TALENTO ROSARIGASINO

1716

Por Carlos Aira (@carlosaira11)

 

Rosario. Cuna de cracks. Cada fin de semana, un joven nacido en el barrio La Bajada asombra al mundo. Lionel Messi, fen贸meno del Siglo XXI. Rosarino de alma y coraz贸n. 驴Pero ese talento naci贸 por generaci贸n espont谩nea? Cuesta creerlo鈥

Gabino Sosa. "El Payador de la Redonda". Ferroviario, gambeteador. El primer talento rosarino de excepci贸n.
Gabino Sosa. 芦El Payador de la Redonda禄. Ferroviario, gambeteador. El primer talento rosarino de excepci贸n.

Existe una escuela. Un estilo de juego que naci贸 a orillas del Paran谩 con el primer partido de f煤tbol. Lionel es la continuidad hist贸rica de una serie de talentos sin par. El primero de ellos fue Gabino Sosa. Un reo de aquellos. Ferroviario, durante casi un cuarto de siglo, entre 1916 y 1939 visti贸 con un talento sin par la camisa de Central C贸rdoba de Rosario. En 1923, cuando le convirti贸 un gol de antolog铆a al Plymouth brit谩nico de gira por nuestro pa铆s, fue El Payador de la Redonda. Campe贸n con los Charr煤as de la Copa Beccar Varela 1933, fue un monstruo de su tiempo, que no fue m谩s grande porque decidi贸 no jugar en el profesionalismo porte帽o.

 

 

A帽o 1935. El crack que se iba y el pibe que descollaba. Gabino junto a Vicente de la Mata. Capote. Un crack de todos los tiempos.
A帽o 1935. El crack que se iba y el pibe que descollaba. Gabino junto a Vicente de la Mata. Capote. Un crack de todos los tiempos.

La continuidad gen茅tica del talento fue con la misma camisa azul con bolsillo rojo. En su ocaso, Gabino transfiri贸 el mandato hist贸rico a un pibe llamado Vicente De la Mata. Jug贸 poco en Rosario. Con s贸lo 19 a帽os fue transferido a Independiente. En Avellaneda proyect贸 su talento sin par. Vicente fue un gambeteador compulsivo. El 12 de octubre de 1939 fue su tarde dorada. Autor de un gol para todos los tiempos. River e Independiente se med铆an en el Monumental, y De la Mata gambete贸 futbolistas rivales desde antes de mitad de cancha. La hinchada enloquec铆a con s贸lo verlo. Cantaba: 鈥溌緼 d贸nde va la gente? 隆A ver a Don Vicente!鈥. Ya veterano peg贸 la vuelta al pago y jug贸 un par de temporadas en Newell麓s Old Boys.

En los fecundos a帽os cuarentas, dos rosarinos coparon la escena. Fueron Ren茅 Pontoni y Rinaldo Martino. Pontoni, si bien nacido en Santa Fe, mostr贸 en Newell麓s todo su arsenal de recursos y talento. Martino, Mamucho para la hinchada, era d煤ctil y genial. No lleg贸 a jugar en la primera de ning煤n club de su ciudad. En 1941 fue transferido de Belgrano de Rosario a San Lorenzo. All铆 se encontr贸 con Pontoni, donde hicieron historia por a帽os.

Una tarde, el autor de 茅ste art铆culo le pregunt贸 a Federico Sacchi: "Maestro, 驴Es cierto que usted jam谩s dio mal un pase?". La respuesta fue antol贸gica: "En Rosario la gente miente mucho..."
Una tarde, el autor de 茅ste art铆culo le pregunt贸 a Federico Sacchi: 芦Maestro, 驴Es cierto que usted jam谩s dio mal un pase?禄. La respuesta fue antol贸gica: 芦En Rosario la gente miente mucho…禄

Con los a帽os, otro enorme talento surgi贸 de las entra帽as del f煤tbol rosarino. Un talento curioso, porque defender con clase y elegancia es para pocos. A fines de los cincuentas, un rubio llamado Federico Sacchi llamaba la atenci贸n de aquellos que los s谩bados se acercaban a ver los partidos de Tiro Federal. Su estampa de actor de cine, alto, rubio, siempre impecable ten铆a parang贸n en su juego: exquisito. Luego brill贸 con luz propia durante a帽os con la camiseta del Racing Club.

Tom谩s Felipe Carlovich es el gran mito del f煤tbol argentino. Debut贸 en Rosario Central en 1969. Jug贸 muy poco con la camiseta auriazul. Tan s贸lo un par de partidos. Luego de un breve paso por Flandria, lleg贸 a Central C贸rdoba de Rosario. Su estampa era singular. Su andar desgarbado, su altura, y sobre todo su barba de d铆as, eran sus se帽as de identidad.

La noche que naci贸 la leyenda Carlovich. El lungo de Central C贸rdoba (segundo parado desde la derecha), en s贸lo un tiempo bail贸 a todo el equipo argentino. El rey del ca帽o de ida y vuelta.
La noche que naci贸 la leyenda Carlovich. El lungo de Central C贸rdoba (segundo parado desde la derecha), en s贸lo un tiempo bail贸 a todo el equipo argentino. El rey del ca帽o de ida y vuelta.

El Trinche, como lo conoc铆an en el Barrio Tablada, tuvo su noche de gloria el mi茅rcoles 17 de abril de 1974. Amistoso entre un combinado rosarino y el seleccionado nacional, previo al Mundial de Alemania Occidental. Era un gran momento del f煤tbol rosarino, con Central y Newell麓s peleando por el t铆tulo. El combinado local ten铆a a los mejores valores de ambos clubes y a Carlovich, jugador de Primera C. El Trinche jug贸 s贸lo los primeros 45 minutos. Fue tan brillante su actuaci贸n 鈥 que finaliz贸 con un parcial de 3-0 a favor de su equipo 鈥 que en el entretiempo, Vladislao Cap, entrenador del seleccionado le pidi贸 a Juan Carlos Montes un poco de clemencia sacando a ese loco que hac铆a delirar los hinchas con sus m铆ticos ca帽os de ida y vuelta.

Gerardo Martino fue un mediocampista tan fino como criterioso. Vital en los ciclos exitosos de Jos茅 Yudica y Marcelo Bielsa.
Gerardo Martino fue un mediocampista tan fino como criterioso. Vital en los ciclos exitosos de Jos茅 Yudica y Marcelo Bielsa.

Los a帽os ochentas fueron rosarinos. Tiempos de habilidosos. La m谩quina que fue el Ferro Carril Oeste dirigido por Carlos Griguol tuvo en la zurda de Oscar Rom谩n Acosta la cuota de imaginaci贸n y talento. Ni hablar de dos grandes en serio: Omar Palma y Gerardo Martino, sobrino del viejo Mamucho. El Negro y el Tata fueron s铆mbolos por a帽os de las dos camisetas que despiertan las mayores pasiones en Rosario.

Muchos jugadores, que si bien fueron brillantes, no estuvieron a la altura de cracks. Julio Libonatti fue el primer argentino en probar suerte por Europa. Marc贸 el gol decisivo en el Sudamericano de 1921 ante Uruguay. Eso llam贸 la atenci贸n de los dirigentes del Torino de Italia. Ya en Italia se convirti贸 en un goleador temible siendo a煤n hoy, uno de los m谩ximos goleadores hist贸ricos del Toro.聽 En Central se lo recuerda a Waldino Aguirre.

El Torito fue un delantero fenomenal. 脥dolo en los a帽os cuarentas. Genio e irreverente. Alguna vez, luego de convertirle un gol a Newell麓s, enfrent贸 a la copetuda platea femenina 帽ulista y festej贸 su conquista mostr谩ndole sus peludos test铆culos. El Torito fue asesinado una fr铆a noche de octubre de 1977 en una espantosa comisar铆a rosarina. La vida no lo hab铆a tratado bien鈥

Jos茅 Omar Pastoriza fue otro rosarino tapado. Figura gigante de nuestro f煤tbol, al igual que C茅sar Luis Menotti. El Flaco era tan lento como talentoso. Un n煤mero diez larguirucho que le pegaba incre铆blemente fuerte y bien a la pelota.

Lio Messi. Rosarino de pura cepa. Continuador de un linaje futbolero 煤nico en el mundo. 驴Europeo? Ni a palos, rosarigasino al mango.
Lio Messi. Rosarino de pura cepa. Continuador de un linaje futbolero 煤nico en el mundo. 驴Europeo? Ni a palos, rosarigasino al mango.

No podemos omitir a una familia rosarina de pura cepa: los Solari. Son cuatro generaciones de futbolistas que en diferentes 茅pocas lograron t铆tulos y trascendencia. Jorge, junto a su hermano Eduardo, fundaron el club Renato Cesarini de Rosario, cuna de grandes jugadores, como Javier Mascherano, santo y se帽a del seleccionado argentino en las 煤ltimas copas del mundo, abanderado del orgullo y el amor propio. Seleccionados en los cuales comparti贸 equipo con otros dos talentos surgidos en las entra帽as de los grandes rosarinos, como Maxi Rodr铆guez y 脕ngel Di Mar铆a.

El talento de Lionel Messi no surgi贸 en 茅l por generaci贸n espont谩nea. Es el continuador hist贸rico de una l铆nea de juego que nos enorgullece.

 

Comentarios

comentarios