El descenso de Lan√ļs en 1950

2018

El campeonato de 1949 fue famoso, no s√≥lo por ser el a√Īo del primer titulo profesional del Racing Club, tambi√©n porque casi termina con el descenso de Boca Juniors.

Pero en aquel a√Īo se vivi√≥ una de las historias m√°s tristes del f√ļtbol argentino en su historia. El desenlace determin√≥ el escandaloso descenso del Club Atl√©tico Lan√ļs, determinado por un impresentable Tribunal de Disciplina de AFA.

En aquel campeonato, Boca Juniors, Lan√ļs y Hurac√°n pelearon por no descender hasta la √ļltima fecha. En la jornada final, los xeneizes (27 puntos) zafaron goleando 5 a 1 a los granates (26). El Globo (26) derrot√≥ a Banfield. El reglamento se√Īal√≥ desempate entre Lan√ļs y Hurac√°n. Puntapi√© para una historia impresentable.

Por reglamentación AFA debían jugarse dos partidos en escenario neutral. En caso de empate, el reglamento contemplaba la necesidad de un tercer encuentro.

El primer choque se disput√≥ el 18 de diciembre en el Gas√≥metro de Avenida La Plata. Hurac√°n gan√≥ 1 a 0, gol convertido por Jos√© Vigo. El p√ļblico granate se sinti√≥ perjudicado por el arbitraje del ingl√©s Harry Hartless. Desde las tribunas se lanzaron botellas al campo de juego y fue necesaria la intervenci√≥n del Cuerpo de Bomberos.

La revancha se paut√≥ para el 24 de diciembre en Independiente. Lan√ļs gole√≥ 4 a 1. Una tarde maravillosa de la delantera compuesta por Oscar Contreras, Raul Mart√≠nez (un crack con posterior paso por River Plate y San Lorenzo de Almagro), Jos√© Florio, Norberto Pairoux y Nicol√°s Daponte.

De cara al tercer partido, la dirigencia quemera se movi√≥ con rapidez. Necesitaba que el mismo se disputara antes de fin de a√Īo. Muchos contratos venc√≠an y era necesario¬†jugar antes del 31 de diciembre. Finalmente, AFA determin√≥ que el partido se jugar√≠a el 8 de enero de 1950.

Comenzaron las especulaciones pol√≠ticas. La mala relaci√≥n entre el Presidente Per√≥n y el Coronel Duc√≥ – titular de Hurac√°n – eran la comidilla del f√ļtbol argentino. El recelo ten√≠a aroma castrense. Duc√≥ no se pleg√≥ al derrocamiento del conservador catamarque√Īo Ram√≥n Castillo ideada por el GOU, logia militar nacionalista a la cual pertenec√≠a Juan Domingo Per√≥n. Desde aquel 1943, la relaci√≥n entre Per√≥n y Duc√≥ estuvo cortada.

Finalmente, lleg√≥ el 8 de enero de 1950. El partido fue trepidante. Finaliz√≥ 3 a 3. Sobre la hora, Jos√© Vigo marc√≥ el cuarto gol de Hurac√°n. El √°rbitro ingl√©s Bent Cross lo anul√≥ a instancias del l√≠nea, el tambi√©n brit√°nico Parker. Los jugadores quemeros se retiraron del campo de juego. √Ārbitro y futbolistas granates se quedaron esperando su regreso en el campo de juego, esperando completar el partido y un posible tiempo suplementario.

La reglamentaci√≥n vigente se√Īalaba que Hurac√°n perd√≠a el partido, por ende, la categor√≠a. Pero la burla estaba consumada. Hurac√°n ten√≠a tres votos en la mesa de AFA y los hizo valer. El Tribunal de Faltas decidi√≥ que el partido deb√≠a jugarse nuevamente.¬†

El 16 de febrero de 1950 se jugó el cuarto partido. En el estadio de River Plate, Huracán ganaba 3 a 2 hasta que promediando el segundo tiempo, el árbitro austriaco Wally Muller no cobró un penal evidente a favor del equipo del sur. En la jugada siguiente, cobró uno muy discutido a favor de los muchachos de Parque de los Patricios.

Los futbolistas granates realizaron una sentada. No dejaron ejecutar la pena m√°xima. El √°rbitro suspendi√≥ el partido. D√≠as despu√©s, el¬†mismo Tribunal que ante similar situaci√≥n fall√≥ a favor de Hurac√°n, esta vez dio por perdido el partido a Lan√ļs.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios