Fútbol Argentino | «Estamos viviendo una dictadura propuesta por el gobierno»

1248
Mauro Comisso durante el entrenamiento en la sede del Club Yupanqui para jugar la última fecha de la D contra Deportivo Paraguayo en Lugano, Ciudad de Buenos Aires, 4 de junio de 2016. Fotos de Néstor J. Beremblum / ANCCOM

Así calificó Dante Majori, presidente del Club Yupanqui, y titular de la Mesa de la Primera D, la situación que está atravesando el fútbol argentino.

Entrevistado en por Carlos Aira en Abrí la Cancha, el dirigente afirmó: «La privatización es el viejo sueño del presidente de la Nación. Macri quiere cambiar todo el espectro del deporte nacional. Las medidas que está tomando son para terminar con los clubes sociales y transformarlos en empresas». Añadió: «Se acabó la democracia en AFA. No hay posibilidad de diálogo y debate. Se ha establecido una dictadura propuesta por el gobierno y hace lo que el presidente de la Nación le marca y dice que tiene que hacer».

Para Majori «Los clubes tendremos que tomar medidas para dejar en evidencia esta situación. Estamos ante un golpe de estado y esto es un gobierno de facto. En teoría seguimos viviendo en democracia. Así que marcharemos para que el país sepa a quienes quieren dejar fuera del sistema. Tendremos que ir con nuestros jugadores, divisiones juveniles, fútbol base, baby fútbol y todas las disciplinas, porque las medidas que toma este gobierno nos dejan en la calle. No puede ser que el gobierno no cumpla con lo pactado».

El rol de los clubes en la sociedad. El titular de Yupanqui la problemática del ascenso va mas allá de categorías: «Con el tarifazo devastador – y sin ayuda social hacia los clubes – este es un ataque no solo al ascenso sino a todas las entidades deportivas. Tenemos una función social mas allá de generar dinero. Trabajamos con pasión por un club. Cuando nosotros pedimos una moneda a AFA es porque – en nuestro caso – queremos albergar a la mayor cantidad de pibes posibles. En el caso de Boca Juniors, por ejemplo, para pagar un nuevo cuerpo técnico. Sucede que muchos no entienden el trabajo social de nuestros clubes. Nosotros contenemos un pibe que estaría en la calle. No lo hacen River ni Boca. Nuestros clubes dan un lugar en la sociedad a un montón de pibes sin laburo. Sin nuestros clubes, estarían a la buena de Dios, víctimas de un estado ausente. Nuestro rol no se puede cuantificar en números ni podemos echar a los pibes a la calle»

La dirigencia del fútbol en el centro de la escena. Majori fustigó a Armando Pérez: «Está al frente de una Comisión Normalizadora que no comprende que Argentina es número 1 del ranking FIFA por su estructura dirigencial, no porque Dios decidió que los grandes jugadores nazcan acá», y agregó: «Cada fin de semana, AFA programa 8.500 partidos de fútbol. Eso es producto de la organización dirigencial a nivel popular y barrial. Hay dirigentes que hacen muy mal las cosas y en esa bolsa nos están metiendo a todos. Pero nadie dice que los clubes problemáticos son los grandes. Alguien desfalcó a la AFA por millones y no somos nosotros. Esos fueron los dirigentes que no les importó en nada el patrimonio de la Asociación y durante este tiempo se manejaron en una cuasi asociación ilícita con personales siniestros que han llevado al fútbol a esta situación. La Comisión Normalizadora nos viene asustando diciendo que van a venir a investigarnos. A mi no me importa que un dirigente vaya preso, pero quiero que me digan quién se llevó la plata del fútbol argentino».

El titular de Yupanqui explicó las vicisitudes del ascenso en relación con un tema sensible como son los operativos policiales: «Muchos culpan a los dirigentes de la muerte del ascenso. Yo creo que se tomaron decisiones políticas que no nos han favorecido. Una fue la ausencia de público visitante. Yupanqui ha jugado un lunes dos de la tarde, con cincuenta policías y misma cantidad de público en las tribunas. La decisión política que la policía haga su negocio, sin poder realizar partidos los fines de semana, nos han llevado a una situación de deterioro. Mi club jugaba de local con equipos de gran convocatoria, como Berazategui o Ituzaingó, con veinte policías en cancha. Hoy nos piden el doble. Terminamos pagando quince mil pesos de operativo, cuando el comisario termina enviando cinco efectivos. Estamos en una situación de perder plata todos los fines de semana. Así es inviable jugar el ascenso. Tendría que haber una decisión política del gobierno, pero eso sabemos que es imposible».

Finalmente, Dante Majori remarcó: «Con mirada empresarial, un empresario que toma un club que da pérdida tiene dos opciones: invertir tomando decisiones para hacerlo rentable, la otra es liquidarlo. En este momento, el gobierno de Mauricio Macri quiere asfixiarnos para después liquidarnos y que demos un paso al costado. Por otra parte, muchos medios confunden. No estamos pidiendo un subsidio. Estamos reclamando lo que el gobierno incumple contrato mediante. La gente está confundida y nos manda a juntar tapitas».

CA/GF/RG

Comentarios

comentarios