Sportivo Palermo-Colegiales 1966. La denuncia de los propios compa√Īeros.

1648

¬ŅCuanto p√ļblico hab√≠a en aquella cancha¬†cerca del r√≠o? ¬ŅDoscientas personas? S√°bado 8 de mayo de 1966. Sexta fecha del campeonato de Primera C. Ante el desinter√©s general, jugaban Sportivo Palermo y Colegiales.

Los tricolores eran lideres del campeonato que los tendr√≠a como grandes animadores junto a Estudiantes de Caseros, General Mitre, Liniers y Flandria. Un campeonato que brindaba un √ļnico ascenso a la Primera B y – para alivio de muchos – no ten√≠a descensos.

El partido comenz√≥ con un tempranero gol visitante. Nada para remarcar. Pero cuando finaliz√≥ la primera etapa, casi todos los jugadores locales se metieron r√°pido en el vestuario. Se los ve√≠a nerviosos. Quer√≠an hablar con los directivos del club. ¬ŅQue hab√≠a sucedido? Necesitaban¬†dar cuenta de una situaci√≥n inaudita: denunciar a un propio compa√Īero.¬†

Los muchachos de camiseta azul denunciaban al 2 de su propio equipo, un tal Schiro. Al parecer, este mucho estaba yendo para atr√°s. ¬ŅComo lo sab√≠an? Porque su actuaci√≥n era muy b√°sica y por un se√Īor sentado en la platea

Ese se√Īor era Nicol√°s Ferrara. Un ex delantero que tuvo su momento de gloria entre 1929 y 1932, cuando convirti√≥ muchos goles con la camiseta de San Fernando y Platense. En 1933 viaj√≥ hacia su Italia natal, donde sigui√≥ metiendo goles con las camisetas del Livorno, Napoli e Internazionale. Ya veterano, hab√≠a nacido en 1910, el hombre estaba metido en el mundo del f√ļtbol en forma muy particular: tocaba jugadores a pedido de otros. En la semana se hab√≠a dado una vuelta por Sportivo Palermo. Habl√≥ con Schiro. Sus compa√Īeros lo vieron. Estaba sentado en la platea viendo el partido junto a su hijo adolescente.

De inmediato se efectu√≥ la denuncia policial. Ferrara fue detenido, pero pidi√≥ ser puesto en libertad ya que se encontraba acompa√Īado por su hijo menor de edad. Los dirigentes de Sportivo Palermo accedieron al reclamo. Previamente, la polic√≠a tom√≥ sus datos personales y reclut√≥ unos cuantos testigos acusatorios.

Pasadas las semanas, AFA encontró responsable a Ferrara de soborno. Schiro fue suspendido. Colegiales dejó de ganar partidos. Estudiantes de Caseros fue campeón y ascendió a Primera C.

Una de las tantas historias negras del ascenso, olvidadas por el tiempo.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios