«Pintó alegría en el pueblo». Una obra maravillosa enfocada en los murales dedicados a Maradona

66

Carlos Tolosa fotografió cientos de murales dedicados a Diego. Luego de un proceso de selección, eligió 68 que son parte de una obra maravillosa: Pintó alegría en el pueblo. En diálogo con Abrí la Cancha, el fotografo y docente narró su inquietud que lo motivó a recorrer Buenos Aires fotografiando murales dedicados a Maradona.

Por Carlos Aira (*)

 

Desde el 25 de noviembre pasado, la vida de los argentinos no es la misma. La muerte de Diego Maradona es un parteaguas. El pueblo le tributó homenajes populares en las paredes. En cada barrio de todo el país, hay una pared en la cual el pueblo le agradeció su magia y presencia a nuestro super héroe.

Carlos Tolosa es docente. Orientado hacia la pedagogía de la imagen, la inmensa cantidad de pinturas relacionadas a Diego fueron motivo de su curiosidad y observación. En diálogo con Abrí la Cancha, Tolosa narró los comienzos de una obra monumental:

«La idea surgió de mi gusto por mirar las paredes y sus inscripciones. Comencé a notar que surgía un mensaje muy fuerte relacionado con Maradona y tuve la necesidad de comprender el mismo. Me movilizaba cada mural de Diego que descubría. En un momento fue tanta la información que era necesario hacer algo. No tenía canalizado qué hasta que un día me llamó el poeta Héctor Minutillo para pedirme una imagen para un poema suyo dedicado a Diego. Cuando me hizo ese pedido me cerró la idea: tengo que fotografiar lo que estoy viendo e involucrarlo con diversos textos«.

 

 

«A mí me impacta la mirada de Diego. Esa cara de orto que ponía diciendo: yo salgo a ganar. Esa fiereza única. Lo impresionante es que los muralistas lograron reflejar esa mirada. Cuando comencé a fotografíar los murales me di cuenta que hay tres categorías para analizarlos. Primero, la canonización popular. El espacio físico donde se venera a un santo. Las imágenes con las aureolas en la Villa 31. El Diego villero junto a la Vírgen. En La Cárcova está asociado con los santos. También existe otro Diego. Ese Maradona futbolero que aparece junto a la pelota. También está el Diego con el compromiso social. Recorrí 5.000 kilómetros haciendo fotografías de los murales y por eso digo que existen estas tres categorías».

«Hay que estar atentos a no perder a Diego con el mensaje. Hay algo que pasa muy cerca de la iconoclasia que es la destrucción de la imagen. Hoy es algo muy dificil, pero en otro momento fue posible. La destrucción de las imagenes se han inmovilizado y sometido a muchos pueblos. A los argentinos nos pasó con la prohibición de las imágenes de Perón y Evita. También con el Ché Guevara. No se destruyó su imagen pero si el contenido: es masivo pero mucha gente no sabe que hizo. Por eso es importante cuidar a Diego. Las imágenes y textos son contundentes y eso lo pone a salvo de la iconoclasia».

«Otra cuestión muy importante es el trabajo de las mujeres en la realización de los murales. El trabajo del muralismo se lo ve desde una masculinidad muy particular y son muchas las mujeres que participaron en estas obras. Me llamó la atención que el mural de Maradona en el estadio de Sarmiento de Junín, vestido con una camiseta verde, haya sido realizado por una muralista».

«Héctor Minutillo fue uno de los artistas que colaboró con textos para éste libro. También se sumaron Walter Saavedra, Guillermo Blanco y Sergio Kipersan.

 

(*) Periodista. Conductor de Abrí la Cancha.

Comentarios

comentarios