido al Atlético Madrid por pedido de César Luis Menotti, jugó a préstamo en el Sabadell, en aquellos días en Primera División. Por su parte, el mediocampista defensivo José María Bianco, titular para Solari, fue prestado a Racing de Córdoba.

Roque Alfaro debutó en 1975. Marchó a Grecia en 1980. Regresó al año siguiente. Luego de un paso triunfal por Colombia y River, fue fundamental en el campeonato leproso de 1988.

Para la temporada 1987/88 regresaron al club tres atacantes veteranos y conocidas: Roque Raúl Alfaro se había consagrado campeón Intercontinental con River Plate en 1986; junto a él, dos tremendos goleadores: Víctor Rogelio Ramos y Sergio Omar Almirón, campeón del mundo en México 1986, quién provenía del fútbol francés.

En diálogo con Abrí la Cancha, Roque Alfaro recordó: «José Yudica me aclaró que iba a ser suplente. Tenía 31 años, era el más viejito del equipo. Le dije a Yudica que no me interesaba, que tenía armas para jugar. Terminé jugando los 38 partidos y fui goleador del equipo«.

Quedó conformado un plantel profesional muy corto. Tan sólo 18 jugadores fueron parte de la temporada. Todos formados en las divisiones inferiores de Newell´s por Jorge Bernardo Griffa. Ellos eran los arqueros Norberto Scoponi (1981) y Carlos Panciroli (1988); los defensores Fabián Basualdo (1982), Jorge Theiler (1983), Jorge Remigio Pautasso (1980), Roberto Sensini (1986), Miguel Fullana (1985), Armando Sialle (1985) y Dalcio Giovagnoli (1983); los mediocampistas: Juan Manuel Llop (1981), Gerardo Martino (1980), Juan José Rossi (1983), Roque Alfaro (1975); y los atacantes Gustavo Dezzoti (1982), Victor Rogelio Ramos (1978), Abel Balbo (1987), Sergio Almirón (1979) y Ariel Cozzoni (1985).

Newell´s hizo su presentación el domingo 30 de agosto de 1987. 1° fecha del campeonato de Primera División 1987/88. Aquella tarde, Newell´s igualó 1 a 1 ante Deportivo Español. José Yudica puso en cancha a Norberto Scoponi; Fabián Armando Basualdo, Jorge Theiler, Jorge Remigio Pautasso y Roberto Sensini; Juan Manuel Llop, Gerardo Martino y Juan José Rossi (Roque Alfaro); Gustavo Dezzoti, Víctor Rogelio Ramos (Abel Balbo) y Sergio Almirón.

La primera victoria – y la primera goleada del torneo – llegó la fecha siguiente. 5 a 1 a Vélez Sársfield en el Amalfitani. Aquella noche, tres goles para el recuerdo: el zurdazo feroz de Sergio Almirón, la chilena del Galgo Dezzoti y el remate desde media cancha de Roque Alfaro que batió a Carlos Fernando Navarro Montoya.

 

 

Siguió otra goleada: 4 a 1 al ascendido Deportivo Armenio. Fue el regreso a la red – por duplicado – de Condorito Ramos, máximo goleador rojinegro en la historia del club. Pero llegó el primer transpié. Domingo 20 de septiembre de 1987. Fue en el clásico ante Rosario Central. Los canallas ganaron 1 a 0, gol de Claudio Scalise, quién el año anterior, luego de la final de la Liguilla Pre-Libertadores que Boca le ganó a Newell´s, se quitó la camiseta xeneize y dio la vuelta olímpica con la camiseta de Central.

Víctor Rogelio Ramos: máximo goleador leproso en la historia.

Newell´s en zona de turbulencia. Nadie negaba la capacidad de juego del equipo rosarino, pero los altibajos eran pronunciados. Victorias ante Estudiantes y Unión en el Parque y caída en Caballito frente a Ferro. Domingo 12 de octubre de 1987. Prueba de fuego para Newell´s. Visita ante Racing, que había vencido en sus primeros seis partidos. Un tiro libre del Tata Martino en el minuto 40 del segundo tiempo consiguió un empate que será importantísimo.

Luego de un triunfo 2 a 0 ante Talleres, llegó otro partido esperado. Boca venía muy mal. Había comenzado el campeonato con la conducción de Roberto Saporiti, pero luego de un memorable 0-6 en el Cilindro, hubo cambió de timón. Volvió Juan Carlos Lorenzo, pero el equipo iba último en la tabla. Aquel domingo 25 de octubre de 1987, Newell´s consiguió una goleada memorable. 5 a 1, con un gol antológico de Roque Raúl Alfaro.

 

 

Norberto Scoponi defendió la meta rojinegra en los 38 partidos del campeonato.

Con 10 fechas disputadas, Racing Club, San Lorenzo y Newell´s se ubicaron en los puestos altos de la tabla. Luego de la gran goleada en la Bombonera, un empate sorpresivo ante el recién ascendido Banfield. Domingo 6 de noviembre de 1987. Una nueva goleada en el Parque de la Independencia. 4 a 0 a Platense, con dos goles del Galgo Dezzoti, Yaya Rossi y Roque Alfaro. La semana siguiente, Newell´s cayó ante San Lorenzo en el Palacio Ducó.

Tramo final de la primera rueda. Luego de derrotar 2 a 0 a Racing de Córdoba, Newell´s igualó 2 a 2 ante Gimnasia en el Bosque, venció 2 a 0 a Argentinos Juniors, empató 0 a 0 con Independiente en Avellaneda y goleó 3 a 0 a Instituto (con Jorge Remigio Pautasso como sorprendente goleador). Llegó la última fecha de 1987. Sábado 20 de diciembre. Aquella noche, Newell´s venció 2 a 1 a River en el Monumental. Con ese resultado, los rosarinos terminaron la rueda inicial líderes junto a Racing Club.

 

 

Abel Balbo

Si en la temporada 1987/88, la primera rueda de Newell´s fue irregular pero le permitió terminar en la cima, el primer semestre de 1988 fue fantástico. Dos jugadores tuvieron un nivel superlativo. Juan José Rossi fue un número 10 de una clase fantástica. El Yaya fue figura de aquel equipo. Roque Raúl Alfaro tuvo una segunda juventud. El fútbol total. También apareció un goleador notable. Abel Eduardo Balbo había debutado en la primera fecha del campeonato. En la segunda rueda tuvo una actuación consagratoria.

La segunda rueda comenzó el 24 de enero de 1988. Con dos goles del Galgo Dezotti, Newell´s venció 2 a 1 a Deportivo Español en el estadio de Huracán. Cinco días más tarde, la que será la única caída rojinegra en esa segunda rueda. Vélez se vengó de la paliza en el Amalfitani y ganó 2 a 1 en Rosario, partido excepcional de Claudio García. Luego de igualar 2 a 2 ante Deportivo Armenio en Platense, la esperada revancha ante Rosario Central. Esta vez fue triunfo leproso. 1 a 0, gol de Dezotti, quién había sido transferido al Lazio italiano.

Entrenamiento de Newell´s. Año 1988. José Yudica junto a su hijo, profe del equipo.

Luego de igualar ante Estudiantes y Ferro, Newell´s aprovechó el bajón de Racing – plagado de lesiones – y San Lorenzo y tomó la punta del campeonato. El sábado 5 de marzo de 1988, el país se conmocionó con la muerte de Alberto Olmedo. Esa noche, Newell´s se presentó en Santa Fe ante Unión. A los 37 minutos del primer tiempo, una piedra que partió desde la tribuna visitante golpeó al árbitro del partido. Partido suspendido. Mientras deliberaba el Tribunal de Disciplina, el miércoles 9 de marzo se disputó un partido vital. Esa noche, Newell´s derrotó 3 a 1 a Racing. No sólo tomó la punta, también alejó definitivamente a la Academia de la lucha.

 

 

El inmenso talento del Tata Martino.

Desde aquella noche, el camino de Newell´s fue imparable. Un mediocampo de lujo: Gerardo Martino, Juan Manuel Llop y Yaya Rossi. Un lateral izquierdo sorpresivo, como fue Roberto Sensini. Luego de empatar ante Talleres en el Chateau, el equipo de Yudica volvió a golear a Boca. Domingo 20 de marzo de 1988. 4 a 0 en el Parque de la Independencia, goles de Sergio Almirón, Juan José Rossi, Abel Balbo y Roque Alfaro.

Juan José Rossi fue una gran figura de aquel equipo. Roque Alfaro explicó en Abrí la Cancha por qué el Yaya no tuvo la trascendencia que mereció: «No fue un jugador considerado porque al otro día de los partidos, cuando la prensa lo buscaba para un reportaje, Yaya se iba a pescar y no volvía hasta el martes. Nunca se promocionó en el ambiente. En la cancha era un jugador fantástico: gambeteaba con la derecha y la izquierda. También cabeceaba muy bien. Tenía un talento increíble». 

Banfield, descendido aquella temporada, fue el único equipo que Newell´s no pudo vencer en la temporada. Luego del 0 a 0 en el sur, el partido del campeonato. El miércoles 7 de abril se completó el partido suspendido en Santa Fe y Newells ganó 2 a 0, goles de Martino y Balbo. Faltaban nueve fechas y se jugaba el partido del campeonato. Domingo 10 de abril de 1988. Se enfrentaban lider y escolta. Newells y San Lorenzo. Clima violento por el asesinato de un hincha azulgrana antes del partido. Empate sin goles, negocio leproso.

 

Parados: Fabian Basualdo, Gerardo Martino, Norberto Scoponi, Jorge Theiler, Jorge Pautasso y Roberto Sensini. Agachados: Gustavo Dezotti, Juan José Rossi, Roque Alfaro, Juan Manuel Llop y Sergio Almirón.

 

Recta final de cara a un título que parecía imposible que se fuera de Rosario. Luego de igualar sin goles con Platense en Vicente López, Newell´s goleó 4 a 0 a Racing de Córdoba en el estadio de Nueva Italia. Luego de 32 fechas, la revista El Gráfico le dio su portada al fenómeno Newell´s. Siguió un agónico triunfo ante Gimnasia, gol de Abel Balbo. Luego de derrotar 2 a 1 a Argentinos en Caballito ya no había dudas: Newell´s sería campeón.

Sábado 21 de mayo de 1988. Independiente visitó el Parque de la Independencia. Newell´s formó con su equipo de todo el campeonato: Scoponi; Basualdo, Theiler, Pautasso y Sensini; Martino, Llop y Rossi; Alfaro, Balbo y Almirón. Fue una tarde a toda orquesta. Newell´s ganó 6 a 1 y dio la merecida vuelta olímpica. Segundo campeonato del club en su historia.

 

 

Sábado 21 de mayo de 1988. Festejo leproso en el Parque de la Independencia.

Lo que siguió fue todo festejo. El 29 de mayo, penúltima fecha del campeonato. Newell´s igualó 0 a 0 ante Instituto en Córdoba. En la última fecha, el equipo de José Yudica derrotó 2 a 0 a River, goles de los veteranos Roque Alfaro y Víctor Rogelio Ramos.

Alfaro le dijo a Abrí la Cancha: «Newell´s fue un equipo contundente porque entendió que la mejor manera de jugar al futbol. Salimos campeones derrotando 6 a 1 al Independiente de Bochini y Giusti, algo que nunca voy a olvidar. Salir campeón en 1988 fue la alegría más grande de mi carrera. 14 años después de llegar a Newell´s desde Nogoya, salimos campeones con todos muchachos del club». 

Roberto Sensini. Otro de los tantos valores de aquel gran equipo.

Un campeonato impresionante. 21 victorias, 13 empates y sólo 4 derrotas. 68 goles a favor, tan sólo 22 en contra. 17 jugadores utilizados en toda la temporada y todos ellos formados en las divisiones inferiores del club.

Un sentido de pertenencia enorme con el club. Eso lo prueba la cantidad de partidos que jugaron en Newell´s cada uno de esos 17 jugadores: Norberto Scoponi (369 partidos entre 1981 y 1994), Fabián Basualdo (300 partidos entre 1982 y 1988 – 1993/97), Jorge Theiler (225 partidos entre 1983/90 y 1993/94), Jorge Pautasso (262 partidos entre 1980 y 1990), Roberto Sensini (73 partidos entre 1986/89), Gerardo Martino (468 partidos entre 1980 y 1995), Juan Manuel Llop (362 partidos entre 1981 y 1994), Juan José Rossi (155 partidos entre 1983/92), Roque Alfaro (273 partidos entre 1975/81 y 1987/90), Víctor Rogelio Ramos (241 partidos entre 1978/84 y 1987/89) y Sergio Almirón (282 partidos entre 1979 y 1989)

Aquel equipo será finalista de la Copa Libertadores de 1988. Surgirán estrellas como Gabriel Batistuta y Darío Franco. En 1990 será turno de Marcelo Bielsa y una nueva camada de cracks rojinegros. Pero esa será otra historia.

 

(*) Periodista. Autor de Héroes de Tiento. Conductor de Abrí la Cancha (Lunes a viernes, de 20 a 21hs, por Radio Gráfica FM 89.3)

 

 

Comentarios

comentarios