Historias negras: Cuando Atlanta quiso sobornar futbolistas de Chaco for Ever.

2906
Chaco for Ever 1973. Atilano Gonz√°lez es el primero de los parados. Fretes, el cuarto. El arquero Villanueva est√° agachado. Protagonistas de olvidado affaire que tuvo al ascendente Atlanta del otro lado del mostrador.

Por Carlos Aira (@carlosaira11)

Una historia, tan curiosa como olvidada. Sucedi√≥ en medio del Nacional 1973. Atlanta y Chaco For Ever compartieron el Grupo B de aquel campeonato. Dos clubes no solo distanciados geogr√°ficamente, sino tambi√©n en sus realidades:¬†los bohemios eran la gran revelaci√≥n del campeonato. Un equipo s√≥lido que se sab√≠a de memoria:¬†¬†Hugo Carballo; Baby Cort√©s, Pecoraro, Rico y H√©ctor L√≥pez; Ribolzi, Onnis y G√≥mez Voglino; Pappalardo, Rub√©n Cano e Ib√°√Īez. For Ever estaba disputando su segundo torneo nacional en forma irregular.

Por la 10¬ļ fecha, deb√≠an enfrentarse ambos clubes en Resistencia. Partido entresemana. En Villa Crespo se hab√≠an prendido luces de alarma: luego de un arranque notable, el equipo ven√≠a de una derrota en Tucum√°n ante Atl√©tico y una igualdad, llena de dudas, con Sportivo Desamparados en el Kolbowsky. For Ever, la fecha anterior, hab√≠a ca√≠do 1 a 0 ante el gran Hurac√°n de Menotti en el Duc√≥.

Para un sector de la dirigencia bohemia, el partido ante For Ever implicaba un riesgo mayor. En una primera instancia, la dirigencia bohemia consult√≥ a su par forevista si contemplaba la posibilidad que el partido se disputara en Buenos Aires, lo cual fue rechazada. Ese mismo n√ļcleo dirigencial bohemio decidi√≥ necesario comprar voluntades.

El plantel bohemio arrib√≥ al aeropuerto de Corrientes (el de Resistencia estaba en obras de refacci√≥n) y concentr√≥ en la capital contigua a Resistencia. All√≠ viv√≠a Ram√≥n Villanueva, arquero y capit√°n de Chaco For Ever. Con sus 29 a√Īos, seis temporadas en el club, era un referente del equipo. En la tarde del martes 13 de noviembre de 1973 recibi√≥ una llamada telef√≥nica en su domicilio. Le ofrec√≠an tres millones de pesos a repartir para vender el partido. Villanueva qued√≥ en contacto con la voz misteriosa, pero acto seguido se comunic√≥ con Abraham Rabinovich, presidente de Chaco For Ever, explicando la situaci√≥n. El titular forevista aconsej√≥ que invitara al desconocido a su casa y grabara la conversaci√≥n. En la conversaci√≥n, que se hizo p√ļblica, quedaba al descubierto el arreglo: los jugadores Atilano Gonz√°lez (n√ļmero 3) y Marcos Oribe Fretes (n√ļmero 5), deb√≠an estrecharse la mano en el c√≠rculo central. Si esto suced√≠a, el arreglo estaba consumado.

Todo lo que sucedi√≥ en la tarde de aquel mi√©rcoles 14 de noviembre de 1973 fue un compendio de sospechas. El diario Norte de Resistencia hizo p√ļblica la sospecha del entrenador forevista Jos√© Rodolfo Lestani sobre Atilano Gonz√°lez, qui√©n hab√≠a estado conversando con Pipo Rossi, entrenador de Atlanta. Lestani aline√≥ al marcador paraguayo luego que confesara si lo hab√≠an tocado o no. Atilano, al borde del ataque de nervios, expres√≥ que s√≥lo lo hab√≠a llamado para saber si le interesaba pasar a Atlanta la temporada siguiente.

El partido fue un compendio de golpes, fricciones y sospechas. Por ende, no hubo apret√≥n de manos en el c√≠rculo central. Para colmo de males, el √°rbitro Claudio Busca tuvo una actuaci√≥n espantosa. Tan mala que gener√≥ sospechas en la dirigencia local, que en el entretiempo se dirigi√≥ al vestuario para increparlo y exigirle que dirija en forma imparcial. El partido finaliz√≥ igualado 1 a 1, goles de Oscar Palavicino y Horacio Ib√°√Īez.

El jueves 15, el presidente Rabinovich llamó a conferencia de prensa. Lo hizo obligado ante las situaciones vividas los días anteriores. En la misma, hizo escuchar a la prensa la conversación del arquero Villanueva y el misterioso interlocutor. La grabación no tenía caracter de prueba en AFA, por eso Chaco For Ever decidió no realizar la denuncia.

Atlanta clasificó al cuadrangular final junto a Rosario Central, River Plate y San Lorenzo. Nunca los bohemios estuvieron tan cerca de un campeonato de Primera División. Atilano González, en 1975, pasó al Racing Club de Avellaneda.

 

* El agradecimiento a Carlos Ortíz, profundo investigador de la historia forevista, por su ayuda en la investigación de éste artículo.

 

 

Comentarios

comentarios