Esc√°ndalo en Brasil-Argentina: una gran puesta en escena a la altura de Jair Bolsonaro

83

In√©dito: el cl√°sico fue suspendido cuando autoridades sanitarias brasile√Īas frenaron el partido. ¬ŅQue se esconde detr√°s de esto?

Por Carlos Aira (@carlosaira11)

 

Lo que se vio fue incre√≠ble. Cuando se jugaban cinco minutos de juego irrumpieron dentro del campo de juego cuatro fiscales de¬†ANVISA¬†(Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria). Frenaron el partido, y uno de ellos, con un acta en la mano, exigi√≥ que los futbolistas Giovani Lo Celso, Dibu Mart√≠nez, Cuti Romero y Emiliano Buend√≠a ‚Äď los cuatro con residencia en Inglaterra ‚Äď deb√≠an salir inmediatamente de la cancha y ser¬†deportados¬†por infringir las regulaciones sanitarias brasile√Īas.

Los fiscales denunciaron que los cuatro futbolistas hab√≠an omitido su presencia en el Reino Unido en los √ļltimos 14 d√≠as. La Selecci√≥n decidi√≥ dejar el campo de juego luego de largos minutos de discusi√≥n. Pero,¬†¬ŅQu√© podemos presumir que hay detr√°s de todo esto?¬†

 

ESCALADA DE SUCESOS

La situaci√≥n, desde un primer momento, estuvo mal barajada. Este partido ante Brasil debi√≥ disputarse en marzo pasado, pero la negativa de las federaciones europeas a dejar ir a los jugadores ‚Äď aduciendo una posterior cuarentena ‚Äď motiv√≥ que CONMEBOL postergara la doble jornada. En los √ļltimos d√≠as sucedi√≥ algo similar. La Federaci√≥n Britanica fue la primera en poner el grito en el cielo. Siguieron espa√Īoles, italianos y franceses.¬†Comenz√≥ una s√≥rdida disputa entre FIFA y las poderosas ligas europeas. Reglamentariamente, los futbol√≠stas convocados deben viajar hacia Am√©rica. La Liga Espa√Īola present√≥ un recurso judicial, pero el 29 de agosto pasado, el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) no dio lugar al pedido de no extender a tres d√≠as adicionales la fecha FIFA¬†por la excepcionalidad de una triple jornada eliminatoria.

Pero hubo una decisi√≥n relevante: los futbolistas argentinos ‚Äď a diferencia de la gran mayor√≠a de los jugadores ‚Ästdecidieron venir a disputar la triple jornada continental.

Luego de vencer 3 a 1 a Venezuela en Caracas, el viernes pasado la delegación argentina viajó hacia San Pablo. La ventana sanitaria aprobada por FIFA permite 72 horas dentro del territorio. La estrategia trazada por AFA era viajar a Buenos Aires apenas finalizado el partido ante Brasil. La delegación ingresó cumpliendo todos los tramites migratorios de rigor, incluídos los sanitarios exigidos por ANVISA. Pero el sábado por la noche, una noticia sacudió la concentración en el Hotel Marriot del aeropuerto de Garulhos: ANSIVA había abierto una investigación sobre Giovani Lo Celso, Cristian Romero, Emiliano Martínez y Emiliano Buendía. Es decir, los cuatro futbolistas que participan de la Premier League de Inglaterra.

Se los acus√≥ de ingresar a Brasil¬† sin haber especificado en su declaraci√≥n jurada que en los √ļltimos 14 d√≠as hab√≠an estado en Inglaterra. Por disposici√≥n sanitaria local, los pasajeros que en las √ļltimas dos semanas hayan estado en el Reino Unido, Sud√°frica o India, deben cumplir una cuarentena de 14 d√≠as.

Pero claro, hay un dato para tener en cuenta: los futbolistas afectados a selecciones FIFA no son viajeros comunes ya que están afectados a un protocolo sanitario firmado por FIFA, CONMEBOL y las autoridades de Brasil. Fue el dato que permitió la realización de la Copa América en julio pasado. Por esta razón, tampoco cumplen cuarentena los futbolistas de otros paises que vienen al territorio argentino.

Cuesta creer la situación. Al ingresar a cualquier país, las autoridades migratorias tienen las herramientas para trazar su procedencia. Si Brasil consideraba que los futbolistas llegaban desde una zona de riesgo sanitario (Reino Unido), podrían haber actuado en el mismo momento. Es más, los jugadores pudieron se notificados por ANSIVA en el mismo estadio antes del partido. Pero no, se premeditó el comienzo del mismo para una puesta en escena sanitaria.

 

BOLSONARO Y UN PAIS CONVULSIONADO

ANVISA es un brazo operativo del gobierno de Jair Bolsonaro. Al frente del mismo se encuentra el¬†contraalmirante Antonio Barra Torres.¬†Por lo tanto, lo que se vio¬†no fue un suceso deportivo o sanitario. Indudablemente, la¬†Operaci√≥n Corinthians Arena¬†se perge√Ī√≥ desde las altas esferas de poder en un momento¬†muy delicado de la vida pol√≠tica brasile√Īa.

Tan delicado, que el propio diario La Naci√≥n, en su edici√≥n del domingo, remarc√≥ ‚ÄúCrece la preocupaci√≥n entre distintos sectores de qu√© Bolsonaro se lance a una aventura autoritaria; sus seguidores convocaron a marchas en 60 ciudades el martes, Dia de la Independencia‚Äú. La econom√≠a brasile√Īa est√° transitando su peor momento en los √ļltimos veinte a√Īos. La crisis energ√©tica es una realidad palpable. Pero detr√°s de la convocatoria, una realidad: el pr√≥ximo martes, cuando se cumplan 199 a√Īos del Grito de Ipiranga,¬†Bolsonaro quiere un clamor popular para legitimar su enfrentamiento con el Supremo Titular Federal.

‚ÄúIncl√≠nese ante la Constituci√≥n, respete nuestra libertad, entienda que ustedes dos est√°n en el camino equivocado porque siempre hay tiempo para redimirse‚ÄĚ, expres√≥ Bolsonaro, aludiendo a Alexandre De Moraes y a Lu√≠s Roberto Barroso, presidente del Tribunal Superior Electoral. ‚ÄúEl mandato que le den ustedes, pueblo brasile√Īo, en las calles el pr√≥ximo martes, ser√° un¬†ultim√°tum¬†para esas dos personas‚ÄĚ.

Analistas internacionales entienden que un éxito de las convocatorias del martes llevarían a Brasil hacia una espiral de autoritarismo sin precedentes. En ese marco, Brasil-Argentina fue un engranaje más de un complejo tablero político. El del nacionalismo rancio.

El senador¬†Flavio Bolsonaro, hijo del presidente, levant√≥ a sus tribunas con un twitt tras otro:¬†‚ÄúLos argentinos jugaron malas pasadas.Sab√≠an que estaban infringiendo la ley brasile√Īa, impidieron que Anvisa se fijara en ellos y, por la fuerza, escalaron los cuatro que vinieron de Inglaterra. La Polic√≠a Federal tiene que investigar qui√©n no actu√≥ antes del partido y la Argentina deber√≠a ser severamente castigada‚ÄĚ.

Para embarrar m√°s la situaci√≥n, se difundi√≥ un¬†supuesto aviso¬†de las autoridades sanitarias brasile√Īas por el cual el futbolista Giovani Lo Celso estaba notificado de su situaci√≥n. Tan burda es la operaci√≥n que la misma no tiene la firma del futbolista (¬ŅC√≥mo va a estar notificado?) y est√° fechada el 5 de agosto‚Ķ

 

¬ŅY AHORA QUE PASA?

La Selecci√≥n Argentina, inclu√≠dos los cuatro jugadores de la pol√©mica, ya dejaron Brasil. El pr√≥ximo jueves deber√°n enfrentar a Bolivia en el estadio Monumental. ¬ŅContin√ļa el partido?¬†La pelota la tiene FIFA. M√°s precisamente, la¬†Unidad Disciplinaria de FIFA. Para la Federaci√≥n Internacional, AFA cumpli√≥ con todos los protocolos sanitarios.¬†Estaban habilitados para jugar. Hay que remarcar un concepto:¬†Argentina jam√°s rompi√≥ la burbuja sanitaria aprobada por el gobierno brasile√Īo.¬†

La pista inglesa para comprender la zancadilla: Brasil tiene ocho jugadores, habitualmente convocados, en la Premier League. Seg√ļn ANVISA estaban en condiciones de jugar (los 14 d√≠as previos en el Reino Unido no corren para ellos por ser ciudadanos brasile√Īos). Por ende,¬†es extra√Īo que no hayan sido convocados.

La AFA tan s√≥lo despleg√≥ un comunicado lamentando la situaci√≥n. El √ļnico funcionario que hizo una gesti√≥n p√ļblica fue el embajador Daniel Scioli.

Por su parte,¬†Lionel Scaloni¬†habl√≥ luego de la suspensi√≥n del partido. El santafesino declar√≥: ‚ÄúVengo para que se entere nuestro pa√≠s lo que ha sucedido, ac√° no busco ning√ļn culpable, pero es muy triste lo que acaba de suceder, porque si pas√≥ o no algo no era el momento para hacerlo y nos pone muy tristes‚ÄĚ, indic√≥.

‚ÄúEn ning√ļn momento se nos avis√≥ que no pod√≠an jugar el partido, el delegado de Conmebol nos dijo que nos vayamos al vestuario y no tengo mucho m√°s para decir. Nosotros somos los damnificados, nosotros quer√≠amos jugar al igual que los jugadores de Brasil‚ÄĚ, remarc√≥.

Y complet√≥: ‚ÄúTendr√≠a que haber sido una fiesta, disfrutar de uno de los partidos m√°s lindos del mundo, no sabr√≠a qu√© palabra utilizar, yo como entrenador tengo que defender a mis jugadores, y como quer√≠an deportarlos, no hab√≠a ninguna chance‚ÄĚ.

 

(*) Periodista. Conductor de Abrí la Cancha (Lunes a viernes de 13.00 a 13.30 y 20 a 21hs)

Comentarios

comentarios