Pedro Catalano: memorias desde el arco de Deportivo Espa√Īol

81

Defendi√≥ la meta de Deportivo Espa√Īol entre 1976 y 1994, tiempos en los cuales derrot√≥ a los grandes y pele√≥ campeonatos. Due√Īo del r√©cord de partidos consecutivos en Primera (333), entrevistado por Abr√≠ la Cancha, habl√≥ de frente sobre R√≠os Seoane, AFA, la incentivaci√≥n y su amor por el club del Bajo Flores.

Por Carlos Aira

 

La carrera de Pedro Catalano (Lan√ļs, 29 de diciembre de 1951)¬†fue extensa y silenciosa. Desde su aparici√≥n en Villa D√°lmine en 1975, el Holanda de la C, pasando por los 18 a√Īos en Deportivo Espa√Īol, hasta su retiro, defendiendo la meta de Arsenal de Sarand√≠ en 1996. En Abr√≠ la Cancha record√≥ sus dif√≠ciles comienzos. Su arribo a Deportivo Espa√Īol. La controversial figura de Francisco R√≠os Seoane y los tiempos en los cuales Espa√Īol era el equipo m√°s complicado de la Primera Divisi√≥n del f√ļtbol argentino.

 

SUS INICIOS: ¬ęMi caso fue at√≠pico. Comenc√© en el f√ļtbol de AFA con casi 23 a√Īos, en Villa D√°lmine. Fue un cambio rotundo en mi vida porque yo era t√©cnico mec√°nico y trabajaba de supervisor en una metal√ļrgica. Se me cruz√≥ en el camino el f√ļtbol, que si bien era profesional, era la Primera C. Ten√≠a m√°s que perder que ganar. Al principio yo cre√≠ que no val√≠a la pena y no estaba convencido porque era un arquero amateur. Pero siguieron insistiendo desde Villa D√°lmine. Me probaron meses jugando en reserva de contrabando, haci√©ndome ingresar en los segundos tiempos. Me evaluaron unos cuantos partidos y finalmente me ofrecieron contrato profesional. A√Īo 1974″.

 

Villa D√°lmine 1975. La inconfundible figura de Pedro Catalano.

VILLA DALMINE: ¬ęFirm√© contrato profesional con Villa D√°lmine, un gran equipo que pas√≥ a la historia como el ¬ęHolanda de la C¬ę. A√Īo 1975. Una excelente campa√Īa pero a mi me liquidaba el viaje de Lan√ļs hasta Campana. Un viaje devastador en colectivo, tren, subte, y a veces, haciendo dedo hasta la cancha. A pesar que el equipo ascendi√≥ a Primera B, rescind√≠ contrato ante la oferta de Deportivo Espa√Īol. Yo segu√≠a trabajando por las ma√Īanas. Me levantaba 4:30 y a las 6:00 entraba a trabajar. Sal√≠a a las 14:00 y de all√≠ ten√≠a que ir a entrenar a Campana para volver a casa a las 22:00. Yo no era el jugador de alto rendimiento que fui con los a√Īos pero segu√≠ porque siempre estuve comprometido con lo que hice¬Ľ.

 

A√Īo 1979. Amistoso entre Deportivo Espa√Īol y el Rayo Vallecano. Catalano junto al Potrillo Morena.

DEPORTIVO ESPA√ĎOL EN LA C: ¬ęLlegu√© al club en marzo de 1976. Me sorprendi√≥ el predio: era inmenso pero estaba despoblado. Aun no estaba el estadio. S√≥lo hab√≠a dos o tres canchas auxiliares, √°rboles y una pileta ri√Ī√≥n. Hasta que en 1978 apareci√≥ en el club Francisco R√≠os Seoane y ah√≠ comenz√≥ otra historia. En 1979 ganamos el campeonato de Primera C; en 1981, se inaugur√≥ el estadio. Un crecimiento vertiginoso: canchas de tenis, pileta ol√≠mpica, ampliaron los vestuarios y el club tom√≥ un empuje impresionante¬Ľ.

 

ANGEL ZUBIETA: ¬ęDon √Āngel nos dirigi√≥ en el ascenso de Primera C a la B. Era una gran persona.¬† El vasco era muy paternalista. Nos hablaba como si fuera nuestro padre. Por esas cosas yo lo apreci√© mucho. Una persona muy querida por la gente. Donde iba recib√≠a aplausos y palabras de aliento. Una persona muy querida en el ambiente del f√ļtbol. Lo recuerdo con much√≠simo cari√Īo¬Ľ.

 

Francisco Ríos Seoane

FRANCISCO RIOS SEOANE:¬† ¬ęNo ten√≠a filtro. R√≠os hablaba lo que otros callaban. Te dec√≠a la realidad cuando otros miraban para otro lado. Una persona que al principio tuvimos algunos roces porque ven√≠a del gremio gastron√≥mico y se encontr√≥ con otras cuestiones propias del f√ļtbol. Pero despu√©s fue amado y odiado de la misma manera. Sin dudas, R√≠os Seoane fue el hacedor de todo lo que fue Deportivo Espa√Īol. Con sus contactos, el jugador ten√≠a todo lo que necesitaba, sobre todo si era un problema familiar. El hac√≠a todo para que juguemos tranquilos y pensemos en el f√ļtbol. Alguna vez le dije que era el mal necesario de Deportivo Espa√Īol. Yo tengo un gran recuerdo de √©l porque a mi me ayud√≥ siempre y yo le respond√≠ como profesional¬Ľ.

¬ęR√≠os hablaba de incentivos cuando todos dec√≠an que no exist√≠an. Todos eran unos mentirosos porque siempre existieron los incentivos. R√≠os gener√≥ escozor en otros dirigentes. Si ten√≠a que pelearse delante de cualquiera lo hac√≠a siempre de frente y en forma clarita. Despu√©s tuvo sus problemas con la justicia, involucrado en la causa del asesinato de Torres, un dirigente del club. Luego, la justicia lo sobresey√≥ pero ah√≠ se cerr√≥ su cap√≠tulo¬Ľ.

 

 

Deportivo Espa√Īol campe√≥n de Primera B 1984.

DEPORTIVO ESPA√ĎOL, CAMPE√ďN 1984: ‚ÄúSacamos el 86% de los puntos en la temporada.¬†Le sacamos 16 puntos a Racing, en su primera temporada en la B.¬†Pero vale recordar que en 1983 casi descendemos. Tuvimos que jugar un desempate ante Central C√≥rdoba de Rosario en cancha de Sarmiento de Jun√≠n. Termin√≥ 1 a 1 y ganamos por penales y mantuvimos la categor√≠a. En 1984 hab√≠a que hacer much√≠simos puntos para zafar del descenso y fue ah√≠ que el club arregl√≥ la llegada de¬†Oscar L√≥pez y Oscar Caballero¬†que nos dieron una impronta distinta al club.¬†Hubo una depuraci√≥n profunda del plantel, cuerpo m√©dico y utiler√≠a. Hasta se cambi√≥ la indumentaria. Yo me quer√≠a ir pero ellos no me dejaron ir. Llegaron muchos jugadores nuevos. Armaron un equipo para sumar muchos puntos y a medida que el equipo empez√≥ a ganar y mostrarse s√≥lido,¬†comenzamos a olvidarnos del promedio del descenso‚Äú.

‚ÄúGanamos el campeonato en cancha de Atlanta contra Defensores de Belgrano. Esa misma noche,¬†los dos entrenadores se fueron de vacaciones a Europa con cuatro fechas por delante. Era el regalo de R√≠os Seoane por el campeonato. Algo hoy incre√≠ble‚ÄĚ.

 

 

Deportivo Espa√Īol 1988.

ESPA√ĎOL, LA SENSACION DE PRIMERA DIVISI√ďN: ‚ÄúEspa√Īol siempre tuvo una misma base de jugadores por eso¬†los t√©cnicos se adaptaban a nosotros. Tambi√©n los jugadores de inferiores, como Pablo Michelini, Nelson Agoglia o Fuentes. Ellos escuchaban y entraban en el grupo. Hoy, tal vez es m√°s dif√≠cil porque los chicos no escuchan tanto.¬†El equipo sab√≠a el libreto de memoria. La primera temporada fue clave porque sumamos un mont√≥n de puntos. Quedamos terceros por diferencia de gol. Las primeras diez fechas nos mantuvimos invictos con resultados b√°rbaros.¬†Un equipo s√≥lido y de hombres que sab√≠a lo que quer√≠a‚Äú.

 

ARBITRAJES Y OTRAS YERBAS: ‚Äú√ćntimamente,¬†nunca so√Ī√© con ganar un campeonato. Ve√≠a tantas cosas¬†alrededor de los arbitrajes‚Ķ El ejemplo m√°s claro fue el¬†ingreso a la Copa Libertadores de 1989. Las grandes empresas no quer√≠an que Espa√Īol no jugara la Libertadores. Pas√≥ lo que pas√≥ con Navarro Montoya en cancha de Racing¬†porque al club de Avellaneda le conven√≠a jugar contra Boca dos partidos de copa que ante nosotros. ¬ŅTe imagin√°s lo que es vender TV con Espa√Īol? A nosotros nos dol√≠a mucho porque esas diferencias las not√°bamos. Esa fecha, la de Navarro Montoya, nosotros fuimos a jugar contra Argentinos Juniors en Ferro y el √°rbitro nos anul√≥ cuatro goles.¬†No ten√≠amos forma de ganar‚Äú.

 

BOMBONERA, DICIEMBRE DE 1992: ‚ÄúJugu√© dos veces con la Bombonera repleta. La primera en 1982, cuando San Lorenzo se pudo consagrar campe√≥n contra nosotros; la otra, aquella tarde-noche de diciembre de 1992. Esa tarde, Boca pod√≠a consagrarse campe√≥n luego de once a√Īos. Nosotros¬†ven√≠amos de una racha larga sin convertir goles pero no est√°bamos jugando mal.¬†Aquella tarde fuimos a jugar el partido con mucha tranquilidad con un libreto que sab√≠amos de memoria. Esa tarde el equipo sorprendi√≥ porque a los pocos minutos gan√°bamos 2 a 0. Nadie daba cr√©dito de lo que pasaba a Boca y terminamos ganando 3 a 2‚Ä≥.

 

 

DEPORTIVO ESPA√ĎOL HOY: ‚ÄúDesde 2011 estoy trabajando en el club, hoy como coordinador de juveniles. No hay d√≠a que no camine este club y no me produzca mucho dolor ver nuestro club porque nada volver√° a ser lo que fue. Nadie ayud√≥ a Deportivo Espa√Īol. Los dirigentes hicieron las cosas mal pero al club le pasaron factura por la huelga de jugadores de 1997. Nadie ayud√≥ a Espa√Īol cuando todos los clubes los ayudaron. Espa√Īol qued√≥ en la lona y fue a la quiebra. La Corporaci√≥n Buenos Aires Sur compr√≥ las instalaciones, se firm√≥ un comodato por diez a√Īos y despu√©s nos sacaron casi todo el terreno. Hoy no tenemos gimnasio, ni pileta ni otras actividades. Me causa mucho dolor cuando transit√© los a√Īos 80s y 90s cuando en esta cancha enfrent√© a los mejores jugadores del pa√≠s. Me causa mucho dolor ver el club con el club as√≠‚ÄĚ.

 

(*) Periodista. Conductor de Abrí la Cancha (Lunes a viernes, de 20 a 21hs. Domingos, de 23 a 00hs).

Comentarios

comentarios