«En el puesto de los bobos, yo soy el más vivo»

2304

Declaración de Hugo Orlando Gatti, en el mejor momento de su campaña en Boca Juniors.

El saber popular dice que el arco es para los gorditos o pataduras. Lo cierto es que es el puesto de los locos y solitarios, Gatti supo venderse muy bien. A su clásica vincha y buzos llamativos, se sumó un estilo que mezcló la anticipación de Amadeo Carrizo y los reflejos de Néstor Errea.

El Loco fue una marca registrada de nuestro fútbol desde su debut en 1962 – defendiendo los palos de Atlanta -, hasta su traumática salida de Boca Juniors en 1988. Tuvo momentos excepcionales. También de las otras, en las cuales los goles bobos eran una realidad. 

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios