Unión – Banfield 1993. La vida por perder.

3858

Un caso realmente aterrador: un plantel amenazado de muerte. La consigna fue perder o perder.

El campeonato Nacional B 1992/93 fue emocionante. La lucha por el ascenso fue espectacular. Banfield y Colón llegaron a la última jornada con la misma cantidad de puntos. Todo fue normal, hasta esa última jornada…

Sábado 19 de junio de 1993. En Resistencia, Chaco For Ever recibió a Colón. En Santa Fe jugaron Banfield y Unión. El clima en el 15 de Abril era enrarecido. Hacia doce años que los Sabaleros habían dejado la máxima divisional y no iba a ser cosa que volvieran por un favor del propio Unión.

La hinchada de Unión no quería que Colón se consagrara campeón. Fue la misma hinchada quién le exigió a sus jugadores que fueran para atrás. Una derrota los alejaba definitivamente el octogonal de ascenso. Poco importaba.

Ambos cotejos se jugaron en forma simultanea. Colón se puso en ventaja apenas comenzado el partido y selló el resultado. Banfield también se puso en ventaja, pero promediando la segunda etapa igualaron los locales. En ese momento todo el estadio se unió en un grito: Van a cobrar.

Vaya a saber si por miedo a las amenazas u otras circunstancias, lo cierto es que los jugadores de Unión levantaron el pie del acelerador. A falta de cinco minutos, Banfield desniveló el marcador por intermedio de Juan Carlos Roldán. El gol fue gritado por todo el estadio. Colón y Banfield se vieron obligados a disputar un desempate en Córdoba que finalizó con el ascenso verdiblanco en una maratónica definición por penales.

Una vez concluido el partido entre Unión y Banfield, bajo ruego de anonimato, un futbolista rojiblanco confesó: «Como se presentó el partido, estaba para ganarlo, ¿Pero que podía pasar? Mi familia y mi vida están antes que el fútbol. Nadie quiere seguir en este club. Es el lejano oeste».

 

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios