El primer soborno de Banfield

2190

El hist√≥rico Club Atl√©tico Banfield no estuvo entre los equipos que iniciaron el profesionalismo en 1931. En 1937 regres√≥ al f√ļtbol organizado en el campeonato de segunda divisi√≥n. Su actuaci√≥n fue mediocre. Peor¬†fue al a√Īo siguiente cuando finaliz√≥ √ļltimo. Si no descendi√≥ a Tercera Divisi√≥n fue por la decisi√≥n del viejo club Estudiantil Porte√Īo de retirarse del f√ļtbol profesional.

Para 1939 la dirigencia verdiblanca estuvo decidida a ascender a primera división a cualquier precio. El hombre fuerte del club era Florencio Sola, hombre ligado por herencia familiar a negocios vinculados al juego.

El torneo de segunda divisi√≥n brindaba una plaza de ascenso a primera. Era la que dejaba Argentino de Quilmes luego de completar la peor campa√Īa de un equipo en el c√≠rculo superior.

Banfield logr√≥ clasificar al hexagonal final. El 17 de diciembre de 1939 se descubri√≥ que Alberto Torraga, gerente de Banfield, soborn√≥ a Sosa y Villanueva, futbolistas de Barracas Central. El partido se hab√≠a jugado el d√≠a anterior, con victoria banfile√Īa por 3 a 2.

La pena se conoció una vez finalizado el torneo y con el ascenso de Banfield consumado. La misma fueron cinco fechas de suspensión en el próximo torneo de primera división.

Fue el primer hecho de soborno comprobado y penado en el f√ļtbol argentino. Lamentablemente, no ser√° el primero de la instituci√≥n del sur.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

 

Comentarios

comentarios