Gimnasia-Mandiy√ļ 1994. Con una ayudita de nuestros amigos…

2049

Por Carlos Aira (@carlosaira11)

 

La historia hab√≠a quedado aletargada, durmiendo – como un hecho folcl√≥rico, casi risue√Īo – en ese micro clima tan particular que viven tripas y pinchas. Es que la rivalidad entre Gimnasia y Estudiantes, divide realmente la ciudad de La Plata, y es sabido: todo acto que perjudique al odiado rival ser√° ejecutado a la brevedad.

El clima era extra√Īo en los tablones de 60 y 118. 24 de junio de 1994. 14¬ļ fecha del Clausura. Gimnasia Esgrima La Plata – dirigido por Roberto Perfumo – recib√≠a a un necesitado Deportivo Mandiy√ļ de Corrientes. En el tramo final de la temporada 93/94, Gimnasia y Tiro de Salta ten√≠a boleto de regreso a la B Nacional. El otro ticket le correspond√≠a a los correntinos o a Estudiantes de La Plata.

La revista Tribuna Gimnasista, pulso del triper√≠o, peg√≥ en la tecla: ¬ęSi ganamos, festejamos. Si perdemos, nos morimos de risa¬ę.

Cuando los correntinos salieron al campo de juego, la sorpresa baj√≥ desde las cuatro tribunas en forma de ovaci√≥n. Finalmente, Mandiy√ļ gan√≥ 1 a 0. Los correntinos no hicieron un gran esfuerzo por la victoria. Con ese resultado, sumada la derrota 3 a 2 de Estudiantes en Salta (en un partido que ganaba 2 a 0), los pincharratas quedaban al borde del descenso luego de 39 a√Īos.

En 2005, Jorge Coco San Esteban, hist√≥rico defensor tripero e √≠dolo del club, reconoci√≥ que aquella tarde, las cosas no fueron cristalinas: ¬ęNosotros viv√≠amos una situaci√≥n curiosa con Mandiy√ļ. Fue una circunstancia en la que no hubo plata ni nada parecido. Se dio que si los correntinos ganaban, nuestro cl√°sico rival se iba a la B. Y nosotros entramos a jugar como en un entrenamiento. Pero no nos pagaron, ni nada de eso¬Ľ.

lent√≠simo tel√≥n final…

Comentarios

comentarios