Rafael Ton | “Por identidad, Gimnasia no cede su estadio a Estudiantes”

1000

Estudiantes de La Plata pidió el estadio de Gimnasia para su partido ante Quilmes. Los socios triperos dijeron no. Pero hay una historia detrás. En 2006 se obligó a Gimnasia dejar su estadio de 60 y 118. Se planteaba la inseguridad del estadio de madera y trasladarse al llamado Estadio Único. Cientos de socios de Gimnasia le dijeron no a la mudanza que resistieron durante años la identidad propia.

En Abrí la Cancha entrevistaron a Rafael Ton. En diálogo con Carlos AIra y Gabriel Fernández, el escritor y periodista platense, expresó las razones históricas por las cuales los hinchas triperos decidieron no ceder su estadio al clásico rival: “No pasa por una cuestión de folklore. No pasa por una bandera que nos insulte en nuestra casa. La historia comenzó años atrás. En 2005, Estudiantes de La Plata estaba muy contento con tener un escenario europeo y dejó su casa. Gimnasia tiene otra identidad, por la cual luchamos desde un principio. Cuando ellos se dieron cuenta que tenían que luchar por lo propio, salieron con banderas del tipo Nosotros solos contra el mundo, cuando fue Gimnasia quién inició la lucha por los terrenos del Bosque. En los últimos tiempos, cuando pelearon por su estadio, ellos tuvieron a TN transmitiendo a Juan Sebastián Verón desde Plaza Moreno, cosa que nunca sucedió con Gimnasia”.

No estamos hablando de insensibilidad por parte de Gimnasia. Estamos hablando de niveles de confianza. Es saber a quien le prestamos dinero, libros o a quién le damos un abrazo. Hace poco tiempo, antes de un clásico nocturno en 60 y 118, hubo una campaña mediática fomentada desde la Comisión Directiva de Estudiantes de La Plata expresando que no se podía jugar en el estadio de Gimnasia por inseguro, chico y peligroso. ¿Ahora no es inseguro, chico y peligroso? ¿Ahora se dan cuenta que sus hinchas no van a Quilmes? ¿Ahora recuerdan que la cancha de Gimnasia sirve?, expresó Rafael Ton.

Ton dio cuenta de la resistencia emprendida por hinchas y socios de Gimnasia por su estadio de 60 y 118: Fue una lucha quijotesca. Se dieron muchas cosas en contra y hubo hinchas de Gimnasia que no tuvieron la claridad de ver lo que pasaría. Pero desde antes de la construcción de ese estadio, Néstor Basile predicó desde Tribuna Gimnasista lo que pasaría si las topadoras derribaban los estadios del Bosque. Basile dijo que si habría un recital o un partido entre grandes en ese estadio, nuestro equipo sería desplazado, que ese estadio nunca sería nuestro. Le decían cavernícola. Y eso finalmente sucedió en 2006. En ese estadio jugaron Racing y Boca, que terminaron corriendo a Gimnasia. En esos días de destierro tomó cuerpo la Logia Tripera y los Centinelas del Bosque. Desde esa conciencia se pudo defender el Bosque, donde surge la identidad popular y solidaria que fue Gimnasia durante toda su historia“. 

CA/GF/RG

Comentarios

comentarios